Inicio Meditación Diaria Meditación del 31 de Julio

Meditación del 31 de Julio

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo 13, 54-58

Evangelio según San Mateo 13,54-58.

Al llegar a su pueblo, se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal manera que todos estaban maravillados. «¿De dónde le viene, decían, esta sabiduría y ese poder de hacer milagros?
¿No es este el hijo del carpintero? ¿Su madre no es la que llaman María? ¿Y no son hermanos suyos Santiago, José, Simón y Judas?
¿Y acaso no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde le vendrá todo esto?».
Y Jesús era para ellos un motivo de tropiezo. Entonces les dijo: «Un profeta es despreciado solamente en su pueblo y en su familia».
Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la falta de fe de esa gente.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

La falta de fe lleva a no ver los milagros.

1) ¿Quién es este?: la gente, los que te rodean siempre buscan posicionarte. Es como que ya se te rotula desde un principio. Lo mismo le pasa Jesús. Lo rotulan. Parece que de dónde venís y tu estado social implica mucho, en vez de si vivís o no en la verdad. Esto nos lleva a convertirnos en una sociedad enfermiza, donde hay veces que se acepta más la mentira de un rico que la verdad de un vagabundo. Vos no bajes los brazos, viví y anunciá la verdad, que el bolsillo y de dónde venís no te condicione en la misión por la cual viniste a este mundo. Te paso un dato: la gente siempre habla. Por lo tanto a seguir sembrando que juntos disfrutaremos de la cosecha.

2) Motivo de tropiezo: si vivís en la verdad, claro que serás tropiezo para muchos. Si brillas en lo que haces muchos buscarán liquidarte. Lamentablemente la envidia está en nuestra sociedad y también en la Iglesia, como en cualquier institución. Pero no dejes de mirar nunca al crucificado, porque allí está tu esperanza de que vas a resucitar. Lucha por tu vida y por lo que sos, a lo demás le damos batalla, la clave es tu convicción.

3) Desprecio: seguramente no recibirás el abrazo o el aliento de los tuyos, pero recordá que a Jesús le pasó lo mismo. Seguramente que cuando todo te sale bien te aplaudirán varios de tus cercanos, hasta te alentarán. Pero cuando te va mal o te falta plata, hasta te bloquearán en Whatsapp.

Vos recordá que nuestra vida es un constante caminar y aquí la tenemos que luchar, porque hasta el cielo no paramos.

Clic para descargar el audio

Un año con Jesus

Related Articles

2 comentarios

Avatar
Joaquin Isla julio 31, 2020 - 6:20 am

Dios los bendiga

Reply
Avatar
graciela galvan julio 31, 2020 - 8:08 pm

Padre Luis, muchas gracias,.Dios lo Bendiga .Nos siga ayudando a comprender el Evangelio.

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: