Inicio Entrevistas “Nuestra búsqueda es anunciar el Evangelio con formas nuevas y creativas”

“Nuestra búsqueda es anunciar el Evangelio con formas nuevas y creativas”

por Carlos L. Rodriguez Zía

Con esa idea como estrella que guía su camino, Joaquín Costa y Mariano Zuqui armaron Aguas Claras Misión, una productora audiovisual católica que nunca se olvida que la gran y única estrella es Dios.

Cuentan las Sagradas Escrituras que Dios le dijo a Abrahán que abandonara todo y lo siguiera. Con sus claras diferencias, entre los años  2014 y 2018 Joaquín Costa sintió que el Padre lo llamaba a dejar su trabajo de hombre de los medios e ir por el mundo –real y digital- a difundir la Buena Noticia, que late y respira en las páginas del Evangelio. Pero él,  soltero, a sus 28 años y  Licenciado en Relaciones Públicas, cuenta que no fue un paso fácil de dar. Seguro que en la toma de esa trascendental decisión lo ayudó formar parte de una comunidad en el Centro San José de la Palabra de Dios del barrio  Villa Crespo, de la Ciudad de Buenos Aries y servir al prójimo todos los lunes en la “Noche de la Caridad” en la Parroquia Nuestra Señora de Loreto de Palermo. También que a ese llamado haya respondido su socio, Mariano Zuqui, que tiene 39 años, está casado, tiene dos hijos pequeños y otro en camino. Que es actor, productor de eventos y  realizador de obras de teatro y festivales católicos en distintas parroquias y desde el 2005 forma parte del Movimiento de la Palabra de Dios.

-¿Cómo nace y qué es Aguas Claras Misión?

-Aguas Claras Misión es una productora católica que surge de una búsqueda en conjunto con Mariano Zuqui. Es fruto de la oración y del discernimiento. Ambos anhelábamos servir  anunciando el Evangelio produciendo contenidos audiovisuales y trabajando en el desarrollo y promoción de artistas católicos. Hay un lema que nos gusta mucho e identifica: Nuestra búsqueda es “Anunciar la misma verdad de siempre de formas nuevas y creativas”

Hablando más técnicamente, en Aguas Claras Misión producimos contenidos audiovisuales, acompañamos artistas y comunicadores del Evangelio para desplegar y fortalecer su desarrollo profesional con la mirada de Dios. También producimos eventos y festivales artísticos, generando redes de intercambio entre instituciones, artistas y comunicadores católicos propiciando nuevos espacios de encuentro con Jesús.

-¿Qué te pasó en el II Encuentro de Juventud 2018 que tuvo lugar en Rosario (Argentina) que te llevó a dejar tu trabajo como cronista, productor de eventos y asesor de prensa y encarar el proyecto Aguas Claras Misión?

-La convocatoria a servir en el Encuentro Nacional de Juventud  en febrero de 2018 fue un gran signo que me confirmaba que el Señor me llamaba nuevamente a poner los dones que me dio a su servicio; así también lo sentí en 2014 cuando por primera vez animé un evento masivo en nuestra Iglesia, en la 1ra JRJ de Bs.As. En diciembre de 2017 había tomado la opción de dejar de trabajar en la productora en la que estaba. Me costó mucho porque trabajaba de lo que quería y tenía un buen sueldo (era cronista, productor y presentador). Pero trabajaba muchas horas al día, algunos proyectos no veían la luz y casi no tenía tiempo para proyectar mi vida personal. Para enero de 2018 me habían invitado a una convivencia en el Movimiento de la Palabra de Dios (donde participo desde 2014) y me habían recomendado que llegue tranquilo. Para mí fue el momento justo de hacer una opción después de haber discernido varios meses, para poder llevarle a Dios todas las inquietudes que tenía en mi vocación profesional.  Cuando salí de esa convivencia el corazón me desbordaba y comencé a servir pastoralmente a los jóvenes de mi centro “San José de la Palabra de Dios” y a seguir dándole cauce a esta moción de anunciar el evangelio a través de los medios y el arte.

-¿Cómo se sumó al proyecto tu compañero Mariano Zuqui?

-Al otro mes de hacer la convivencia, compartí un retiro para coordinadores (también del movimiento) con Mariano Zuqui que me acompañaba pastoralmente en mi comunidad y a quien conocía desde hace varios años atrás porque nos habíamos cruzado en una Radio del arzobispado de la cual formábamos parte. Mariano tenía un camino similar y coincidíamos en el anhelo de poner nuestros dones al servicio de la Iglesia. Si bien nos conocíamos bastante, recién en ese fin de semana, por primera vez nos compartimos la moción de “Anunciar la misma verdad de siempre de formas nuevas y creativas” y desde ahí comenzamos a preguntarle a Dios como seguir.

-¿Cómo se sirve a Dios desempeñándose en los medios de comunicación?

-Creo que es importante buscar la Verdad –con mayúsculas-, ser objetivo y comunicarla con la gracia de la fraternidad. Casi siempre podemos elegir cual de todas las noticias o contenidos vamos a comunicar. Y ahí, hay que discernir que es de Dios, que verdad o crítica construye a la audiencia. Muchas veces presentaba festivales con decenas de bandas y a la hora de elegir elegía videos o temas para presentar que transmitan mensajes positivos, que construyan socialmente. Creo que es importante entregarle a Dios nuestro trabajo, nuestras búsquedas y hacerle saber que realmente queremos que Él sea parte. Que nos de signos y pedirle la gracia del discernimiento y de la sabiduría para elegir lo mejor para nosotros o para la audiencia.

-¿Cómo han  sido los primeros tiempos?

-El Señor no ha parado de sorprendernos. Está en los detalles y su madre también nos acompaña. Aguas Claras Misión sale a la luz en agosto con un primer evento que fue una adoración eucarística en la Parroquia Santa María (donde hubo tres signos eucarísticos). Esa fue una gran sorpresa. No esperábamos tener presente un milagro eucarístico en este primer evento. Fue un gran regalo. Y otra linda sorpresa de ese mes fue que nos llamaron para entrevistarnos de Radio María el 15 de Agosto, día de la asunción de la Virgen. En nuestro anhelo queríamos dar a conocer el proyecto a la prensa ese día pero con todas las corridas no habíamos llegado. Y nuestra bella madre se encargó de esa gestión. Fue una emoción muy grande y es difícil no conmoverse volviendo a recordarlo. Los trabajos que nos pidieron de la JMJ fueron otro caso. Al mes de habernos lanzado,  nos pidieron la colaboración de 4 producciones audiovisuales para Panamá 2019. Contenidos que se emitieron para todo el mundo. Sentimos claramente la mano de Dios acompañándonos en estos meses y estamos más que agradecidos. Nuestra entrega es grande, ya que es difícil lanzarse con algo relativamente nuevo y más en nuestra Iglesia, pero Dios nunca se deja ganar en generosidad.

Joaquín -el de la derecha- junto a su socio en Aguas Claras Misión, Mariano.

-¿Qué representó participar de la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá 2019?

-Participar en Panamá fue hermoso. Nunca había estado presente en una JMJ y me había propuesto ir como peregrino desde el 2016; pero el Señor nos mostró sus planes y en el medio nació Aguas Claras Misión, por lo que tuvimos la oportunidad de ir a cubrir la jornada no solo como peregrino sino también como prensa, lo que nos permitió transmitir en vivo gran parte de la JMJ. Ver a las personas del otro lado de la pantalla en vivo, comentando, agradeciendo, orando y disfrutando cada momento es impagable. Nos desbordó el corazón lo que se iba generando con los testimonios de los seguidores en nuestras redes y también nos fue un mimo al alma, el aval que nos dieron los artistas antes, durante y después de la JMJ. Valoraron mucho que trabajemos en difundir su ministerio y fueron muy fraternos con nosotros a la hora de recibirnos y apoyar nuestra misión. Ellos saben que el apoyo es mutuo y fueron de los primeros en dar el visto bueno.

-En otras entrevistas cuentas que trabajan asesorando a artistas católicos. ¿Qué valor agregado les aportas a ellos siendo además de un profesional de la comunicación, una persona creyente?

-Esa combinación nos permite brindar un servicio integral, Ofreciéndoles una mirada profesional que enaltezca el ministerio, tomando en cuenta el trabajo personal realizado  comunicación y posicionamiento realizado con artistas internacionales de trayectoria y favoreciendo un camino de fe que permita ayudarlos a ponerse de cara a Dios y preguntarle cuál es su voluntad. El camino de discernimiento es constante y requiere un trabajo constante. Y para un músico católico es vital hablar con Dios para llevar adelante su ministerio. Se necesita un encuentro profundo y nosotros lo favorecemos, siempre y cuando el artista este de acuerdo. Es lo principal para poder asesorarlo, que quiera encontrarse profundamente con Dios.

Mariano y Joaquín siendo bendecidos por Francisco.

-¿Cómo nació y para qué la idea de incursionar en el turismo religioso?

-A partir de la necesidad concreta de contar con los recursos económicos para el sostenimiento de la misión y la producción de contenidos evangelizadores en Aguas Claras Misión, surgió la necesidad de emprender acciones sustentables que permitan la reproducción diaria del proyecto. Es por eso que asociados con la empresa de turismo internacional Full Congress, con Aguas Claras Misión desarrollamos la línea de Peregrinaciones “COELUM” en donde invitamos a los peregrinos a vivir una experiencia renovadora en los lugares más importantes de la historia de nuestra fe.

-Permíteme que me ponga un poco incrédulo como el discípulo Tomás y te pregunte: ¿a la hora de armar una agencia de comunicación católica, además de servir a Dios, no vieron la posibilidad de explotar un nicho o campo de trabajo poco desarrollado en Argentina?

-En todos estos años de caminar en la Iglesia, hemos conocido muchísimos proyectos evangelizadores, donde la mayoría de ellos, lamentablemente no tuvieron éxito. Desde bandas de música que nacen y al poco tiempo se disuelven, artistas que comienzan con evangelización explícita y pasan a cantar canciones de otra índole, productores de eventos y contenidos que no pueden sostener el proyecto que Dios les muestra, o simplemente mociones evangelizadoras que nunca ven la luz. Por lo que mirar a la Iglesia argentina como una posibilidad de explotar un nicho con poco desarrollo, sería no conocer a la Iglesia misma. En nuestro tiempo de discernimiento, el Señor nos fue mostrando que para que un proyecto subsista, se desarrolle y se despliegue, es necesario que sea Cristocéntrico, es decir que Él ocupe el centro, que busquemos incansablemente la Voluntad de Dios, que busquemos incansablemente el Reino ya que lo demás viene por añadidura. Pero principalmente, el Señor nos mostraba que no hay proyecto más importante, que el corazón del hermano. Por eso, antes de mirar cómo hacer crecer tu proyecto, tu ministerio o tu misión, no hay que olvidar que el proyecto más importante que Dios nos anima a emprender, está al lado nuestro y es el corazón de nuestros hermanos.

-¿Cuáles son los próximos proyectos de Aguas Claras Misión?

-Estamos trabajando en la organización de algunos conciertos de música católica y en la producción de contenidos audiovisuales para TV.

Joaquín, poniendo su talento al servicio de la difusión de la palabra de Dios.

– Participas del Movimiento de la Palabra ¿Qué es para vos y por qué participas en él?

-Es un hermoso lugar de Iglesia. Poder ser parte de una comunidad es un regalo. Este año comienzo el sexto año de camino con ellos. Es mi sostén y combustible de la vida en todos sus aspectos. El carisma que tiene es muy interesante para tener un encuentro profundo con Dios y caminar la fe durante toda mi vida. Estoy muy agradecido a Dios por todo lo que me brindó y me brinda.

-Cuándo se piensa en comunicar la palabra de Dios a través de las redes sociales se piensan casi exclusivamente en los jóvenes. ¿Es correcta esa mirada?

-Los jóvenes son los principales usuarios y está muy bien direccionar los contenidos hacia ellos pero no son los únicos. Es bueno analizar cada red social y poder analizar los propios públicos. Hoy cada red te permite conocer las características de la audiencia. Después hay que saber cuál es  el objetivo de cada cuenta y en base a eso tomar decisiones. ¿A quién le estoy hablando? ¿A quién quiero llegar a hablarle con este mensaje? ¿Qué red social sería mejor? Todo cambia a cada momento, hay que estar en continuo análisis para adaptar los formatos.

-Para terminar, danos una serie de pautas o tips para ser un buen comunicador del Evangelio. 

-El mejor tip es no tener que decir ninguna palabra y que con nuestros actos se transmita.

Pero si hay que hablar es importante pasarlo primero por el corazón, después pensarlo y ver de qué manera me gustaría escucharlo, de qué forma podría recibirlo mejor si estuviese del otro lado. Diría que es importante la oratoria. Pero lo fundamental es creer. Si tengo la certeza de la fe, entonces puedo ir a anunciar la buena nueva.

POR SI QUIEREN CONOCER ALGO MAS DE AGUAS CLARAS MISIÓN

https://www.youtube.com/channel/UCgNQWT5ycdFnxlixJ2-hs1A *
https://www.facebook.com/AguasClarasMision
https://twitter.com/acmision

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: