Inicio La Voz del Pastor En la epifanía el Señor se manifiesta como el salvador

En la epifanía el Señor se manifiesta como el salvador

por Card. Rubén Salazar Gómez
epifania-del-senor

Este año la fiesta de la epifanía nos cae el 6 de enero, este es un domingo especialmente importante para nuestra fe escuchemos con atención el evangelio.

Lectura del santo evangelio según san Mateo 2, 1-12

Después que nació Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey  Herodes, llegaron a Jerusalén desde el Oriente unos sabios y  preguntaron: «¿Dónde está el rey de los judíos, que acaba de nacer? 

Porque vimos cuando apareció su estrella y venimos a rendirle  homenaje.» 

Cuando el rey Herodes oyó esto, se preocupó mucho, y con él toda  Jerusalén. Entonces reunió a todos los sumos sacerdotes y a los escribas  del pueblo judío, para preguntarles dónde debía nacer el Mesías. 

Ellos le respondieron: «En Belén de Judea, porque así está  consignado en la Escritura por mano del profeta:  Tú, Belén, tierra de Judá, de ningún modo eres la menor de las ciudades de Judá,  pues de ti saldrá un gobernante, 

que será el pastor de mi pueblo Israel’» Entonces Herodes llamó en secreto a los sabios y les pidió que le precisaran la fecha en que había aparecido la estrella. Luego los  mandó a Belén y les dijo: «Vayan y averigüen con exactitud lo  referente al niño. Cuando lo encuentren, vengan a avisarme, para ir  yo también a rendirle homenaje.» 

Con este encargo del rey se pusieron en camino. Y la estrella que  ellos habían visto aparecer, los fue guiando, hasta que al llegar  encima del sitio donde estaba el niño, se detuvo. Al ver la estrella, se 

pusieron muy felices. Y una vez en la casa, vieron al niño con María  su madre, cayeron de rodillas y le rindieron homenaje. 

Luego  abrieron sus cofres y le ofrecieron como regalo oro, incienso y mirra.  y como Dios les indicó en un sueño que no volvieran a donde  Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Palabra del Señor.



Transcripción de La Voz del Pastor 06 de enero de 2019

Cada año, escuchamos el mismo relato, el relato de aquellos reyes que vienen de oriente guiados por una estrella, cargados de regalos y que se encuentran con el niño Jesús, es la fiesta de la manifestación del Señor, como luz de las naciones como luz para todos, y cada uno de los seres humanos, este es un aspecto muy importante de la fiesta de la Navidad, qué celebrábamos hace unos días, porque indudablemente nosotros vamos a comprender claramente cómo es el nacimiento del Señor Jesucristo, ese niño ha nacido en Belén es el salvador de toda la humanidad, de todos los seres humanos y por lo tanto, nosotros como Iglesia, es decir aquellos que lo hemos recibido, que lo aceptamos por la fe, que entramos a formar parte de su pueblo, somos los responsables de que todo el mundo se entere de ese amor de Dios manifestado en Cristo nuestro Señor.

 Epifanía es una palabra griega que significa: manifestación en la epifanía el Señor, se manifiesta como el salvador de todas las naciones, consideremos un poquito qué significa esto, todo ser humano, todo ser humano no hay ninguna excepción, allá en lo profundo de su corazón, anhela ser feliz, eso es algo que el Señor ha puesto en nuestro corazón y que lo tenemos todos y generalmente y esa es la tragedia, no buscamos la felicidad por medios equivocados pensamos que la felicidad está en por ejemplo en la droga o pensamos que la felicidad está en el libertinaje sexual, o pensamos que la felicidad está en tener mucho dinero para poder comprar muchas cosas, o pensamos que la felicidad está en ser muy poderoso para poder manejar las situaciones, no, la felicidad es algo muy

Simple, la felicidad del amor porque así como el Señor ha puesto en nuestro corazón el deseo de ser feliz, así también ha puesto en nuestro corazón el deseo de amar, y de ser amar nos hace descubrir que somos felices, cuando somos amados y amamos por eso el Señor se hizo uno de nosotros, para enseñarnos a amar, contemplándolo a él viéndolo a él vamos a aprender lo que significa amar y por lo tanto vamos a aprender también lo que significa ser feliz y por lo tanto también nosotros tenemos que tomar conciencia de que tenemos que llevar a todos los seres humanos ese mensaje de amor y de felicidad.

 Que el señor nos ha encomendado a nosotros mismos pero para ello tenemos que empezar por nuestro propio corazón, solamente cuando aceptemos de verdad al Señor, cuando nos unamos de verdad, solamente cuando sintamos su amor en nuestro corazón y seamos capaces de amar a los demás, vamos a poder ser sus testigos en el mundo entero.

 La fiesta de la epifanía en la manifestación de Cristo con un salvador de todos pero también de nuestro compromiso como aquellos que tenemos que ser testigos de ese amor, para que todos los seres humanos conozcan a Cristo, puedan ser felices puedan recibir el amor de Dios, dar el amor de Dios y así el día de mañana podamos encontrarnos todos en la casa de Dios.

La bendición de Dios todopoderoso, Padre Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ustedes y permanezca para siempre,  Amén.

Convíértete en Patrocinador de Misioneros Digitales,
Un pequeño aporte mensual tuyo nos ayuda a continuar con nuestra labor.

Misioneros Digitales Donaciones

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: