Inicio Meditación Diaria Marcos 9,14-29

Marcos 9,14-29

por Pbro. Luis A. Zazano
Marcos 9,14-29

Evangelio según San Marcos 9,14-29.

Cuando volvieron a donde estaban los otros discípulos, los encontraron en medio de una gran multitud, discutiendo con algunos escribas.
En cuanto la multitud distinguió a Jesús, quedó asombrada y corrieron a saludarlo.
El les preguntó: «¿Sobre qué estaban discutiendo?».
Uno de ellos le dijo: «Maestro, te he traído a mi hijo, que está poseído de un espíritu mudo.
Cuando se apodera de él, lo tira al suelo y le hace echar espuma por la boca; entonces le crujen sus dientes y se queda rígido. Le pedí a tus discípulos que lo expulsaran pero no pudieron».
«Generación incrédula, respondió Jesús, ¿hasta cuando estaré con ustedes? ¿Hasta cuando tendré que soportarlos? Tráiganmelo».
Y ellos se lo trajeron. En cuanto vio a Jesús, el espíritu sacudió violentamente al niño, que cayó al suelo y se revolcaba, echando espuma por la boca.
Jesús le preguntó al padre: «¿Cuánto tiempo hace que está así?». «Desde la infancia, le respondió,
y a menudo lo hace caer en el fuego o en el agua para matarlo. Si puedes hacer algo, ten piedad de nosotros y ayúdanos».
«¡Si puedes…!», respondió Jesús. «Todo es posible para el que cree».
Inmediatamente el padre del niño exclamó: «Creo, ayúdame porque tengo poca fe».
Al ver que llegaba más gente, Jesús increpó al espíritu impuro, diciéndole: «Espíritu mudo y sordo, yo te lo ordeno, sal de él y no vuelvas más».
El demonio gritó, sacudió violentamente al niño y salió de él, dejándolo como muerto, tanto que muchos decían: «Está muerto».
Pero Jesús, tomándolo de la mano, lo levantó, y el niño se puso de pie.
Cuando entró en la casa y quedaron solos, los discípulos le preguntaron: «¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?».
El les respondió: «Esta clase de demonios se expulsa sólo con la oración».


¿Eres periodista, tienes experiencia usando WordPress? ¿Diseñador gráfico o programador Web? ¿Sabes de edición de video o audio? ¿Te gustaría colaborar con Misioneros Digitales? Escríbenos…

El Espíritu se saca con oración

1) Un endemoniado: Es una persona que sufre, que se golpea, que no da más. Una situación que preocupa a la familia. Se hace rígido porque la vida lo golpea tanto que ya no quiere sufrir, se lastima a sí mismo y lastima a los que ama. Siente muchas voces en su interior que lo vuelven loco. Cuántas veces vos estas así, te querés tirar, te lastimas a vos, te echas abajo.

2) Todo es posible Para quien cree… qué hermosa frase para iniciar la semana. Cuántos ya nos sentimos golpeados por las cosas que van apareciendo, cuántos ya tienen el corazón por la mitad. Hoy Dios te pide que tengas fe, todo va a pasar. Ten fe que así salen los milagros.

3) La oración: Para sanar a otros es necesario la oración, sin oración no se logra nada. Un apóstol que no reza es solo un conferencista. Dios te pone a que sanes y que prediques, para ambos es necesaria la oración.

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: