Inicio Reflexiones (RE) Valorar, (RECONTRA) Agradecer, (VOLVER A) Cuidar

(RE) Valorar, (RECONTRA) Agradecer, (VOLVER A) Cuidar

por Pbro. Leandro Bonnin
revalora-recontra-cuidar

¡Qué tremendo esto de no poder salir de tu casa!

¡Qué fuerte es sentir de a ratos que la muerte puede andar rondando cerca tuyo!

¡Qué duro esto de no poder ir a ver, ni abrazar, ni besar a tus seres queridos!

¡Qué doloroso para los creyentes no poder ir a Misa, no poder adorar el Santisimo ni confesarse!

Anoche me preguntaba cómo estarían viviendo la pandemia y sus consecuencias en Siria o Irak… y me acordé que muchos de ellos, desde hace años, no pueden salir de su casa por los bombardeos o los atentados…

Me preguntaba cómo lo pasarían en algunos países africanos con una gran precariedad en su vida cotidiana… hasta que me acordé de que hay muchos que desde que nacieron sienten la muerte rondando cerca suyo…

También pensaba en mis papás ancianos, y en cómo estarán en este momento, encerrados y no pudiendo recibir visitas… y recordé que ellos crecieron en el campo, donde en época de lluvias podían pasar muchos días sin salir por el barro, encerrados, a veces quizá a mate, chorizo seco y torta frita.

Me acordé de mis antepasados que -como los de tantos de nosotros- abandonaron Europa con enorme sacrificio, muchos de los cuales pasaron años y hasta murieron sin volver a ver, ni besar ni abrazar a sus padres y abuelos.

Me acordé también de tantos hermanos nuestros que han vivido durante décadas sin el consuelo de la Misa en países donde la fe es perseguida… no pudiendo reunirse a celebrar y a cantar a Cristo, al Padre y a María

Al llegar a este punto, me puse a pensar: ¿por qué a mí, a nosotros, nos cuesta tanto? ¿Por qué nos parece un sacrificio heroico estar unos días así cuando hay personas que fueron capaces de hacerlo durante años e incluso décadas?

Tal vez, porque nos hemos aburguesado. Porque el exceso de comodidades nos ha vuelto frágiles y excesivamente pretenciosos, intolerantes a cualquier mínima frustración o límite.

Tal vez, porque en el fondo nos olvidamos de que la Vida, la Libertad, la Familia, la Fe… sonun regalo maravilloso e inmerecido.

Dios sabe sacar bienes de los males, y le encanta hacerlo.

Dios quiera que todos salgamos de esta situación más fuertes, más lúcidos, más agradecidos.

Que nos sirva para revalorizar, para agradecer, para cuidar tantos dones que hemos recibido y que disfrutamos, casi siempre, sin darnos cuenta.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

1 comentario

Avatar
Anna marzo 24, 2020 - 9:43 am

Ciertisimo hemos dado por sentado tantas cosas… esta sacudida fuerte debe desprendernos de la superficialidad, el egoísmo, lo pasajero

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: