Inicio La Voz del Pastor ¿Qué pasa en la casa de Pedro?

¿Qué pasa en la casa de Pedro?

por Card. Rubén Salazar Gómez
la-voz-del-pastor-feb042018

Seguimos leyendo el evangelio de marcos, hoy nos sitúa en el mismo ambiente de hace ocho días, estamos en la sinagoga de Cafarnaúm, se nos dice que el señor salió de allí se dirigió a la casa de Pedro y vamos a ver, qué pasa en la casa de Pedro.

 

 

Transcripción del video La Voz del Pastor del Card. Rubén Salazar Gómez

En la casa de Pedro se encuentra el Señor con que la suegra de Pedro está enferma, y el señor acude a ella se le acerca, la sana, pero hay un detalle fundamental para entender nosotros en qué consiste la sanación, se dice que la tomó de la mano y ella se levantó y empezó a seguirles.

Ése es el milagro que se realiza en el corazón de cada uno de nosotros, cuando nos acercamos al Señor para que Él perdone de nuestros pecados, nos levantamos, nos levantamos y empezamos a servir.

Es decir, si nuestra vida está esclavizada por el egoísmo y por tantas cosas que nos impiden verdaderamente vivir en una correcta relación con los demás, cuando nos acercamos al Señor y el cura nuestro pecado con la absolución en el sacramento de la penitencia.

En ese momento como que nos levantamos y empezamos verdaderamente hacer capaces de servir a los demás hacer capaces de pensar en los demás, de no ser indiferentes frente a las situaciones de los demás, sino a tenderles la mano para que ellos puedan tener lo que necesitan.

Y luego se nos dice que al atardecer todo el pueblo trajo sus enfermos, para que el Señor los curara y el Señor cura va a todos. Ninguno está excluido de la salvación. Esto sí que es importante que ustedes lo tengan claro que cada uno de nosotros lo tengamos claro nadie está excluido de la salvación.

El Señor puede curar a todos, a veces pensamos que no tenemos remedio, a veces después se nos puede ocurrir que nuestra vida sea complicado de tal manera que no hay solución.

No, siempre hay solución para la vida, siempre somos capaces de acercarnos al Señor para que Él nos libere nos salve y nos dé la posibilidad de transformar nuestra existencia, es una invitación clara para que cada uno de nosotros asista,  acuda al Señor, para que el verdaderamente lo sane, también hay un elemento muy hermoso al final del texto de hoy, pero dice que Jesús se fue a orar solo, y los apóstoles lo buscaba y le decían ven, que la gente te está buscando y el Señor responde que Él tiene que ir a todas las otras aldeas a todos los otros sitios ahí también está muy claro cómo el Señor va para todos los seres humanos, el Señor ha venido para todos los seres humanos.

Él Señor quiere que su evangelio la proclamación de su amor y de su misericordia llegue a todos, y nosotros como iglesia, somos los encargados de dar a conocer esa presencia salvadora del Señor, y por lo tanto somos los llamados a que con nuestra vida con nuestro testimonio pero también con esa palabra y con nuestro servicio hagamos claro a los demás que Dios está presente, que Dios es un Dios que salva, que libera que sana y que puede por lo tanto transformar nuestra existencia. pidamos al Señor que esto lo seamos todos los días. auténticos discípulos misioneros del Señor.

La bendición de Dios todo poderoso Padre Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre. Amén.

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: