Inicio Historias El arma de San Pedro Damián contra el diablo

El arma de San Pedro Damián contra el diablo

por Editor mdc
La Eucaristía

Se trata de la digna recepción de la Comunión en la misa, un arma potente contra las tentaciones que el diablo nos echa a diario.

En el siglo X vivió un santo monje conocido como Pedro Damián, que dejó el mundo para convertirse en ermitaño. Sin embargo, no podía soportar ver cómo el mundo se derrumbaba a su alrededor, por lo que abandonó su ermita para ayudar a reformar la Iglesia.

Pedro Damián reconoció la presencia del mal e hizo lo que pudo para evitar su influencia en algunos sacerdotes.

Al escribir a un sobrino, Pedro Damián le reveló lo que él veía como un arma poderosa contra el diablo.

“Si puedo hablar de forma figurativa, expulsa a las bestias rugientes de tu dominio; no dejes de protegerte a ti mismo diariamente recibiendo la carne y la sangre del Señor. Deja que tu enemigo secreto vea tus labios enrojecidos con la Sangre de Cristo. Se estremecerá, se encogerá hacia atrás y huirá a su oscuro y húmedo retiro”.

Se refiere a la digna recepción de la Comunión en la misa, un arma potente que aplasta la cabeza de la serpiente en todo momento.

Los exorcistas están de acuerdo en que la recepción frecuente de la Comunión es una forma vital de evitar que el demonio trabaje en tu corazón.

Si necesitas erradicar el pecado y la presencia del diablo en tu vida, confiésate y recibe la Eucaristía regularmente. El diablo no tendrá más remedio que regresar a su “retiro oscuro y húmedo”.

Leer más sobre san Pedro Damián

Fuente: Aleteia.org

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: