Inicio Entrevistas Madrugar para conversar con Dios

Madrugar para conversar con Dios

por Carlos L. Rodriguez Zía
Los Madrugadores

Los Madrugadores nacieron en Chile en  1989, desde allí se expandieron al mundo y desde el año 2012 están presentes en la provincia de Córdoba (Argentina). Misioneros Digitales Católicos conversó con Juan Barbosa, uno de los fundadores de la división cordobesa.  Pasen y conózcanlos.

 

Hay un dicho muy popular en Argentina que dice que “al que madruga Dios lo ayuda”.  Hace siete años, Juan Barbosa  y un grupo de amigos creyeron que sería una buena idea ponerlo en práctica y fundaron la comunidad de Los Madrugadores en la provincia de Córdoba, que a través de la oración y la formación buscan vivir y proclamar su fe en Dios.  Dos semanas atrás, Córdoba fue sede del encuentro anual y nacional de Los Madrugadores argentinos. Entre charlas y momentos de oración, Juan, padre de cinco hijos, abuelo de cinco nietos y que trabaja para una multinacional como coordinador comercial,  se hizo de tiempo para hablar con nosotros de este movimiento que el año que viene se apresta a celebrar sus treinta años de vida.

 -Para empezar esta charla Juan, contanos qué son Los Madrugadores.

-Los Madrugadores somos una comunidad de varones en oración que, con la frecuencia adoptada y con la libertad que cada una fije, se reúnen a rezar siendo el objetivo principal unirse firmemente en la plegaria varonil con María y Jesucristo rumbo al Buen Padre Dios.

-¿Cuándo nace la comunidad  Los Madrugadores en la provincia argentina de Córdoba de la que sos uno de sus fundadores?

-En Córdoba, Los Madrugadores por la Vida y la Esperanza” –este es el  nombre completo que le pusimos a nuestro grupo cordobés-  nacen en el Santuario de Schoenstatt (Av. Rafael Núñez 3524, Córdoba, Argentina) el 17 de noviembre del año 2012,  con la participación de treinta y dos  varones de distintas realidades (estado civil, profesiones, edades, etc.). Nos reunimos los primeros y terceros sábados de cada mes, entre las 7 y las 9 de la mañana. En los primeros sábados, asistimos a una misa y en los terceros, a una hora de oración en adoración que incluye el rezo del Santo Rosario.

 

Los Madrugadores

Madrugar con Dios. En primera fila y justo en el centro está Juan Barbosa, rodeado de sus compañeros madrugadores.

-Es decir que son sólo un grupo de oración.

-No. También de formación. En los dos encuentros mensuales, en la segunda hora, tratamos temas formativos acordados a comienzos de año. Este año, por ejemplo, estamos trabajando la  santidad en el trabajo. Los temas de formación  son abordados por los mismos integrantes dando así lugar a su preparación con tiempo y, por qué no, a subgrupos interesados en conocer un poco más sobre el tema a exponer.

 -¿Hay algún tipo de requisito o condición para formar parte de Los Madrugadores?

-Conscientes de la necesidad del protagonismo del varón en la Iglesia, no se ponen condicionamientos de ningún tipo a los hombres que quieren acercarse, ya que ¡tienen mucho para dar a la comunidad y mucho para servir al Señor! La consigna es la plena libertad. No se está obligado a participar y, en caso de no hacerlo, nunca será hostigado ni le será requerida explicación alguna. ¡Por algo será que no ha podido asistir y se lo respeta! Lo único que tiene que saber y sentir es  que se lo extraña ya que cada persona tiene un don especial para compartir con los demás y enriquecer la comunidad.

Con versar con Dios

Además de orar, Los Madrugadores se ocupan de su formación como cristianos.

 -¿Y de qué manera Los Madrugadores colaboran con la comunidad?

-Con un apostolado anual y otro mensual, los Madrugadores por La Vida y la Esperanza colaboran devolviendo a la sociedad, en hechos concretos, lo que con tantas gracias reciben. Ya que al integrar una comunidad, se nutren del fuego y la esperanza de los otros.  Por ejemplo, la organización de actividades como un retiro anual para hombres -el próximo  será el 20 de octubre). O realizando acciones de apostolado a través de campañas con flyers (volantes digitales) para colaborar con una mejor convivencia en nuestra provincia de Córdoba.  Este año  estamos desarrollando la campaña de recuperación de los valores que nos hicieron grandes.

-¿Y en el resto del mundo existen Los Madrugadores por la Vida y la Esperanza?

-Los Madrugadores nacen en Rancagua (Chile) en el mes de mayo de 1989 y allí cuentan  con más de 70 comunidades. En Argentina hay 40. Dos de ellas recién nacidas en el mes de agosto. También hay comunidades muy activas en Colombia, México, Ecuador, Costa Rica, El Salvador y Puerto Rico. En Europa, los Madrugadores están presentes en Portugal, España y Alemania. Con respecto a la Argentina, aquí se  han realizado ya nueve encuentros y,  justamente para el noveno, se eligió como sede a Córdoba. El mismo se ha realizado en el fin de semana largo de agosto (18 al 20), donde 161 Madrugadores de todo el País se dieron cita para crecer en la oración, en la formación y en el compromiso de ser “nunca profetas de calamidades, sino centinelas de un nuevo amanecer”.

 -¿Qué pensás que la fe que cultivan Los Madrugadores le aportan a las demás personas?

-El darle algo al otro es un imperativo de los Madrugadores por la Vida y la Esperanza, ya que tienen muy claro el “ORA ET LABORA”, y por ello están muy inquietos siempre en la expansión y la llegada a los hombres creando una verdadera COMUNIDAD EN SALIDA. Así, con mayúsculas. Un poco por su espíritu pero otro poco (o mucho) porque sienten que no pueden guardarse para sí este verdadero tesoro que es “Madrugar” y así transitar, de la mano de María y con Jesucristo, este fascinante camino hacia el Buen Padre Dios al que está orientada toda vida humana.

 -Si alguien quiere conocer más de Los Madrugadores o ponerse en contacto con ustedes, quizás formar una comunidad, ¿cómo puede hacerlo?

-Nos pueden contactar vía Facebook (https://www.facebook.com/madrugadores.cerrocordoba)  o escribirnos a  madrugadores.cerro.cba@gmail.com. O en www.schoenstatt.org.

 

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: