Inicio Reflexiones ¡¡¡Se viene CORPUS CHRISTI!!!

¡¡¡Se viene CORPUS CHRISTI!!!

por Pbro. Leandro Bonnin
Corpus Christi

Y quiero contarte algo que me pasó cuando tenía 14 años…

A finales de enero del ´94 hice un retiro de silencio, un retiro ignaciano, al cual fui sin saber exactamente «a qué iba» y del cual salí completamente seguro de «a dónde quería ir»: al Cielo. Al volver a casa, en mi querido Primero de Mayo, me propuse intentar seguir bien «pegado» a Cristo, a ese Cristo de mirada fascinante, el que se me había «mostrado» con tanta claridad en los Ejercicios.

Me propuse ir a Misa diaria y de a poco profundizar también mi amistad con Él en el Sagrario. Y yo no sé como sucedió, pero cada día fui «enamorándome» más de su Presencia Real.  Cada tarde, casi invariablemente, me sentía atraído por esa PRESENCIA, en una Misa sencilla, sobria, discreta, pero llena de fervor. Éramos 4 o 5, no cantábamos, casi nunca había homilía, pero en la austeridad de los signos Él me seguía llamando e invitando a ir «Mar adentro»

Y cada mañana, sobre todo al iniciar las clases, pasábamos con unos amigos un ratito a hacer una «visita» a Jesús en el Sagrario. El timbre de ingreso al Colegio sonaba 7:25 hs. Inicialmente iba a la parroquia a las 7:15, para hacer poco más que la genuflexión. Pero semana a semana y mes a mes, Él me fue invitando a una intimidad mayor. Y comencé a madrugar un poco más, a llegar 7:10, 7:05, 7:00… Paulatinamente sentía que necesitaba más de Él, y también que María me lo iba regalando cada día más. Hasta que en los últimos meses de 1995 -antes de ingresar al Seminario Menor- muchos días llegaba a las 6:35 o 6:40 a estar a sus pies.

No fue mérito mío, no lo elegí yo, no tuve la iniciativa: Él me invitó y acepté. Descubrí en el Santísimo una Hoguera de Amor infinito junto a la cual nunca hace frío y siempre encontrás luz en abundancia. Yo estoy seguro de que Él quiere atraerte junto a Sí. Sólo tenés que estar atento y responder, y dejarte arrastrar, dejarte llevar.

En este Corpus Christi tan especial, te invito a hacer lo posible para acercarte a adorarlo… y si podés, a recibirlo en la Sagrada Comunión… y aquellos que vivan en zonas donde ya pueden celebrar en comunidad, a glorificarlo ofreciéndose junto a Él al Padre, y ofreciendo también toda la vida y el dolor de la Humanidad.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: