Inicio Meditación Diaria Mateo 4,12-23

Mateo 4,12-23

por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Mateo 4,12-23.

Cuando Jesús se enteró de que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea.
Y, dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, a orillas del lago, en los confines de Zabulón y Neftalí,
para que se cumpliera lo que había sido anunciado por el profeta Isaías:
¡Tierra de Zabulón, tierra de Neftalí, camino del mar, país de la Transjordania, Galilea de las naciones!
El pueblo que se hallaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que vivían en las oscuras regiones de la muerte, se levantó una luz.
A partir de ese momento, Jesús comenzó a proclamar: «Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca».
Mientras caminaba a orillas del mar de Galilea, Jesús vio a dos hermanos: a Simón, llamado Pedro, y a su hermano Andrés, que echaban las redes al mar porque eran pescadores.
Entonces les dijo: «Síganme, y yo los haré pescadores de hombres».
Inmediatamente, ellos dejaron las redes y lo siguieron.
Continuando su camino, vio a otros dos hermanos: a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca con Zebedeo, su padre, arreglando las redes; y Jesús los llamó.
Inmediatamente, ellos dejaron la barca y a su padre, y lo siguieron.
Jesús recorría toda la Galilea, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias de la gente.


Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

El seguimiento

1)Tu luz: No me cansaré de decirte que vos tenés algo divino. Hay algo de Dios en vos… no puedo creer cómo te ninguneas o basureas. Vos sos importante «Jesús vino y dio la vida por vos» ¿te parece poco? Hay mucha gente que forma parte de tu vida y de la cual vos formas parte de la vida de ellas, ¡no te detengas! Que tu vida no se pase entre queja y queja, en la cama, o simplemente entre pastillas y consultorios médicos. Genera luz, genera ganas de vivir, lleva alegría y entusiasmo. Cambia la cara, silba, canta. Cuántas cosas podés hacer. Todo depende de vos.

2)El llamado: En la Iglesia hay distintas vocaciones, pero a la cual todos estamos llamados es la santidad. Ser santo no significa ser de manitos juntas y como que ni le llega la señal del pecado, ¡no! Eso no es ser santo. Ser santo es aquel que la lucha día a día. Es la persona que trata de ponerlo a Dios en su jornada, es la persona que trata de encontrarle la vuelta a las cosas, es la persona que sabe que está Dios todo el tiempo consigo. Vos estás llamado a eso. Es vivirla de una manera simple y no complicársela tanto ni complicar a nadie.

3)La palabra: Hoy celebramos el domingo de la Palabra. El Papa Francisco propuso que , desde este año, el III domingo durante el año sea el domingo de la Palabra, por una situación concreta, la mayoría de los fieles tiene contacto con la palabra de Dios sólo en la misa. Es necesario profundizar más en la Biblia y a rezar con ella. Por eso me escuchas siempre que digo la cita bíblica, para que la busques y para que toques la Biblia y la leas. Es importante la palabra de Dios y en esto sabes que nuestros hermanos evangelistas y judíos nos llevan años luz. La leen y hasta la estudian. Capaz que una buena propuesta sea que hoy o esta semana lleves tu Biblia para que te la bendigan y recuerdes que, al leerla, estás orando.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: