Inicio Meditación Diaria Meditación del 8 de Agosto

Meditación del 8 de Agosto

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo 17,14-20

Evangelio según San Mateo 17,14-20.

Cuando se reunieron con la multitud, se le acercó un hombre y, cayendo de rodillas,
le dijo: «Señor, ten piedad de mi hijo, que es epiléptico y está muy mal: frecuentemente cae en el fuego y también en el agua.
Yo lo llevé a tus discípulos, pero no lo pudieron curar».
Jesús respondió: «¡Generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo estaré con ustedes? ¿Hasta cuándo tendré que soportarlos? Tráiganmelo aquí».
Jesús increpó al demonio, y este salió del niño, que desde aquel momento quedó curado.
Los discípulos se acercaron entonces a Jesús y le preguntaron en privado: «¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?».
«Porque ustedes tienen poca fe, les dijo. Les aseguro que si tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, dirían a esta montaña: ‘Trasládate de aquí a allá’, y la montaña se trasladaría; y nada sería imposible para ustedes».

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Síntomas de la epilepsia espiritual.

1) Confusión temporal: es uno de los síntomas que pueden aparecer en tu vida, cuando la realidad no coincide con lo que vos tenés pensado o con lo que vos te esperas para tu vida. No le encontrás un rumbo a tu caminar de vida y mucho menos te pones un objetivo. Es cuando no sabes a dónde querés llegar con tu modo de vivir. Eso hace que estés confundido y hagas confundir a los que te rodean. Interpretas mal algunas cosas y algunas actitudes. Pero en el fondo no sos claro porque vos no la tenés clara.

2) Falta de control: si bien refiere a lo físico en el Evangelio, yo lo paso al modo espiritual. Es cuando la ira te toma y no podés controlar tu modo de decir las cosas y tus actitudes. Esto hace que lastimes a los que te rodean, como a aquellos que te quieren y tratan de ayudarte. Es esa enfermedad espiritual que te aísla, llegando con el tiempo a creerte a vos mismo que tenés razón en todo. En el fondo no tenés razón, pero nadie quiere decirte nada porque a quien quiere ayudarte vos lo terminas lastimando.

3) Pérdida del conocimiento: este es el último síntoma que te presento. Es cuando te sentís tan absorbido por tu situación, tu angustia o tus problemas que no sos capaz de ver la historia de tu vida, todo lo que viniste luchando y enfrentando. Cuando no ves cómo se fueron desarrollando las cosas y todo lo que te tocó caminar. Es esta vida que enfrentas, que te quedas solo con el momento y no con tu historia. Vos tenés una historia. No te dejes llevar por el momento. Es la historia de tu vida y, antes de tomar una decisión para tu vida, mírala, te ayudará mucho antes de decidir.

Clic para descargar el audio

Un año con Jesus

Related Articles

2 comentarios

Avatar
Joaquin Isla agosto 8, 2020 - 8:59 am

Dios los bendiga

Reply
Avatar
Graciela agosto 8, 2020 - 11:05 pm

BUENAS NOCHES,NO OLVIDEN ENVIAR MEDITACION-EVANGELIO 9-08.GRACIAS.

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: