Inicio 10 Minutos con Jesús 10 Minutos con Jesús. Hoy: Trabajos esenciales

10 Minutos con Jesús. Hoy: Trabajos esenciales

por 10 Minutos con Jesús
Trabajos esenciales

Compartimos esta meditación que difunde el equipo de 10 Minutos con Jesús. El equipo de 10 Minutos con Jesús está conformado por sacerdotes y laicos de EE.UU., México, Inglaterra, España, Colombia, Kenya, Filipinas, que hacen posible que miles de personas de todo el mundo pasen 10 minutos diarios de conversación con Jesús a través de WhatsApp, Spotify, Telegram, Instagram, YouTube, Ivoox, Podcast de Apple, Google Podcast.

Señor mío y Dios mío, creo firmemente que estás aquí que me ves, que me oyes, te adoro con profunda reverencia, te pido perdón de mis pecados y gracia para hacer con fruto este rato de oración, madre mía inmaculada,  san José mi padre y señor, ángel de mi guarda intercede por mí.

Reconocimiento

Bueno ahora que parece que ya empezamos a entrar en la desescalada y en las distintas fases, una de las cosas que síntesis por así decirlo o que me ha hecho reflexionar en esta cuarentena es , la clasificación que ha habido de los distintos tipos de trabajo que se han podido desarrollar o no durante el estado de alarma y demás, porque ha habido unos trabajos que han sido calificados como esenciales y que no pueden parar, y es lógico que haya un tipo de trabajo que haya merecido pues nuestros aplausos a las 8 de la tarde, que son todos esos trabajos que tienen que ver con el servicio y con el cuidado de los demás en concreto con los médicos, ese aplauso como nos animaban.

  En el 10 minutos con Jesús del martes pasado, expresa reconocimiento agradecimiento porque nos damos cuenta de que esos profesionales, médicos, enfermeras, auxiliares, sanitarios ya no sólo están desempeñando su trabajo de una manera profesional por dinero o cumpliendo unos horarios, sino que ya nos están demostrando con hechos que su desempeño es algo vocacional.

Vocación personal

Y de las vocaciones te quería yo hablar en estos 10 minutos con Jesús, porque en este domingo del buen pastor la iglesia lo dedica a rezar por las vocaciones, en oración con Jesús me gustaría hacer un par de reflexiones que nos animaron a pensar en nuestra propia vocación personal, o a planteárnosla, si es el caso si todavía eres más joven y tienes todavía muchas posibilidades abiertas pues para que esto te ayude a pensar, porque el evangelio de la misa de hoy (domingo 03 de mayo) pues, es el del buen pastor te leo un fragmento, “el que entra por la puerta es pastor de las ovejas a este le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz y él va llamando por el nombre a sus ovejas y la saca fuera cuando, ha sacado todas las suyas camina delante de ellas y las ovejas lo siguen porque conocen su voz, a un extraño no lo seguirán sino que huirán de él porque no conocen la voz de los extraños” …

Y este evangelio dice bueno pues es verdad que hoy en día es difícil ver a pastores, porque en la vida en las ciudades las grandes ciudades pues ya no hay pastores, ya no hay rebaños, y podemos pensar que este evangelio pues nos coge un poco de lejos y pienso que tiene mucho que ver con la introducción que hemos hecho sobre los médicos, que el trabajo profesional la vocación profesional, tiene mucho que ver con el amor, pero no hay que trascender el trabajo, sino que lo que yo te quiero poner por delante es que Dios a través de la vocación, que es lo que te va a pedir, pues Dios lo que te va a pedir a través de la vocación concreta que te dé, puede ser que te cases, que seas sacerdote, que ingreses en la vida consagrada, lo que quieras, Dios qué es lo que te va a pedir que cuides a las personas, pero como estamos viendo que están haciéndolo los médicos, las enfermeras auxiliares sanitarios, de un modo vocacional, no ya sólo de un modo profesional, que eso siempre es la primera condición sino de un modo vocacional, con pasión por todas y cada una de las personas, y eso es en el fondo lo que Dios quiere.

“Cuida a mis ovejas”

Me viene a la cabeza ese pasaje, y así de paso encomendamos al Papa Francisco, en el que Jesús está paseando con pedro a solas por la playa, ese es un escena que a mí me encanta meditarlo porque ayuda muchísimo, imaginarte por la playa tú solo con Jesús qué le dirías pues, claro Jesús pues sabe que pedro le ha negado tres veces, y por tres veces le hace una única pregunta, “pedro me amas”, y pedro pues le dice por tres veces que sí, que le ama, y por tres veces Jesús que le dice, bueno pues si dices que me amas lo que tú tienes que hacer es cuidar a mis ovejas, tú tienes que cuidar de la gente, en primer lugar, de mi gente, de la gente que está en la iglesia, de la gente que es tu familia, etcétera, pero en general tú tienes que cuidar de la gente, y esto nos ayuda como a veces quitarnos un poco los clichés, los prejuicios, los miedos que tenemos a la palabra vocación.

Y el Papa en la carta que ha escrito nos dice que esta palabra hay que utilizarla, la vocación, porque siempre vocación a cuidar de las personas, no sólo de un modo profesional sino de un modo vocacional, es decir hasta el final, pues esta es la primera reflexión, y Jesús yo te lo pido con San pedro, pues en el fondo pues hacemos suyas esa jaculatoria, que es tan sencilla, pero tan bonitas, señor tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero, y también podemos añadir siguiendo el hilo de esta reflexión, señor tú sabes que te quiero, tú sabes que quiero querer a tus ovejas, tú sabes que yo quiero querer a esas personas a las que me has ligado de por vida, a esas personas de las que yo, porque tú me lo has pedido, me siento responsable y estoy dispuesto a dar la vida por ellas sean como sean las circunstancias, los médicos en esta cuarentena nos lo han demostrado con hechos, pero no hace falta hacer una cuarentena para actuar para vivir la propia vocación al amor con la misma pasión.


   Jesús te pido que yo sea generoso y que yo amé a las personas y que me des siempre cuenta de que el amor a ti siempre, siempre, siempre me lleva hacia el amor a los demás y además en vocaciones concretas, el matrimonio, el sacerdocio, la vida consagrada.

La carta del Papa sobre la vocación

Te decía que el papá nos ha escrito una carta con la que nos ayuda cómo hacer oración con Jesús sobre la vocación y utiliza cuatro palabras, que son las que vamos a utilizar para seguir nuestra conversación con Jesús, el papa habla del dolor de la gratitud del ánimo y de la alabanza, y me gustaría, porque a mí en general me ayuda que hagamos oración con Jesús, poniendo en forma de preguntas estas cuatro palabras.

¿Qué personas me duelen?

Empezamos con la primera y en la presencia de Jesús, nos podemos preguntar,¿ Jesús a mí qué personas me duelen? porque estába tentado de poner qué cosas me duelen, pero el amor es propio de las personas y cuando hay amor, lo que está claro es que tiene que haber dolor, porque si tú y yo ponemos el corazón en las personas y en primer lugar pues si estás casado, en tu mujer, en tu marido, en tus hijos, y después ya en el resto de la familia, si eres sacerdote, si pones compasión tu corazón, en tus fieles, en todos ,los pequeños, primera comunión, los ancianos, los de la crisis de los 40, la crisis de los 50, lo que sea, y si en tu vida consagrada también quieres vivir a fondo tu vocación pues, necesariamente te vas a encontrar con el dolor, porque es necesario porque la libertad de los demás nos duele, porque a veces se confunden, porque a veces nos ofenden, a ti qué personas Jesús han y qué personas me duelen, porque si no me duele ninguna persona incluso estando a lo mejor siendo sacerdote, y lo digo por mí, porque yo no tengo vocación de casado, ni de vida consagrado, lo digo por mí mismo porque yo puedo ser un sacerdote puedo ser una suerte perfectamente egoísta, que personas me duelen.

¿Qué personas me hacen dar las gracias?

En segundo lugar, Jesús ¿qué personas me hacen dar las gracias?, porque es verdad que nuestra vocación es dar amor responsablemente, para toda la vida a las personas que nos ha pedido, es verdad pero, es verdad que tú y yo necesitamos recibir el amor a mí por ejemplo primero la cabeza las películas estás de marvel con el ironman y capitán américa, ya esta gente que durante dos horas y media no descansan, ya están todo el día salvando el mundo operando de golpetazos, destrozando ciudades, secando océanos, saliendo al espacio, vuelven tal, y yo me pregunto, pero ironman cuándo desayuna, ironman cuando duerme, cuando va al baño, no sé o sea porque ironman necesita recibir amor también, ya veces tú y yo pensamos que somos que somos ironman de la vida, y no, necesitamos que esa gente por la que sufrimos a la que amamos nos amen también, y cuando recibimos amor lo damos , damos las gracias señor gracias porque esta persona me ama qué seguridad a eso.

¿Qué personas me motivan?

 Las dos últimas preguntas las hacemos como rápido, porque si no se nos va a ir el tiempo, ¿qué personas te motivan, qué personas te animan a seguir adelante? porque si eres tú mismo, tu proyecto, tus cosas, tu fama, tu carrera, tu posición social, etcétera, si eres tú mismo, te vas a acabar aburriendo te vas a acabar ahogando en ti mismo, que personas te motivan, que personas te animan a seguir adelante, porque personas te levantas todos los días.

¿Qué personas me hacer adorarte?

 Por último, Jesús ¿qué personas a mí me hacen adorarte? es decir que personas, o a través de qué personas yo hago oración, porque me di cuenta que si en mi corazón tú no estás, dios mío, es imposible que yo sea capaz de amar hasta el final durante toda mi vida, por la sencilla razón de que yo no soy dios, yo tengo un límite y necesito darme cuenta de que yo estoy cooperando contigo, transmitiendo tu amor a esas personas, pero no soy tú, por lo tanto también mi vocación me ayuda a adorar a Jesús, a adorarte señor en los demás.

Oración final

 Te doy gracias y es mío por los buenos propósitos afectos e inspiraciones que me has comunicado en esta meditación te pide ayuda para ponerlos por obra madre mi inmaculada san José mi padre y señor ángel de mi guarda intercede por mí.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: