Inicio Meditación Diaria Meditación del día 9 de enero

Meditación del día 9 de enero

por Pbro. Luis A. Zazano
Marcos 6, 45-52

Evangelio según San Marcos 6,45-52.

Después que los cinco mil hombres se saciaron, en seguida, Jesús obligó a sus discípulos a que subieran a la barca y lo precedieran en la otra orilla, hacia Betsaida, mientras él despedía a la multitud.
Una vez que los despidió, se retiró a la montaña para orar.
Al caer la tarde, la barca estaba en medio del mar y él permanecía solo en tierra.
Al ver que remaban muy penosamente, porque tenían viento en contra, cerca de la madrugada fue hacia ellos caminando sobre el mar, e hizo como si pasara de largo.
Ellos, al verlo caminar sobre el mar, pensaron que era un fantasma y se pusieron a gritar,
porque todos lo habían visto y estaban sobresaltados. Pero él les habló enseguida y les dijo: «Tranquilícense, soy yo; no teman».
Luego subió a la barca con ellos y el viento se calmó. Así llegaron al colmo de su estupor,
porque no habían comprendido el milagro de los panes y su mente estaba enceguecida.

Clic para descargar el audio

Seguir remando.

1) Cruzar: Jesús no se queda con los aplausos y los flashes de haber saciado a tanta gente. Hace cruzar a la orilla a los apóstoles, marcando que nuestra vida de cristianos no pasa por el glamour sino por el servicio. Tu vida es un servicio y no busques los aplausos, más bien busca a quien está necesitado. Cruzar la otra orilla es salir de tu zona de confort, es dejar de lado las comodidades y animarse a lo nuevo, a lo que es un desafío. Porque el día a día es un desafío y tu misma vida es un desafío para vos mismo.

2) Orar: Jesús muestra de dónde saca esta fuerza. La fuerza de su vida está basada en la oración. Tu oración es la fuerza para tu propia vida, es la fuerza ante el miedo, es la fuerza ante el desafío, es la fuerza ante lo nuevo, es la fuerza para vencerte a vos mismo. La oración es fuerza que te da vida para que lleves una vida con fuerza.

3) Los miedos: los apóstoles tienen miedo, sienten que se hunden. Pero Jesús vuelve a mostrar que cuando Él está todo cambia. Estamos en un 2021 que sentimos que nos hundimos, que tenemos miedo porque el virus no pasa. Pero confiemos, Él está.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Un año con Jesus

Related Articles

1 comentario

Avatar
Joaquin Isla enero 9, 2021 - 10:21 pm

Gracias Dios
Dios los bendiga

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: