Inicio Celebraciones ¿Cómo murió San José?

¿Cómo murió San José?

por Editor mdc
Muerte San Jose

Muchos a lo largo de los siglos se han preguntado cómo murió José de Nazaret, esposo de María Virgen y padre según la Ley de Jesús, el Hijo de Dios.

No existen documentos que avalen el cuándo y el cómo de la muerte de san José, aunque el Patriarca ha sido nombrado Patrono de la Buena Muerte. Sobre cuándo murió José, la tradición señala que fue un 19 de marzo, día en que se celebra la fiesta del Santo Patriarca. Pero sobre el año nada se ha podido averiguar hasta el momento. Tan silenciosa fue la vida de José que se fue de este mundo calladamente.

Unos, como san Epifanio, creen que José murió poco después de cumplir Jesús 12 años, es decir poco después de haber hallado a Jesús discutiendo con los doctores de la Ley. Sobre esta hipótesis se han basado muchos para deducir que José era un hombre mayor, es más, incluso anciano, para resaltar de este modo la virginidad de María y encontrar una explicación fácil a su castidad matrimonial.

La mayoría piensa que José murió poco antes de la vida pública de Jesús. El evangelio de san Juan narra las Bodas de Caná (cfr. Jn, 2, 1-11) y señala que Jesús se dio a conocer antes de que “llegara mi hora”, o sea cuando comenzó su vida pública. Estaban invitados a la boda María su madre, y nada dice de san José. La Virgen no hubiera ido a una boda sin su esposo, lo que indica que José ya había fallecido.

Y ¿cuándo murió san José? Aunque no hay documentos, es posible que el Santo Patriarca tomara a María como esposa a los veinte y pocos años. La Virgen era más joven, era una doncella cuando se unió a José en matrimonio. La esperanza de vida en tiempos de Jesús no era mucha y rondaba entre los 45-50 años de media para los hombres. Por lo tanto, José debió fallecer entre los 45 y 50 años, o sea cuando Jesús tendría entre 20 y 25 años.

Y ¿cómo murió José? José de Nazaret fue elegido muy cuidadosamente por Dios para que custodiara a su Hijo, Jesús, y a la Madre de este, siempre Virgen, María. José era un predilecto de Dios, y a los predilectos no les falta nunca la cruz de cada día, como decía santa Teresa de Ávila.

Por lo tanto el Señor le debió conceder una muerte plácida, aunque no exenta de dolores, recibiendo los cuidados y el cariño personal de su esposa María y de su hijo Jesús, como cuenta san Bernardino. ¡Qué bien morir tienen las personas cuando son atendidas por Jesús y por María en su última agonía! Mueren con el alma en paz, ¡felices!

San José, patrono de la Buena Muerte, nos acompaña con Jesús y María en el tránsito de nuestra vida a la vida eterna. Encomendándose a san José en la hora de la muerte le pedimos que nos conceda la paz en el alma y la participación en la vida beatífica del cielo tras dejar la vida mortal.

 

 

Además, podemos rezar esta oración con tanta tradición en la Iglesia:

Jesús, José y María os doy el corazón y el alma mía,

Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía,

Jesús, José y María, descanse en paz con vosotros (ustedes) el alma mía.

Una vez falleció, cuenta santo Tomás, el alma de José fue al seno de Abrahán con los demás justos del Antiguo Testamento, hasta la muerte de Jesucristo, hasta consumada la redención, donde las almas pasarían ya a un descanso “pleno”, pues aunque habían expiado la culpa, tenían la naturaleza.

Pero es más, algunos santos, como san Juan XXIII, creían que san José resucitó en cuerpo y alma a los cielos (homilía el 26 de mayo de 1960, con motivo de la canonización de san Gregorio Barbarigo). El Papa dijo que él lo creía así en su interior, pero no anunciaba doctrina alguna.

También lo creían el teólogo español Suárez, san Pedro Damián y san Bernardino de Siena, san Francisco de Sales, san Alfonso María de Ligorio, la venerable Madre María Jesús de Ágreda, Bossuet, san Enrique de Ossó y Cervelló y otros. ¿Cómo no podría estar en cuerpo y alma en los cielos, al lado de Jesús y María su esposa?

Y un dato más para la historia. El día en que el beato Pío IX nombró a san José Patrono de la Iglesia universal, unos energúmenos se fueron al Vaticano y debajo de las ventanas gritaron “¡Muerte al Papa!”. ¡Qué rabia tenía el diablo!

San José, decía san Juan Pablo II, fue comprendido y divulgado por un alma profunda y mística, santa Teresa de Ávila, junto con tantos santos e instituciones religiosas que tienen al Santo Patriarca como Patrono y hasta fundador.

El día 19 de marzo, el próximo domingo (o el lunes según los lugares dado que el domingo es de Cuaresma) todos podemos pedir la intercesión de san José para nuestras necesidades, pues decía santa Teresa que el Santo Patriarca nunca le falló.

Además, podemos contemplar a san José en tres misterios del Santo Rosario: los tres últimos Misterios de Gozo: el Nacimiento de Jesús en Belén, la Presentación de Jesús al Templo, y Jesús perdido y hallado en el Templo discutiendo con los doctores de la Ley. Es una manera de vivir esta unión de José con María y con Jesús, la Sagrada Familia.

FUENTE: es.aleteia.org

 

Related Articles

13 comentarios

Avatar
Cristhian marzo 13, 2017 - 10:08 pm

Coincido al pensamiento de San Juan XXlll respecto a una ascencion en cuerpo a los cielos …. como no creerlo así? Sabemos que cuando Jesús fue al desierto a ser tentado «estaba desprovisto de toda protección del Padre» obviamente tampoco estaba jose ya para protegerlo y si la Escritura lo deja un poco de lado al final de sus días es porque decir que «fue llevado en cuerpo y alma al cielo» antes de la resurrecion de Cristo podia ser tergiversado por tantos grupos empeñados en desdecir a Nuestro Señor Jesucristo y su obra redentora

Reply
Avatar
Norma Olivera marzo 13, 2017 - 10:46 pm

Hermosa la historia de San José mi patrono de mi iglesia gracias

Reply
Avatar
Patricia marzo 19, 2017 - 1:49 pm

Qué bello texto! Y muy esclarecedor. San José, patrono de la buena muerte, ruega por nosotros .

Reply
Avatar
Cristina marzo 24, 2017 - 9:48 am

Qué vida la de San José!!! Ejemplo de cridtiano por excelencia,protege nuestras familias!!!

Reply
Avatar
Diana Aricia Sevilla Flores julio 4, 2017 - 12:37 am

San José, ruega a Dios por el mundo entero pasado, presente y futuro. Amén.

Reply
Avatar
beatriz febrero 25, 2018 - 9:17 am

Que lindo saber más de San José . Gracias

Reply
Avatar
Zule noviembre 30, 2018 - 3:59 pm

San José siempre te escucha !! Gracias !!

Reply
Avatar
Angels diciembre 28, 2018 - 3:56 pm

Un ejemplo de «saber estar» de humildad, de amor, de sencillez …. de discreción. No fue el padre pero cuido y amo a Jesús como si lo fuera.

Reply
Avatar
Patricia Romero marzo 5, 2019 - 1:22 pm

Gracias por saber un poco más de este Santo Hombre de DIOS!!!!!San Jose Rogad por las Familias AMÉN!!!!!!

Reply
Avatar
Sandra marzo 9, 2019 - 6:18 am

Fue hermoso conocer de san Jose.

Reply
Avatar
Naima Auxiliadora Barilla marzo 12, 2019 - 4:57 pm

Qué linda historia de San José, que el resguardo a mi familia y a las familias del mundo entero..gracias por compartir

Reply
Avatar
Liana mayo 5, 2019 - 11:29 pm

Gracias por compartir la historia de San José

Reply
Avatar
Sheila mayo 12, 2019 - 8:15 am

Yo me empecé a preguntar sobre S.JOSÉ, cuando alguien en mi alma, me hizo preguntarme y saber que fue de él. Desde ese día no he echo más que creer que él fue especial y Bendito por JHAVED, y que María estuvo enamorada de él, al igual que ahora; y que JESÚS le quiso y le quiere como su papá, aunque sea JHAVED. Pienso como muchos, que están todos juntos en cuerpo y alma en el cielo y que son felices; todos ellos, lo dieron todo por JESÚS y JESÚS por su PADRE; así que le deseo todo BIEN y todo AMOR y FÉ por siempre y para siempre con todas las almas que estén junto a él. AMÉN.

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: