Inicio Espiritualidad Citas con La Biblia (XV)

Citas con La Biblia (XV)

por Carlos L. Rodriguez Zía
Navidad

Hoy será Nochebuena; mañana Navidad. Cinco palabras que dicen mucho; pero no tanto como celebrar una vez más el nacimiento del Niño Dios. El más grande que se hace pequeño. El Padre que nos deja su Palabra, fuente de una nueva cita con La Biblia, contemplando el pesebre.

A lo largo del Adviento habremos encendido las cuatro velas de la Corona de Adviento, iluminando el camino hacia la Navidad. Habremos armado el pesebre, adornado el árbol, preparado la cena de Nochebuena o la comida de Navidad. Habremos comprado regalos, colaborado con algún árbol de la caridad para que muchos hermanos tengas una comida distinta en estos días. Y, seguramente, nos habremos hecho tiempo para preparar el corazón, el alma, para que ese el Niño Dios nazca en cada uno y el 2021 se despida distinto; y el 2022 despierte con fuerza, con Fe. Con todo esto en mente, compartimos estos versículos para una nueva cita con La Biblia.

Pero la hora se acerca, y ya ha llegado, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque esos son los adoradores que quiere el Padre.

Evangelio según Juan 4, 23.

Porque la Buena Noticia que les hemos anunciado llegó hasta ustedes, no solamente con palabras, sino acompañada de poder, de la acción del Espíritu Santo y de toda clase de dones.

Primera Carta a los Tesalonicenses 1, 5.

 Este es mi Servidor, a quien yo sostengo, mi elegido, en quien se complace mi alma. Yo he puesto mi espíritu sobre él para que lleve el derecho a las naciones.

Isaías 42, 1.

Hay diversidad de ministerios, pero un solo Señor.

Primera Carta a los Corintios 12, 5.

Pero ustedes, queridos hermanos, no deben ignorar que, delante del Señor, un día es como mil años y mil años como un día.

Segunda Carta de San Pedro 3, 8.

El envió su Palabra al pueblo de Israel, anunciándoles la Buena Noticia de la paz por medio de Jesucristo, que es el Señor de todos.

Hechos de los Apóstoles 10, 36.

Porque todavía falta un poco, muy poco tiempo, y el que debe venir vendrá sin tardar.

Carta a los Hebreos 10, 37.

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: