Inicio Los Salmos Te Alabamos Señor. Hoy: Salmo 13

Te Alabamos Señor. Hoy: Salmo 13

por Editor mdc
salmo 13

Alabar a Dios, orar, conversar con el Padre, siempre recordando nuestra condición de hijos amados por Él. Estos son algunos de los objetivos de este proyecto de Misioneros Digitales Católicos , que culminará cuando publiquemos el Salmo 150.

Hoy compartimos con ustedes el Salmo 13

Clic para descargar el audio

SALMO 13 (versículos 1-6)

Del maestro de coro. Salmo de David.

2 ¿Hasta cuándo me tendrás olvidado, Señor? ¿Eternamente?

¿Hasta cuándo me ocultarás tu rostro?

3 ¿Hasta cuándo mi alma estará acongojada

y habrá pesar en mi corazón, día tras día?

¿Hasta cuándo mi enemigo prevalecerá sobre mí?

4 ¡Mírame, respóndeme, Señor, Dios mío!

Ilumina mis ojos,

para que no caiga en el sueño de la muerte,

5 para que mi enemigo no pueda decir: «Lo he vencido»,

ni mi adversario se alegre de mi fracaso.

6 Yo confío en tu misericordia:

que mi corazón se alegre porque me salvaste.

¡Cantaré al Señor porque me ha favorecido!

Fuente: El Libro del Pueblo de Dios. 

Voz: Ma Teresa Vargas /Música: Juanjo Cabrera (Spotify)/ Juanjo Cabrera (canal de Youtube)

Comentario del Salmo 13

Salmo de súplica individual, con tres partes bien definidas: abandono del salmista (2-3),
súplica (4-5), expresión de confianza y gratitud (6). La cuádruple repetición del hasta cuándo
confiere a la queja del salmista una intensidad y un dramatismo excepcionales. Sin embargo,
no se explicitan los motivos de su actual situación.: ésta se describe genéricamente como
abandono de Dios, angustia, opresión del enemigo y posible peligro de muerte. La súplica pide
la atencón divina, la salud e, indirectamente, la derrota de los adversarios. Como en otros
salmos del género, la súplica da paso a la declaración de confianza y a una conclusión hímnica.

Fuente: La Biblia, La Casa de La Biblia, edición aprobada por la Conferencia Episcopal Española.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: