Inicio Familia Yo no trabajo para darte todo lo que quieres, hijo mío

Yo no trabajo para darte todo lo que quieres, hijo mío

por Editor mdc
Familia

No sería positivo para ti conseguir todo así, tan fácilmente, pues te quitaría el poder transformador de las adversidades

No, yo no trabajo para darte todo lo que quieres. No sería justo contigo. No sería bueno para ti. Darte el poder de conseguir “todo” lo que quieres (hablando de bienes materiales) sería una forma de dejarte siempre insatisfecho con lo que tienes. Una forma de vaciarte de los valores fundamentales. Sería una forma de engañarte sobre las dificultades de la vida.

Sería injusto porque te quitaría el derecho de sentir esa realización placentera cuando conquistamos cosas que tardaron en conquistarse. Sería injusto porque te transformaría en un individuo lleno de cosas y vacío de experiencias y sensaciones que enriquecen verdaderamente la vida. No sería positivo para ti conseguir todo así, tan fácilmente, pues te quitaría el poder transformador que sólo las adversidades y la capacidad de crear y adaptarse con lo que tenemos traen. Yo no quiero eso para ti.

Sobre todo, trabajar para poder dar todo lo que un niño quiere es en sí una gran inversión de valores. Porque, si nos acercamos, si nos permitimos escuchar lo que el niño realmente quiere, sabríamos que no estamos hablando de cosas.

El niño, en su esencia, no quiere un teléfono, un video juego o muñecas caras. El niño quiere compañía, quiere naturaleza. El niño quiere encontrarse con otros niños. Los niños quieren la lluvia y el paraguas. Quieren el viento, las hojas, las ramas y el lodo. Quieren sumergirse en el mar, cavar en la arena y comer palomitas. El niño quiere historias de miedo, lamer el betún del pastel y jugar al escondite. Quieren estar en brazos y quieren cariño.

Si yo pudiera, trabajaría menos, ahí sí podría darte exactamente todo lo que quieres. Pero esta es otra reflexión que queda para otro día.

Escrito por: Silvia Adrião – Directora pedagógica de la Scuola Italiana Eugenio Montale (SP) y miembro de la Red Brasileña Infância e Consumo. REBRINC

Fuente: es.aleteia.org

Ayudanos a mantener el proyecto de Misioneros Digitales ¡Vivo!
¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

Related Articles

1 comentario

Avatar
José junio 4, 2018 - 8:55 am

Hermoso y digno de compartir. Es un mensaje sin duda inspirado del Cielo. Bendiciones a cada uno de este portal de Dios.

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: