Inicio Bitácora del Peregrino Santuario de San Juan Pablo II – Cracovia

Santuario de San Juan Pablo II – Cracovia

por Horacio Espinosa
Santuario Juan Pablo II

Si alguien me pidiese que elija un Papa de mi predilección, este sin duda sería Juan Pablo II, quien actualmente es Santo. Los invitó a recorrer su santuario.

El Centro Juan Pablo II ”No tengáis miedo”  es una institución dedicada al estudio de la vida y obras del papa “bautizado” por la prensa como el atleta de Dios por sus numerosos viajes. El nombre está tomado de las palabras del Santo Padre pronunciadas en el año 1978 durante la misa de inauguración de su pontificado: “No tengáis miedo. Abrid de par en par las puertas a Cristo!” De acuerdo con los estatutos este centro ha sido instituido como memoria histórica del pontificado del papa san Juan Pablo II”.

Historia

Todavía recuerdo su primera visita, aunque solo duró un poco más de un día. Fue a las postrimerías del conflicto bélico entre Argentina y Gran Bretaña por las islas del Atlántico Sur. Ese viaje en realidad fue determinado y urgido por la lucha armada y preparado, casi improvisado, bajo el dramático apremio del enfrentamiento cruento.

Sucedió que el Vaticano había organizado con mucha anticipación una histórica visita a las iglesias protestantes de Inglaterra, Escocia y Gales, afines de mayo y de seis días de duración. Desatada la contienda, el Papa intentó postergar el peregrinaje a Gran Bretaña, pero la presión de las iglesias locales lo impidió. Así lo explicó en una carta fechada el 25 de mayo que de puño y letra dirigió al pueblo argentino para anunciar una visita que, si bien sería breve, respondería a la tradición católica del país, equilibraba la posición de la Santa Sede ante el conflicto y alentaba personalmente iniciativas de paz ante las autoridades de los países en lucha.

Juan Pablo II tenía 62 años, sólo visitó Buenos Aires y también celebro la Eucaristía en el santuario de Luján. Esa ceremonia y la misa del día siguiente en el barrio porteño de Palermo convocaron multitudes nunca vistas hasta entonces en el país.  Fue en 1982. Con quince años fui uno de esos feligreses que estuvimos presenciando la misa que su Santidad celebro en Buenos Aires pidiendo por la paz en mi país. Fue emocionante escuchar su homilía. Deslumbraba la luz que poseía el Papa viajero como lo conocíamos en aquel momento. Entonces, visitando Cracovia, su tierra natal, sentía una fuerza interior que me decía que debía conocer el Santuario erigido en su nombre.

El 11 de junio de 2011, el p. Cardenal. Stanisław Dziwisz fundó solemnemente el Santuario de Juan Pablo II que emerge como parte del Centro Juan Pablo II «¡No tengas miedo!» en las afueras de Cracovia. Ese día comenzó el culto oficial de Juan Pablo II en este lugar. El primer curador del santuario fue el presidente del Centro Juan Pablo II «¡No tengas miedo!», el Obispo vicario Jan Kabziński. Después de la beatificación, las reliquias de Juan Pablo II fueron ofrecidas al Santuario.

En el 34 aniversario del atentado contra la vida del Santo Padre Juan Pablo II, su secretario personal, el entonces cardenal Stanisław Dziwisz donó una reliquia invaluable al Santuario. Es una sotana marcada con sangre, con la que se vistió San Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981.  El 16 de octubre de 2016, en el 38 aniversario de la elección del cardenal Karol Wojtyla como obispo de San Pedro este templo de San Juan Pablo II fue dedicado solemnemente al Dios Todopoderoso. La ceremonia fue presidida por el cardenal Stanisław Dziwisz y  co-celebrando muchos obispos y sacerdotes de Polonia y el extranjero. 

Polonia - San Juan Pablo II

Descripción

El santuario forma parte del Centro de Juan Pablo II «¡No tengáis miedo!» que sigue siendo ampliado. El complejo, llamado también «Mares Blancos», abarca el santuario y numerosas instituciones católicas. Posee una moderna iglesia y es un lugar de culto especial, dedicado a San Juan Pablo II, donde se guardan valiosas reliquias del santo.

La más valiosa es la sangre del Papa extraída por médicos de la clínica Gemelli en Italia a efectos de uno de los últimos análisis médicos, efectuados antes de su muerte. La ampolla con sangre, guardada en un cofre de vidrio, fue colocada dentro del altar de mármol en medio de la Iglesia de la Reliquia octogonal (llamada la «Iglesia Baja»). 

El secretario personal de San Juan Pablo II, el cardenal Stanisław Dziwisz, entregó también otra reliquia: una sotana marcada con sangre, que San Juan Pablo II llevaba puesta el 13 de mayo de 1981, el día en el que, durante la audiencia general en la plaza de San Pedro, el terrorista Mehmet Ali Ağca disparó contra el Papa. La reliquia se encuentra en una vitrina expuesta en la llamada «Iglesia Alta». También de Roma vino la cruz pastoral papal, la casulla con la mitra y la cruz frente a la cual rezó Juan Pablo II en su capilla privada durante el último camino de la cruz en el Coliseo Romano en 2005.

En la Capilla Sacerdotal los fieles pueden ver también la lápida sepulcral de la tumba de Juan Pablo II procedente de las Grutas Vaticanas de la Basílica de San Pedro en Roma. En la lápida se encuentra un relicario en forma del Evangeliario cuyas hojas hizo pasar el viento durante el entierro del Papa. En el altar principal hay una imagen de Juan Pablo II rodeado de algunos santos polacos: Kinga, Sta. Kowalska, Maximiliano Maria Kolbe, entre otros.

La iglesia está rodeada de oratorios relacionados con el culto mariano de Juan Pablo II. Sus paredes están decoradas con pinturas que representan las visitas del Santo Padre a los santuarios marianos de todo el mundo. La bóveda del templo hecha de vigas dispuestas en forma de estrella de ocho puntas se refiere a la figura de la Bienaventurada Virgen María, Estrella del Mar: Stella Maris . Los emblemas de Juan Pablo II, Benedicto XVI y el Cardenal fueron colocados en el piso de mármol turco y español. Stanisław Dziwisz.

La iglesia superior  – que no pudimos visitar – fue consagrada el 23 de junio de 2013 por el p. Cardenal. Stanisław Dziwisz, al igual que su parte inferior, se construyó sobre un plan octogonal. Posee una puerta de bronce que representa la figura de Juan Pablo II que conduce al templo, acompañado por santos y bendecidos por él elevado al altar. Al lado del Santo Padre están: San Sor Faustina, Sierva de Dios Jerzy Ciesielski, Santa. Joanna Beretta Molla, bl. Pier Giorgio Frassati, bl. Jerzy Popiełuszko y Saint. Hermano Alber. Desde el exterior, la iglesia saluda con las palabras de Juan Pablo II talladas en latín, que pronunció durante su primera peregrinación a Polonia: «¡No tengas miedo!». Abre la puerta a Cristo «.

Iglesia - Juan Pablo II - Santuario

La visita

Nuestra llegada al centro fue en Uber, la persona que nos llevó no hablaba otra cosa que polaco y nosotros nada de este lenguaje, de manera que apenas logramos hacernos entender sobre en qué parte nos debía dejar del centro. Al final  nos dejó cerca de la torre de observación, que no sabíamos si era el ingreso principal, pero nos recibió una imagen del “papa viajero” tan querido por muchos. Yo, entre ellos.

Sin suerte, buscamos a alguien que nos pudiera ayudar en el recorrido por el Santuario. Entonces, sabiendo que estábamos en un lugar especial, nos dedicamos a abrir puertas. En una de ellas nos encontramos con un pasillo que parecía conducir a una especie de laberinto. Nos adentramos y comenzamos a encontrarnos con las capillas exteriores. Pero quisiera hacer un alto en el relato para que se entienda mejor cómo es la estructura. Aunque es difícil de explicar en palabras, imaginen dos octógonos uno dentro del otro, con pasillos que comunican circularmente entre ellos y también con pasillos que van desde el exterior hasta el interior. En el espacio interior, como un gran útero, está el altar, que se puede ver desde el círculo más externo a través de los pasillos. El altar tiene alrededor las sillas para los feligreses, y por detrás de cada línea de asientos hay una imagen de alguna devoción mariana de Juan Pablo II. Por detrás de estas imágenes -del otro lado del muro en realidad- están las capillas.

Esquema del templo

Como mencione al inicio, Juan Pablo II tiene mi corazón un lugar especial al igual que el de muchos Santos contemporáneos. Fue inmensa la emoción de orar en su altar. Nos llenamos de gozo pleno al poder estar en silencio, prácticamente solos en ese Santo lugar. Luego de un tiempo dedicado a la oración en silencio, terminamos de recorrer el exterior del predio y siendo ya un poco tarde, quisimos pedir un Uber para el regreso a nuestro hotel. Aquí es cuando recibimos la gracia de este Santo. No teníamos señal de celular y como dije estábamos prácticamente solos en el predio, que es bastante grande. Solo vimos gente trabajando en una cafetería, y nos dirigimos allí a pedir ayuda. Casi con señas le hicimos entender a la señora cuál era nuestro problema, pero prácticamente no lográbamos hacernos entender. De la nada llega una hermana consagrada que , hablaba bien inglés y algo de español. Esto nos facilitó la comunicación. Le explicamos la situación y  ella nos pidió que la siguiéramos. 

Nos llevó a la sacristía donde tenían Wifi y nos dio la clave para poder utilizarla y llamar a nuestro transporte. Con el pasar del tiempo  comprendimos que este tipo de sucesos son regalos que nos hacen los Santos por haberlos visitado. Estábamos sin señal, sin gente, no teníamos forma o mejor dicho no conocíamos la forma de irnos del lugar. Pero San Juan Pablo II nos envió a esta persona que nos resolvió el problema.

Tips de Viajero

  • En el Santuario, los peregrinos pueden obtener una indulgencia plenaria. Por ejemplo, el día del patrono, el 22 de octubre y una vez al año durante una peregrinación a este lugar, de acuerdo con los requisitos de la iglesia en condiciones normales.
  • Se celebran misas en la Iglesia de la Reliquia. de lunes a viernes a las 10.00, 12.00 y 17.00 horas.
  • La torre de observación está abierta los sábados y domingos de 9.00 a 17.00.
  • Cómo llegar en transporte público:
  • Autobús MPK línea 135 corriendo en la ruta Golkowice – Centro de Juan Pablo II – Łagiewniki – 224 en la ruta Wieliczka – Centro de Juan Pablo II
  • Tranvía  nº 8, 19, 22, hasta la parada Borek Fałęcki y luego a pie (10 minutos) hacia la pasarela en la parada del ferrocarril «Kraków Sanktuarium».
  • Desde el Santuario de la Divina Misericordia: a pie (aprox. 20 min.) A través del Puente de la Misericordia y el parque que conduce al Centro Juan Pablo II «¡No tengas miedo!»  Tranvías No. 10 y 19 al bucle Łagiewniki, luego en el autobús No. 135 directamente al Centrum JP II – Tranvía No. 50 al bucle Kurdwanów y luego en el autobús No. 135 o 224 directamente al Centrum JP II

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: