Inicio Papa Francisco Japón: Postales del segundo día

Japón: Postales del segundo día

por Vatican News

La condena al uso de la energía atómica con fines bélicos; una misa en Nagasaki; y una oración ante el monumento de los santos mártires de Nagasaki, algunos de los momentos del segundo día de Francisco en Japón.

El Papa Francisco viaja hasta Nagasaki para presidir la Santa Misa en el Estadio de Béisbol. En su homilía, ha recordado que está en cada uno de nosotros la decisión de “callar, burlar o profetizar”.

Nagasaki. Misa del Papa: “El amor dado por Cristo es capaz de vencer sobre todo odio”

El Papa Francisco sigue en Japón. Este domingo 24 de noviembre, último domingo del año litúrgico y día en el que se celebra la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, el Pontífice se ha desplazado hasta Nagasaki para celebrar en el Estadio de Béisbol la Santa Misa junto a los fieles que lo esperaban.

Durante su homilía, Francisco ha comentado el Evangelio propuesto por la liturgia del día en el que el ladrón, crucificado junto con Jesús, lo reconoció y lo proclamó rey. “Hoy aquí queremos renovar nuestra fe y nuestro compromiso; conocemos bien la historia de nuestras fallas, pecados y limitaciones, al igual que el buen ladrón, pero no queremos que eso sea lo que determine o defina nuestro presente y futuro” ha expresado el Papa y recordando que en el Calvario, muchas voces callaban, tantas otras se burlaban y tan sólo la del ladrón fue capaz de alzarse y defender al inocente sufriente. “Esto fue toda una valiente profesión de fe” ha señalado, explicando que “está en cada uno de nosotros la decisión de callar, burlar o profetizar”.

Papa en Hiroshima: «Inmoral uso y posesión de armas nucleares»

No perder la memoria. Nagasaki ha sufrido y sufre en la actualidad

El Papa también ha hablado de la historia de sufrimiento que arrastra Nagasaki, asegurando que lleva en su alma “una herida difícil de curar” y la cual es signo “del sufrimiento inexplicable de tantos inocentes”: “víctimas atropelladas por las guerras de ayer – dice – pero que siguen sufriendo hoy en esta tercera guerra mundial a pedazos”. En este sentido, el Papa pide no perder la memoria “de lo que significa cargar con el sufrimiento de tantos inocentes”;  tampoco caer “en la atmósfera comodona del grito fácil e indiferente del ‘sálvate a ti mismo’”, pues – añade – “estas tierras experimentaron, como pocas, la capacidad destructora a la que puede llegar el ser humano”.

Ante este recordatorio, el Papa ha exhortado a los fieles presentes a alzar sus voces en una plegaria común por todos aquellos que hoy están sufriendo en su carne este pecado “que clama al cielo”, y “para que cada vez sean más los que, como el buen ladrón, sean capaces de no callar ni burlarse, sino con su voz profetizar un reino de verdad y justicia, de santidad y gracia, de amor y de paz”.

En Nagasaki, el Papa Francisco insta a comprometerse con un mundo sin armas nucleares.

El Papa en Hiroshima: el uso de la energía atómica con fines de guerra es un crimen

Llegó, en el Memorial de la Paz de Hiroshima, la exhortación apremiante y profundamente sentida del Papa Francisco por la paz mundial: en este “lugar símbolo” de sufrimiento a causa de la guerra, el Romano Pontífice evocó la memoria de los tantos hombres y mujeres que cayeron en el abismo de silencio provocado por el fragor ensordecedor de la bomba atómica que arrasó la ciudad en aquella mañana del 6 de agosto de 1945. En este lugar, el Papa invocó la venida del Señor, Príncipe de la Paz.

Con convicción, reitera que el uso de la energía atómica con fines de guerra es hoy más que nunca “un crimen”: un crimen “no sólo contra el hombre y su dignidad sino contra toda posibilidad de futuro en nuestra casa común”.

“El uso de la energía atómica con fines de guerra es inmoral. Como asimismo es inmoral la posesión de las armas atómicas». «Seremos juzgados por esto”, advierte. Y son “las nuevas generaciones”, las que “se levantarán como jueces de nuestra derrota si hemos hablado de la paz, pero no la hemos realizado con nuestras acciones entre los pueblos de la tierra”.

¿Cómo podemos hablar de paz mientras construimos nuevas y formidables armas de guerra? ¿Cómo podemos hablar de paz mientras justificamos determinadas acciones espurias con discursos de discriminación y de odio?

«Levantemos la voz para que la libertad religiosa sea garantizada para todos», exhortó el Pontífice.

El Papa reza ante el Monumento de los mártires japoneses

“Vengo como peregrino a rezar, a confirmar, y también a ser confirmado por la fe de estos hermanos, que con su testimonio y entrega nos señalan el camino”: fue ésta la imagen que dio el Papa Francisco iniciando su saludo en el Monumento de los Mártires de Nagasaki en Nishizaka Hill, lugar en donde fueron justiciados Pablo Miki y 25 compañeros mártires y a donde el pontífice llegó en la mañana del 24 de noviembre para rendirles homenaje. El Santo Padre fue recibido por el director del Museo junto a un sacerdote y un hermano de la comunidad de los Jesuitas. Una familia le entregó un ramo de flores, que el Papa colocó delante del Memorial, encendió una vela que recibió de manos de  un descendiente de los cristianos perseguidos y se recogió en oración.

Memorial de los mártires de Nagasaki .

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: