Inicio Meditación Diaria Juan 3, 1-8

Juan 3, 1-8

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan 3, 1-8

 

Clic para descargar el audio

Instrucciones para descargar el audio usando iPhone  

 

Evangelio según San Juan 3,1-8.

Había entre los fariseos un hombre llamado Nicodemo, que era uno de los notables entre los judíos.
Fue de noche a ver a Jesús y le dijo: «Maestro, sabemos que tú has venido de parte de Dios para enseñar, porque nadie puede realizar los signos que tú haces, si Dios no está con él».
Jesús le respondió: «Te aseguro que el que no renace de lo alto no puede ver el Reino de Dios. »
Nicodemo le preguntó: «¿Cómo un hombre puede nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y volver a nacer?».
Jesús le respondió: «Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.
Lo que nace de la carne es carne, lo que nace del Espíritu es espíritu.
No te extrañes de que te haya dicho: ‘Ustedes tienen que renacer de lo alto’.
El viento sopla donde quiere: tú oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo sucede con todo el que ha nacido del Espíritu».

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

Renace de lo alto, esto no termina aquí.

1) Fue de noche: es la actitud del que va a las escondidas, tiene miedo de que lo vean con Jesus. Es como esos cristianos que tienen miedo que lo vean en las cosas de Dios. Lo que yo le llamo «síndrome de monaguillo adolescente» porque le encanta ayudar en misa pero cuando es adolescente no se anima mucho a ayudar porque tiene miedo que lo carguen (se le rian) hay personas que tienen miedo a lo que la sociedad diga por su búsqueda a lo trascendente. Busca a Dios y sentite orgulloso de tu búsqueda.

2) Lo que es carne, carne es: la vida no es tan sólo esto. Existe algo más y Jesús te quiere recordar eso, no todo termina aquí, El cielo existe y te espera, vos tenes entrada y entrada vip. No te quedes con la carne, no te quedes con llenar los bolsillos de plata y preocuparte por la última camioneta que salga en que si podes comprarla o no. Apunta a más, Apunta a pagar la cuota del cielo y no de la concesionaria.

3) El viento sopla: hoy Dios sopla tu vida, quiere soplar para moverte y recordarte que apuntas a lo alto. A la vida eterna y a la sonrisa que no se acaba. Se feliz y hace feliz porque juntos tenemos que ir al cielo y hay que llenarlo.

Hasta el Cielo no paramos…

 

 

  Clic para descargar el audio

Instrucciones para descargar el audio usando iPhone  

Publicidad – Cada vez que haces clic en nuestros anunciantes, colaboras con MDC

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: