Inicio Entrevistas Milagro inesperado

Milagro inesperado

por Editor mdc
3.Milagro_Inesperado-FB

Un Alto en el Camino es: un Podcast de Misioneros Digitales Católicos (MDC), en el cual J.R. Arévalo presenta entrevistas con cristianos que viven su fe, y con su servicio transforman vidas y dan testimonio del Evangelio.

“Momento de tomar una pausa para bajar las revoluciones a lo ajetreado que puede estar la vida, para que respiremos y reflexionemos un momento”.

Milagro inesperado – Familia Retana

Un milagro inesperado-fb

En esta segunda parte de su testimonio Claudia, César e Ivonne Retana nos cuentan cómo ante una complicación de salud de Ivonne, comenzaron a vivir una cadena de hechos que los llevó a presenciar un milagro, la sanación de Ivonne a través de una cirugía.  Nos cuentan cómo, si abrimos los ojos del espíritu, podemos ver la acción de Dios en nuestras vidas.

  • ¿Ivonne contanos que pasó, cuando pasó y por qué pasó?
    • En marzo del 2017 empecé a sentir palpitaciones fuertes, me llevaron al médico y él dijo que era por la edad, era normal. Luego empecé a sentir palpitaciones más continuas, cada mes, cada dos meses, y decidieron llevarme al médico otra vez. Y ahí me hicieron un ecocardiograma, un holter y un electro y ahí el médico se dio cuenta que yo tenía la enfermedad de “Wolff-Parkinson-White”. (…)
  • ¿Cuántos años tenías en ese momento?
    • “14 años”. (…)
  • ¿Qué piensa una niña de 14 años en ese momento?
    • “La verdad no me sentía asustada, porque no sabía todavía cómo era la enfermedad… solo sentía palpitaciones fuertes. Uno se imagina a esa edad que cuando uno tiene una enfermedad del corazón es algo más grave”. (…)
  • ¿Ciertamente, Claudia, tu sí te sentiste alarmada desde el primer momento?
    • “Si, desde el primer momento, cuando te dicen que le van a hacer un examen y otro examen y remitirlo al cardiólogo… investigamos un poco a cerca del síndrome “Wolff-Parkinson-White”, y todo lo que se lee en internet es alarmante… para uno de papá es difícil que tu hija llegue a tener más de 300 pulsaciones por minuto”. (…)
  • ¿Qué pensaste César?
    • “Me preocupé cuando el médico nos dijo que hay que hacer exámenes adicionales. Desde ahí nos dio la idea de que era algo que está fuera de su alcance como médico general, y quedé desconcertado cuando el médico que le hizo el ecocardiograma como que estaba diciendo, se rompió esta página y tiene este síndrome y hay que operarla…”.(…)
  • ¿Tuviste miedo?
  • “Si, tuve miedo de no tomar las decisiones correctas, porque estábamos confiados en que el Señor nos había dado esta prueba y que nos iba a dar los medios… lo veíamos desde el punto de vista, bueno, si dicen que se puede operar es curables”. (…)
  • ¿Qué tan importante fue Claudia, tener ya a Dios en el centro de tu hogar cuando se presenta esta prueba, considerando que antes Dios no formulaba, no era parte de la ecuación?
    • Muy importante, yo creo que si no hubiéramos sanado, si no hubiéramos restaurado nuestro matrimonio, no sé cómo lo hubiéramos pasado realmente, porque si, tuve miedo… No soy muy positiva, no es una de mis características. Siempre pensaba lo peor, pero dentro de eso, la fe, la comunicación que teníamos con el Señor. Decíamos, si nos has puesto esta prueba la vamos a pasar contigo, solo abrinos las puertas, muéstranos el camino que debemos seguir para tomar las mejores decisiones… ¿Sin Dios como hubiéramos hecho? (…)
  • ¿Qué pasa después, cuando tienes el papelito que te dicen tienen que operar?
    • La intervinieron ese año, en noviembre del 2017. La doctora nos había dicho que era un cateterismo, que iban a provocar arritmias para poder saber cuántos conductos adicionales tenía. Porque este síndrome es una mala comunicación entre el ventrículo y la aurícula y lo que sucede es que hay como cortos circuitos que se generan en el corazón. (…)
  • ¿Ivonne, que pensas tú cuando vas preparada para sala de operaciones, que pasa por tu cabeza?
    • “En ese momento quizá me sentía muy confiada, por todo el amor y todo lo que tenía a mi alrededor, cuando me dijeron que tenía esa enfermedad y que podía ser curable. Pensé positivamente que me iba a curar, iba a entrar a cirugía y no me tendrían que abrir el pecho; pero ya en la sala empecé a sentir miedo”. (…)
  • ¿Tuviste que educarte de alguna forma para controlar tus palpitaciones, para controlar tus emociones, algo muy difícil para una adolescente?
    • Si, y además de eso, además del oximetro, siempre andaba mis medicamentos, porque ya estaba medicada, entonces también los medicamentos tenían muchas restricciones y siempre me limitaba. (…)
  • ¿Qué lecciones sacas tú de esta prueba que viviste?
    • “Primero que hay que confiar siempre en Dios, hay que acercarse a Él, porque cuando yo empecé todo esto, yo no estaba muy cerca de Él.  Fue hasta que empezamos a ir a reuniones que empecé a acercarme a Él y pues decidí que si Él quería pues, me iba a curar y si no, pues que fuera lo que Él quisiera”. (…)
  • ¿Hay un cambio entre Ivonne la niña antes de esta prueba e Ivonne de hoy?
    • Sí, porque yo antes, la verdad como dije, nunca estuve cerca a Dios de esa forma y siempre viví mi vida diferente. No me fijaba en los pequeños detalles, sino que solo en lo material por decirlo de esa forma. (…)

“Nos regalaron la Virgen del Carmen; desde ese momento se convirtió en nuestra compañía, en nuestra Patrona, nuestra fiel intercesora a la que le rezamos con mucha fe y hasta el día de hoy es la patrona de nuestra casa, de nuestra familia”.

“Que maravillas las que Dios hace aun en medio de la dificultad”.

“La fe que nosotros profesamos y la relación íntima que Dios puede tener con nosotros, hablándonos a nuestro corazón, definitivamente nos prepara para poder vivir aun en lo difícil de la vida, poder vivir estas situaciones que francamente son complicadas”.

Escuchar el episodio aquí:

Puedes escucharlo en tu plataforma favorita te dejamos los vínculos:

un-alto-en-el-camino-redes

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: