Inicio Meditación Diaria Meditación del día 12 de Enero

Meditación del día 12 de Enero

por Pbro. Luis A. Zazano
Marcos 1,21-28

Evangelio según San Marcos 1,21-28

Entraron en Cafarnaún, y cuando llegó el sábado, Jesús fue a la sinagoga y comenzó a enseñar.
Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas.
Y había en la sinagoga un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar:
«¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios».
Pero Jesús lo increpó, diciendo: «Cállate y sal de este hombre».
El espíritu impuro lo sacudió violentamente y, dando un gran alarido, salió de ese hombre.
Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!».
Y su fama se extendió rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.

Clic para descargar el audio

Enseñar con autoridad

1) Sos profeta: se remarca mucho en la primera lectura de hoy y al inicio del evangelio la actitud profética. Vos como bautizado estás llamado a ser profeta, anunciar y denunciar. El anuncio va acompañado de la denuncia y la denuncia del anuncio. Porque muchos se dedican a denunciar más que a anunciar y se convierten así en pesimistas andantes; como también hay anunciadores que no denuncian por temor a quedar mal. Vos estás llamado a anunciar y vivir en la verdad.

2) Espíritu impuro: hoy posiblemente muchas personas estén atormentadas: te presento algunos tormentos:

a) El tormento económico: en donde los nervios te tienen mal porque no llegas a fin de mes. Porque dudas si sacas o no un préstamo, porque la tarjeta de crédito ya no da. Porque dependen personas de vos y les tenés que pagar.

b) Tormento físico: cuando hay una enfermedad que te marca los límites. Ese tormento de querer hacer cosas y no poder. El tormento de depender de otro.

c) Tormento psicológico: es el tormento de la imaginación, cuando tu cabeza no te deja en paz y constantemente está pensando en el futuro o viviendo del pasado.

d) Tormento espiritual: en donde no te encontrás con Dios, hasta incluso es como que sentís que Dios no está.

3) Autoridad: la autoridad de Jesús está unido a que sana y da ejemplo. Él se compromete con el otro y hace del otro una persona con su dignidad. Quien respeta es respetado y el respeto es clave para alguien que desee tener autoridad.

Hoy como cristiano trabajemos el respeto hacia el otro y no te dejes llevar por los tormentos. Dios libera.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Un año con Jesus

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: