Inicio Meditación Diaria Meditación del día 14 de Octubre

Meditación del día 14 de Octubre

por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Lucas 11, 47-54

Dijo el Señor:
«¡Ay de ustedes, que construyen los sepulcros de los profetas, a quienes sus mismos padres han matado!
Así se convierten en testigos y aprueban los actos de sus padres: ellos los mataron y ustedes les construyen sepulcros.
Por eso la Sabiduría de Dios ha dicho: Yo les enviaré profetas y apóstoles: matarán y perseguirán a muchos de ellos.
Así se pedirá cuenta a esta generación de la sangre de todos los profetas, que ha sido derramada desde la creación del mundo:
desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que fue asesinado entre el altar y el santuario. Sí, les aseguro que a esta generación se le pedirá cuenta de todo esto.
¡Ay de ustedes, doctores de la Ley, porque se han apoderado de la llave de la ciencia! No han entrado ustedes, y a los que quieren entrar, se lo impiden.»
Cuando Jesús salió de allí, los escribas y los fariseos comenzaron a acosarlo, exigiéndole respuesta sobre muchas cosas
y tendiéndole trampas para sorprenderlo en alguna afirmación.

Clic para descargar el audio

Buscar, cambiar y crecer

1) Buscar: Es revisar tu interior y buscar lo que le da sentido a tu vida, pero también con mucha sinceridad y sin mentirte aquello que te lleva a caer en debilidades y encima le metes la culpa a otros. Y con tal de quedar vos bien parado sos capaz de difamar. Ya es tiempo de dejar de culpar a otros y victimizarse, es tiempo de ver a cuántos hemos sepultado de nuestras vidas.


2) Cambiar: Es ver y comprender que nunca es tarde para cambiar, quien quiere puede. Encima de ello aparecen en tu vida profetas que te marcan el camino. También situaciones y ocasiones que te van revelando el querer de Dios en tu vida. Hoy vos tenés la posibilidad de cambiar tu historia, tu vida y la de los que te rodean.

3) Crecer: Es crecer juntos sin destruirnos y sin imponer. Somos una Iglesia caminante, una Iglesia peregrina. Que vamos juntos y que tenemos que estar unidos. Crecer es dar confianza y confiar. Crecer es abrirse al otro y dejar que el otro entre en tu vida. Crecer es aceptar los errores y asumirlos sin mirar al costado. Crecer es pensar un futuro sin olvidar un presente y aceptar mi pasado. Crecer es ser cristianos unidos en donde no nos liquidemos entre nosotros sino que más bien nos ayudemos entre nosotros. Yo sueño con una Iglesia unida y sin búsqueda de intereses particulares. El único interés que vos y yo tenemos que tener siempre es llevar almas a Jesús.

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: