Inicio Personajes La estrella de la NBA que juega con un propósito: dar gracias a su padre

La estrella de la NBA que juega con un propósito: dar gracias a su padre

por Editor mdc
basquesbolista

El ala-pivot de los Toronto Raptors, Pascal Siakam, acaba de consagrase con su equipo campeón de la NBA, la liga más destacada del basquet mundial, al derrotar a los Golden State Warriors. Su padre quiso que fuese al seminario de pequeño. Conozcan su historia.

En cada juego se persigna y apunta con el dedo hacia el cielo. Es por su fe católica y por su padre. Mide 2.08 metros, tiene 25 años, es profesional desde el 2016, gana varios millones de dólares por temporada y nació en la ciudad de Douala, Camerún.

Imitando a los héroes futbolísticos de Camerún, encabezados por Samuel Eto’o, Patrick M’Boma, Roger Milla y François Omam-Biyik, Siakam quería jugar al futbol. Fue en el seminario de San Andrés en Bafia donde –por su altura—comenzó a jugar basquetbol.

Hoy está en el mismo equipo que el ex estrella de los San Antonio Spurs, Kawhi Leonard y enfrenta a dos súper estrellas de los Warriors: Stephen Curry y Kevin Durant. Había llegado al Seminario menor de San Andrés a los once años de edad, obedeciendo a su querido padre, aunque no quería ser seminarista. Mucho menos sacerdote.

Aunque hizo todo lo posible porque lo echaran del Seminario, finalmente se quedó y, según ha confesado, la formación religiosa, la disciplina, la moral y la formación académica le dejó una huella imborrable en su vida. Tras jugar en un campeonato en Sudáfrica, fue reclutado para ir a Estados Unidos.

Fue a la Universidad Estatal de Nuevo México y ahí se formó con el equipo colegial. Su padre murió en 2014 en un accidente automovilístico mientras estudiaba en Estados Unidos. Y eso lo cambió mucho. Siakam dijo a la cadena deportiva ESPN que era el mejor hombre que había conocido en su vida. Y que lo de llevarlo al Seminario no fue para que aprendiera a jugar baloncesto, sino para que se enseñara a trabajar duro, a creer en sí mismo, a ser parte de un equipo.

En realidad Siakam comenzó a jugar basquetbol organizado hasta que tenía cerca de 18 años de edad. “Pero emergió muy pronto como una fuerza que ha conducido a la final a los Toronto Raptors”, dice el portal de CBC News. Y agrega que su entrenador en los Aggies de la Universidad Estatal de Nuevo México, Marvin Menzies, cree que Siakam es el jugador que es “porque juega con un propósito”. Seguramente responderle a su padre.

El seminario, dijo Siakam a ESPN “me ayudó a concentrarme en mí mismo y a tratar de superarme y trabajar duro por lo que quería. “Creo que sé por qué mi papá me hizo ir”, escribió en 2016 en The Players ‘Tribune. “Me estaba dando todas las herramientas que necesitaba para tener éxito.

“Tan importante como su sueño de que su hijo jugara en la NBA fue su deseo de convertirme a mí mismo en un hombre”, terminó diciendo en The Players Tribune, Siakam. A sus 25 años acaba de hacerse de un anillo como campeón de la NBA.

Fuente: Aleteia /Autor: Jaime Septién

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: