Inicio Meditación Diaria Lucas 4,14-22a

Lucas 4,14-22a

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas-4,14-22a

Evangelio según San Lucas 4,14-22a.

Jesús volvió a Galilea con el poder el Espíritu y su fama se extendió en toda la región.
Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.
Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura.
Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos
y proclamar un año de gracia del Señor.
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él.
Entonces comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír».
Todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca.


Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

El espíritu de verdad

1)Volvió con la fuerza: Ya iniciamos un nuevo año. Tenemos que recuperar fuerzas físicas, psíquicas, pero también espirituales. Volvé a fortalecerte espiritualmente, cuidando las tres cosas que siempre te digo: oración, Sacramentos (Eucaristía y Confesión) y ayuda a los demás. Estas tres cosas fortalecen nuestro Espíritu y nos hace bien. La vez pasada me contaban de una misión llamada «Ignis» que hicieron los de Schoenstatt en Salta. Los chicos volvieron encantados. Ver más de cien jóvenes que vuelven con la sonrisa de oreja a oreja y disfrutando de sus vacaciones en visitas a familia, cocinando, rezando y disfrutando. Vos buscá aquellas cosas que fortalecen tu Espíritu y tu espiritualidad.

2)Volvió: Jesús volvió a su origen, al lugar donde lo conocen bien y en donde él conoce bien a cada uno. Es bueno que vuelvas a los tuyos, que aceptes a tu familia y a tus amigos que conoces desde chico. Hay personas que cuando vuelven al hogar hasta recuerdan aromas (la salsita de la abuela). ¿Sabes? Te puede hacer mucho bien hoy «recordar 2 momentos lindos de tu infancia». ¿Te animas a recordar y escribirlo? Pensá y recordá dos momentos lindos de tu infancia. Por ejemplo: una mía era cuando conocí a los casafantasmas (eran mis ídolos) y mis pobres viejos se bancaron no sé cuántas horas parados. Pero el estar con mis ídolos ya era el premio mayor. Otra de mi infancia era ir al campo con mi viejo, la pasaba muy bien, hasta me hacia el ingeniero agrónomo. Ja.

3) Anuncia: Presenta Jesús su misión y ellos no entienden. Hoy volvé a ver tu misión, tu opción de vida. A algunos les costará y a otros no, pero tenés que hacer la voluntad de Dios, eso que te hace plenamente vos. Asumí y enfrentá. Dios te sacará ileso. No te preocupes pero si ocúpate de tu vida.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: