Inicio Meditación Diaria Meditación del 22 de Octubre

Meditación del 22 de Octubre

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas 12, 49-53

Evangelio según San Lucas 12,49-53.

Jesús dijo a sus discípulos:
«Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!
Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente!
¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división.
De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres:
el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra».

Clic para descargar el audio

Tocar corazones.

1) Ardor: si alguna vez hiciste un retiro de impacto me vas a entender a lo que me refiero. Cuando uno se encuentra con Jesús siente un fuego dentro que lo mueve y le dan ganas de salir a anunciarlo por todos lados. Es a ese fuego que se refiere Jesús, que tu corazón arda y deje de ser tibio, que se mueva para que muchas más personas conozcan el amor de Dios, que sepan que se puede seguir adelante, que la religión católica es amor y no un peso, que la Eucaristía es el encuentro con el resucitado y no un mero cumplimento en donde mitad cumplo y mitad miento, que leer la Palabra de Dios es un alivio al alma y no un libro de literatura. Es ese ardor que vos y yo debemos transmitir ¿qué estamos haciendo por ello? ¿Estoy tibio?

2) Angustia: es la angustia de ver el tiempo que pasa y que seguís en la misma. Ver que no se culmina lo que te propusiste. Es tiempo de ponerse las pilas y no dejar para mañana lo que podés hacer hoy. Toma las decisiones que tengas que tomar, no la pensés de más. ¡Hay que ejecutar! Sé más claro y ejecutivo con tu vida y no andes dando vueltas. Lo que es, es, y lo que no es, no es; pero no dejes que pase el tiempo tanto, si no la angustia te carcome la cabeza. Hoy jugate por vos, por tu vida y por Dios.

3) División: tenemos que ser buenas personas, pero también todo esto nos lleva a luchar y a darnos. También traerá confrontación. Es necesario decir las cosas en el momento que corresponde, a la persona que corresponde y cuando corresponde, pero es necesario saber que el vivir en la verdad provocará división y dolor. Pero la paz que da vivir en la verdad es lo que te ayudará a superar todo conflicto.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Un año con Jesus

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: