Inicio Meditación Diaria Mateo 12,1-8

Mateo 12,1-8

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo-12,1-8

Evangelio según San Mateo 12,1-8.

Jesús atravesaba unos sembrados y era un día sábado. Como sus discípulos sintieron hambre, comenzaron a arrancar y a comer las espigas.
Al ver esto, los fariseos le dijeron: «Mira que tus discípulos hacen lo que no está permitido en sábado».
Pero él les respondió: «¿No han leído lo que hizo David, cuando él y sus compañeros tuvieron hambre,
cómo entró en la Casa de Dios y comieron los panes de la ofrenda, que no les estaba permitido comer ni a él ni a sus compañeros, sino solamente a los sacerdotes?
¿Y no han leído también en la Ley, que los sacerdotes, en el Templo, violan el descanso del sábado, sin incurrir en falta?
Ahora bien, yo les digo que aquí hay alguien más grande que el Templo.
Si hubieran comprendido lo que significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios, no condenarían a los inocentes.
Porque el Hijo del hombre es dueño del sábado».

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

La religión acompaña al hombre.

1) Tenían hambre: Jesús mira la necesidad y da una solución a esa necesidad, no se ata a las leyes o reglamentos, usa el sentido común a lo cual muchas veces no lo tenemos o no lo usamos. Jesús busca resolver la situación, no patea las situaciones, no es vueltero, no mira para el costado. A la situación la asume y busca resolverla desde el sentido común y lo mejor para el hombre. Es eso lo que vos tenés que hacer, ponele el pecho a las balas y mete a las cosas, anda de frente. No seas vueltero, usa el sentido común y el bien de la persona. Usando el sentido común y buscando el bien de la persona seguro que no la erras.

2) Los fariseos: Ellos miran a la ley y no al hombre. Miran una religión con leyes pero sin estructura. Sería como un catolicismo que predique el código de derecho canónico más que la Palabra de Dios. Esa actitud farisaica que vos y yo podemos tener en donde todo es reglamentado. Cuando te atas a la religión olvidandote del hombre, no es religión. Cuánto nos quejamos de algunas religiones que tienen personas findamentalistas, pero en el catolicismo tenemos que asumir que también las tenemos y cierran una religión y al mismo Dios. La religión sacia en esta vida, no deja con hambre de vida.

3) Misericordia: Jesús nos invita a tener una mirada distinta, a caminar en el diálogo y la cercanía. Vos no podés ser fiscal de aquellos que van a misa los domingos; no podés ser un inspector religioso. Estás llamado a acercarte y escuchar, guiar y cuidar. Vos y yo tenemos el desafío de llevar a Jesús con una sonrisa y un abrazo. Tenemos el compromiso de llevar soluciones y no problema, por el simple hecho de que tenemos a Jesús en nuestro interior.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: