Inicio Meditación Diaria Lucas 14,1.7-11

Lucas 14,1.7-11

por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Lucas 14,1.7-11.

Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Ellos lo observaban atentamente.
Y al notar cómo los invitados buscaban los primeros puestos, les dijo esta parábola:
«Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú,
y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: ‘Déjale el sitio’, y así, lleno de vergüenza, tengas que ponerte en el último lugar.
Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio, de manera que cuando llegue el que te invitó, te diga: ‘Amigo, acércate más’, y así quedarás bien delante de todos los invitados.
Porque todo el que ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado».

 

 

Cada vez que visitas a nuestros anunciantes estás ayudando a Misioneros Digitales

 

 

La humildad es tu camino.

1) Lo observaban atentamente: La manera es lo que hace que algo sea positivo o negativo. Ellos miran a Jesús para ver si se manda alguna para así liquidarlo y declararle «game over». Es esta misma manera que vos podés observar a tus cercanos, hay personas que les encanta buscar algo del otro para liquidarlo o sacarle en cara, o guardarlo como cartita de retruque cuando te llegue a decir algo. Por fa, no andes observando para liquidar o condenar si vos y yo también somos pecadores y podemos hacer cosas peores, vos lo sabes.

2) Buscan: Cuántos buscamos ser reconocidos y tener el primer puesto, no podemos buscar honores, que triste cuando vemos cristianos que su anhelo ya no es la santidad o servir, sino más bien ser presidentes de su movimiento o institución o ministro de la eucaristía (para ser vistos en misa de domingo que dan la comunión). Cuántas veces vemos curas que sólo quieren llegar a ser obispos o Papa, les encanta que les digan monseñor. O religiosas que le encanta ser madre superiora o se deprime si no es maestra de novicias. Eso no es de cristiano, eso es de egoistas. Debemos recordar que nuestro llamado es servir y desaparecer. «Hacer las cosas como si Dios no existiera y encomendar las cosas a Dios como si yo no existiera».

3) Los últimos: Es aquí donde Dios nos recuerda que en la vida caminamos para servir y saber que nuestro tesoro es el cielo, aquí en la tierra debemos laburar para llevar almas al cielo y ser hombres y mujeres de bien. Capaz que muchos no se enteren de todo lo bueno que hagamos, pero te aseguro que tu Padre que está en el cielo lo sabe.

 

 

 

 


 

Clic para descargar el audio

 
 
Misioneros Digitales Donaciones
 

Related Articles

1 comentario

Avatar
Raiza noviembre 3, 2018 - 8:12 am

Buenos dias!! muchas gracias por sus predicas, padre Dios lo bendiga

como puede hacer para recibir los audios en whatapps??

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: