Inicio La Voz del Pastor Domingo de Ramos, entrada triunfal del Señor a Jerusalén.

Domingo de Ramos, entrada triunfal del Señor a Jerusalén.

por Card. Rubén Salazar Gómez
jesucristo-cruz

Escuchar el relato de la pasión del Señor es una de las experiencias de fe más fuertes más intensas y más profundas

La Cuaresma es un tiempo de preparación, no tiene sentido en sí misma. Celebramos la cuaresma es precisamente porque vamos a celebrar la pascua y entonces la cuaresma nos sirve para que poco a poco vayamos entrando en ese sentido profundo de la pascua de la resurrección del Señor, después de celebrar su muerte. Hoy es Domingo de Ramos, es la entrada triunfal del Señor a Jerusalén. 

Escuchar el relato de la pasión del Señor es una de las experiencias de fe más fuertes más intensas y más profundas, porque es contemplar ese infinito amor de Dios por nosotros, que no solamente quiso hacerse uno de nosotros y por eso nació del seno de la Virgen María sino que quiso compartir toda nuestra condición humana, quiso incluso hacer suya toda la angustia, todo el dolor todo el sufrimiento del ser humano sobre la tierra, quiso incluso hacerse víctima de la injusticia y de la violencia de tal manera que no hay ningún dolor que pueda sufrir un ser humano que el Señor Jesucristo no lo haya asumido totalmente en sí no haya cargado con él al cargar la Cruz cuando nosotros pasamos una y otra de las escenas del relato de la Pasión del Señor, nos damos cuenta hasta dónde puede llegar la injusticia humana pero también nos damos cuenta hasta dónde es posible y esto es lo que nos muestra el Señor Jesucristo, es posible entregarse por amor al servicio de los demás y por lo tanto entregar su vida para que los demás tengan vida. Santo Tomás de aquino dice que leer la Pasión del Señor es como leer todas las virtudes que deben adornar la vida del ser humano porque contemplando al Señor Jesucristo que es condenado injustamente, que es torturado, que es absolutamente vilipendiado de mil formas diferentes, que es llevado al sufrimiento extremo como es el sufrimiento de la crucifixión y de la muerte, nosotros vamos aprendiendo cómo debe ser nuestra existencia humana frente al dolor, frente al sufrimiento, frente a las angustias, frente a todo lo que nos pueda pasar a lo largo de nuestra vida y sobre todo leyendo la pasión nosotros sabemos que la pasión no termina sencillamente la muerte, sino que la muerte es el paso para la vida y por lo tanto entonces se nos permite iluminar
toda nuestra existencia con esa luz que el señor nos da para que podamos hacer que todos los momentos del dolor y del sufrimiento y de muerte que podamos vivir sean transformados ya desde ahora con la luz y la fuerza de La Resurrección.

Yo los invito a que a lo largo de esta semana, Semana Santa seamos capaces de leer muchas veces el relato de la pasión del
Señor. Este año se nos presenta la versión del Evangelio de san Marcos pero también tenemos el relato en el evangelio de
Mateo, en el evangelio de Lucas, el viernes Santo vamos a escuchar el relato de la Pasión en el evangelio de Juan. Hay que leerlo, hay que leer en la liturgia aparece solamente una vez al año la lectura de la Pasión del Señor, qué bueno que podamos aprovechar esta semana y entrar poco a poco ese misterio profundo del dolor que se hace luz, que se hace vida que se hace alegría, permitamos le pidamos al señor que nos permita esa lectura llena de sentido de la Pasión del Señor para que
podamos nosotros sabían leer nuestra existencia, leer nuestra vida con sus dolores y sufrimientos y de esa manera poder vivir con el gozo y la paz que nos da el señor resucitado.

 La bendición de Dios todo poderoso Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca
para siempre amés.

 

 

 

Ayudanos a mantener el proyecto de Misioneros Digitales ¡Vivo!
¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: