Inicio Meditación Diaria Juan 8,31-42

Juan 8,31-42

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan 8, 31-42

Evangelio según San Juan 8,31-42.

Jesús dijo a aquellos judíos que habían creído en él: «Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos:
conocerán la verdad y la verdad los hará libres».
Ellos le respondieron: «Somos descendientes de Abraham y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo puedes decir entonces: ‘Ustedes serán libres’?».
Jesús les respondió: «Les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado.
El esclavo no permanece para siempre en la casa; el hijo, en cambio, permanece para siempre.
Por eso, si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libres.
Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham, pero tratan de matarme porque mi palabra no penetra en ustedes.
Yo digo lo que he visto junto a mi Padre, y ustedes hacen lo que han aprendido de su padre».
Ellos le replicaron: «Nuestro padre es Abraham». Y Jesús les dijo: «Si ustedes fueran hijos de Abraham obrarían como él.
Pero ahora quieren matarme a mí, al hombre que les dice la verdad que ha oído de Dios. Abraham no hizo eso.
Pero ustedes obran como su padre». Ellos le dijeron: «Nosotros no hemos nacido de la prostitución; tenemos un solo Padre, que es Dios». Jesús prosiguió:
«Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque yo he salido de Dios y vengo de él. No he venido por mí mismo, sino que él me envió.


Seminario Online Resiliencia en Cristo Vivo por
el Padre Luis Zazano

Vivir en la realidad.

1) Verdad: es algo que vos y yo estamos llamados a vivir, pero hay veces que vivimos en la mentira. Cuando caemos en ese vivir en la mentira y hasta nosotros mismos mentirnos, es por no aceptar el dolor o por el simple hecho de no aceptar la realidad. Hoy Jesús te muestra que hasta en el momento más duro vive en la verdad y no se engaña. Lo acepta y es consciente de lo que hace. Pero si vos en esta etapa de tu vida no aceptas tu vivir y tu modo de vivir las cosas te genera mentira y por ende no estás en la realidad, crudamente te diré que una consecuencia de ello es la victimización. Jesús no se victimizó, no pateó la pelota para el costado, se hizo cargo de su vida.

2) Libertad: es algo hermoso que vemos de Jesús, que vivió en la libertad. Cuántas veces nos atamos a personas o a palabras. Esto que nos hace esclavos, incluso de ese pecado que te anda dando vueltas. Cuando no sos libre se manifesta la angustia, porque es algo que te oprime el pecho y no te deja ser vos. Hay esclavos que tienen atadas las manos y hay otros que tienen atada el alma.

3) Caridad: la clave para ser libre y vivir en la verdad es amando, pero no amando inicialmente al otro, es amándote y valorándote vos; y es desde allí que te lleva a amar a los demás y con los demás. Dejá de dar vueltas en mentiras que lo único que hacen es acomodarte a vos. Viví en la verdad aunque al inicio llorés, porque es preferible tener momentos dolorosos pero libres, a estar en un colchón de aire pero esclavizado por otros. Dios con su amor nos entregó lo más hermoso, «la libertad».

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

2 comentarios

Avatar
Nasly abril 1, 2020 - 1:35 pm

Buenas tardes. Les escribo desde Bogotá – Colombia. Desde hace un tiempo un amigo me compartió las reflexiones del padre Luis y me gustaron muchísimo.
En familia acostumbramos a buscar en YouTube el evangelio del día seguido de la prédica pero ello no es posible hacerlo en el link de ustedes.
Por lo anterior me permito sugerirles que antes de las palabras del padre sea leído el evangelio del día, ello facilita el entendiendo y hace más amigable el acceso a sus medios digitales.
En caso que exista esta forma, es decir lectura del día con las reflexiones del padre, les ruego me lo hagan saber.
Mil gracia.

Reply
Avatar
Joaquin Isla abril 1, 2020 - 11:20 pm

Dios los bendiga

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: