Inicio Espiritualidad Pregúntatelo: desde dentro

Pregúntatelo: desde dentro

por María Teresa Vargas Morla

Estamos por empezar el segundo semestre del 2020 (suspiro).  Agarrando fuerzas así estoy yo y seguro que tú también.  ¿La pregunta es desde dónde agarrar fuerzas?

Y para elegir la respuesta acertada hay que mirarnos desde dentro.  Por que si nuestros ojos miran a través de los otros, de otros, o desde fuera, es probable que la elección nos traiga desaciertos.

¿Qué hacer si en tu práctica diaria no incluye la mirada interior?

Te dejo acá tres prácticas que seguro te acercan a la valentía que conlleva oírnos y vernos Desde Dentro.

Parar:  Sí, pon en tu día el botón de pausa. Pausa para respirar, para oírte, para pensar y mirarte a ti mismo. 

Desde que estamos en semáforo amarillo veo que mis horas de trabajo han aumentado. 

Antes de la pandemia mi vida laboral y seguro la tuya también tenía un horario de inicio y de fin.  Parar puede ser complicado, lo sé… ¿pero lo has intentado? Inténtalo y verás la diferencia. Seguro aciertas en las elecciones de tu día a día, en las conversaciones que oyes desde tu interior para luego traducirlas a tu exterior. Y en acciones eso se traduce en darle a los tuyos lo que te piden:  Amor.

Mirar desde Dentro:  Cuando estoy en pausa es para mirar mi corazón y ver que hay ahí dentro ese día:  las respuestas varían lógicamente.  Ese momento lo ocupo en mí misma y no en mirar al otro…  los elementos que utilizo para este momento es un podcast o un artículo de lectura cuya temática es de crecimiento interior ligada a mis creencias propias para poder profundizar.  Entonces puedes también tú tener estos elementos que te menciono para empezar y avanzar.  Hay varios canales abiertos; ahora elije lo que tenga que ver contigo y tus necesidades.  No se trata de llenarnos de varias cosas.  Ya sabemos menos, es más.

Desde la Paz y sin juzgar:  El Amor propio desde la generosidad y alejado de la soberbia es un lente que nos ayuda a examinarnos con objetividad.  Esta época es un tiempo de cambios, de cerrar espacios y abrir otros, de acompañarnos y sostenernos entre todos.  De abrir puertas y ventanas.  De vivir duelos y destapar sueños.  Cree en ti desde la paz y el amor.  Apuntándote con juicios de lo negativo que hay en ti te aleja de tu camino y sobre todo del propósito de tu vida.

Si todo esto te resulta difícil te digo una frase que me la repito con continuidad.  Es del Evangelio:   “Todo es posible para el que cree”.   Yo  sí creo.  ¿Y tú?

Abrazo.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: