Inicio Bitácora del Peregrino La Capilla de la Roca en Helsinki

La Capilla de la Roca en Helsinki

por Horacio Espinosa
La Capilla de la Roca en Helsinki

La Iglesia Temppeliaukion es una iglesia luterana en Helsinki. También conocida como la Iglesia de la Roca, es uno de los sitios más pequeños y acogedores de la capital de Finlandia.

Este inusual templo, construido directamente en la roca de granito natural, se popularizó, por un lado, como un lugar de culto religioso; y como centro cultural, por otro. Allí se suelen brindar conciertos de órgano o de música de cámara para recaudar fondos. Vale la pena recordar que los templos en Escandinavia no poseen ningún tipo de ayuda del Estado, por lo que son comunes ese tipo de espectáculos.

Historia

A principios del siglo XX, cuando Helsinki se estaba construyendo y modernizando rápidamente, el sitio fue seleccionado para la construcción de un templo. La obra comenzó, pero nunca se culminó, ya que fue interrumpida en sus primeras fases en 1939, por el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Tras el conflicto bélico, Finlandia estaba profundamente endeudada y tuvo que concentrar sus esfuerzos en pagar reparaciones a la Unión Soviética. Terminó de hacerlo en 1961 y recién entonces se realizó un nuevo concurso para la construcción de una iglesia en el lugar reservado.

Los hermanos arquitectos Timo y Tuomo Suomalainen (cuyo apellido significa literalmente «finlandés») ganaron el concurso con su proyecto.

Inicialmente, temían que el uso de las rocas para las paredes fuera rechazado por los feligreses por ser demasiado radical. Sin embargo, investigaron que las rocas funcionarían generando una excelente acústica natural, un punto a favor que la mayoría de las iglesias no tienen. Por lo tanto, decidieron edificar sin quitar los elementos originales.

Los problemas de la falta de agua y luz fueron resueltos con un tragaluz y conductos en el piso. El primero tiene un techo sostenido por una cúpula revestida de cobre, que permite el ingreso de luz natural. Los conductos, por su parte, sirven para transportar el agua que gotea por las rocas, particularmente durante la época de deshielo.

También, se temía que la iglesia fuera una gran extravagancia cuando el dinero gastado podía invertirse mejor en ayudar a víctimas de la hambruna en África. Durante la construcción, hubo estudiantes cristianos locales que grafitaron el sitio, uno de los primeros incidentes de grafiti público registrados en Finlandia.

Los planes iniciales finalmente se redujeron y en 1969 fue inaugurada la Temppeliaukio actual. Su nombre inicial fue Taivallahti y en 1971 decidieron cambiarlo.

Aunque la opinión pública respecto de la nueva iglesia fue negativa al comienzo, dado que muchos esperaban una catedral tradicional. Creían que así no iba a ser lo suficientemente cristiana y la memoria reciente de la guerra llevaba a la relacionar la estructura con la de un búnker de defensa.

Con todo, una vez calmados los temores y la oposición, el templo fue un gran éxito y los servicios a menudo están repletos de feligreses.

Descripción

Por su forma achaparrada y su construcción en piedra, de apariencia indestructible, se ha ganado el sobrenombre de «Bunker de defensa anti-diablo» (Piruntorjuntabunkkeri).

El interior se excavó en la roca, simulando un útero, y es bañada por la luz natural que entra en ella a través de su cúpula acristalada. Antes del mediodía, especialmente, la luz inunda la claraboya y brilla sobre el altar, como si se tratara de una grieta de la edad de hielo.

En esta iglesia no hay campanas, pero se escucha su sonido: una grabación se reproduce a través de altavoces. En el vestíbulo, tarjetas de oración en docenas de idiomas ofrecen saludos e información los visitantes.

La visita

Fue el primer lugar de la ciudad que conocimos. Desde el otro lado de la calle, solo se veía una gran roca con un túnel que invitaba a ingresar.

Así fue que cruzamos la calle y atravesamos el túnel, mientras divisábamos de a poco el interior de esta hermosa y curiosa capilla.

Ingresamos por un costado y nos encontramos con un templo creado para alabar a Dios en el mismo corazón de su creación. No parece creado por el hombre sino por el mismo Señor que nos deja como enseñanza que cualquier lugar, grande o pequeño, simple u ornamentado, es Iglesia.

Como todo templo luterano, éste no posee imágenes. El lugar se reserva sólo para la Palabra de Dios y un gran crucifijo, que nos recuerda que Jesús murió por nosotros en la cruz.

Tuvimos la gracia de escuchar a un pianista que y adorar con él y su música a Dios.

Antes de retirarnos subimos al coro, aunque estábamos a nivel de la calle. La parte principal del templo está unos metros metros más abajo. Desde el coro se puede ver el esplendor de la iglesia y el Señor nos regaló un rayo de Sol que justo ingresaba por el techo, como si quisiera decirnos que estaba allí con nosotros.

Si bien la capilla en la roca no es de culto católico, estoy convencido que el Señor está en todos y para todos. Por este motivo lo visitamos y creemos que ese rayo de sol que recibimos fue la confirmación de nuestro pensamiento.

Tips de Viajero

  • El Temppeliaukion está un poco alejado del centro pero Helsinki es una ciudad pequeña, vale la pena caminar unas cuadras para conocer el templo.
  • Si bien no verán imágenes, piensen que las mismas son un mero recordatorio de a quién le pedimos o agradecemos algo. No se pierdan la oportunidad de conocer este lugar solo porque es un templo luterano.
  • Si pueden, traten de estar presentes durante algún concierto, realmente la acústica es excelente.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: