Inicio MDC Helmut Kohl, padre de la Alemania unificada

Helmut Kohl, padre de la Alemania unificada

por Editor mdc
Helmut Kohl

Helmut Kohl,  político católico padre de la Alemania unificada y uno de los artifices de la unión europea

La prensa se ha llenado de alabanzas y reconocimientos hacia Helmut Kohl al poco de conocerse la triste noticia de su fallecimiento con 87 años a causa de una larga enfermedad.

Políticos, periodistas, obispos y hasta el Papa Francisco han querido rendir un pequeño homenaje a este político alemán. Pero, ¿quién fue el llamado padre la Alemania unificada?

Repasamos su trayectoria política y personal en estos puntos:

1. Por una Alemania europea, no una Europa alemana: 

Dos grandes hitos destacan en la carrera política de Kohl, y es que el padre de la unificación alemana no solo lideró el Gobierno de su país durante y después de la caída del muro de Berlín, sino que propuso una serie de incentivos y medidas liberales que llevaron a Alemania del este -la antigua RDA- de la pobreza a su nivel actual.

El exlíder de Alemania era temeroso de un excesivo control alemán del continente después de la dos guerras mundiales
Pero además fue uno de los impulsó el Tratado de Maastricht y participó en el Tratado de Ámsterdam. La idea de Kohl, como cuenta Felipe González en El País, era una Alemania europa y no una Europa alemana. El exlíder de Alemania era temeroso de un excesivo control alemán del continente después de la dos guerras mundiales.

2. El presidente más longevo de Alemania.

Ostentó el cargo de presidente -primero de la Alemania occidental y después de la unificada- durante 16 años. Llegó al cargo en 1982 tras desbancar a Helmut Schmidt como Canciller después de una moción de confianza. Estuvo hasta 1998, cuando perdió por una abrumadora mayoría del los socialista del SPD.

Kohl, bajo la Puerta de Branderburgo tras la reunificación / Wikimedia
Más allá de sus cargos políticos, Kohl contaba con cientos de reconocimientos por su labor, pero entre ellos los más destacados fueron el Premio Carlomagno, compartido con el presidente francés François Mitterrand, y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

3. Casados, dos hijos, y vuelto a casar.

Con 30 años Kohl se casó con Hannelore Renner, con quién tuvo un feliz matrimonio hasta 2001, cuando ella apareció muerte en el apartamento del matrimonio. Se cree que Renner ingirió una cantidad excesiva de somníferos que tenía que tomar por si extraña fotoalergia, la cual le impedía salir al sol. Además, hace poco salió a la luz que en 1945 fue violada por soldados soviéticos cuando entraron en el este de Alemania.

Con ella tuvo dos hijos Walter Kohl y Peter Kohl. Años más tarde, en 2008, se volvió a casar con Maike Richter, antigua miembro de su partido.

4. Su relación con Juan Pablo II. 

San Juan Pablo II y Helmut Kohl

San Juan Pablo II y Helmut Kohl

Católico de convicciones profundas, mantuvo una sólida relación con San Juan Pablo II, no exenta de momentos difíciles, como la polémica, justo al final de su mandato, sobre el aborto.

También perdió su propuesta de que para realizar un aborto prevaleciese la opinión del médico frente a la de la madre
La primera fue en la reunificación alemana, ya que se impuso la ley más laxa de la RDA sobre el aborto en vez de la que él quería. Más tarde, también perdió su propuesta de que para realizar un aborto prevaleciese la opinión del médico frente a la de la madre, como finalmente ocurrió. Esto le ocasionó algún roce con el Papa, pero en general su relación era bastante buena.

 

 

5. La II Guerra Mundial. 

Kohl fue alistado de forma forzosa como miles de jóvenes alemanes en la Wehrmacht (el ejército regular de la Alemania nazi) pero no llegó a luchar en la II Guerra Mundial debido a su juventud, lo que evitó que muriese como su hermano mayor.

Su breve experiencia sobre la guerra le marcó mucho, lo que se reflejó en sus políticas. En especial en la reunificación alemana, por la que apostó sobremanera por encima del criterio de otros políticos europeos y alemanes, para evitar que sus compatriotas marchasen hacia una URSS apunto de caer. Y la jugada le salió a pedir de boca.

6. La corrupción.

Su estocada final se la dio su ‘niña’ como él la llamaba, la actual canciller Angela Merkel. Los escándalos de financiación ilegal de su partido en el este de Alemania -de petroleras francesas- le hundió hasta que Merkel logró que le echasen como presidente del partido, cargo que ella ocupó poco después.

La relación entre ambos se deterioró -como es lógico- hasta tal punto que Kohl llegó a decir de Merkel, su pupila del este, que era una inútil que no sabía coger bien el cuchillo y el tenedor en la cenas.

«La Iglesia alemana agradece el testimonio cristiano de Helmut Kohl». El Cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Berlín 

Al tener noticia de su fallecimiento, el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Berlín y presidente de la conferencia episcopal germana, afirmó que «la Iglesia alemana agradece el testimonio cristiano de Helmut Kohl»: «Allí donde los valores de la sociedad libre fueron pisoteados, en cualquier lugar del mundo que fuera», añadió Marx, «él hacía campaña por esos valores, y quiso que Europa se moldease conforme a sus creencias cristianas. Fue una constante preocupación suya implantar una economía social de mercado basada en la doctrina social de la Iglesia, y que tuviese como centro al hombre».

Kohl pasará a la historia como el hombre que se empeñó en afrontar, al precio económico y social que fuera, la reunificación entre los alemanes tras la caída del Telón de Acero, y también como un impulsor de la actual Unión Europea.

 

Fuente: 

www.religionenlibertad.com
www.actuall.com  /  
Autor: Pablo González de Castejón

 

Tu Colaboración es importante para ayudarnos a mantener esta página

¡Que Dios te bendiga!  

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: