Inicio La Voz del Pastor El Señor hoy habla de amor y mandamientos

El Señor hoy habla de amor y mandamientos

por Card. Rubén Salazar Gómez
El Senor hoy habla de amor y mandamientos

Estamos ya en el sexto domingo del Pascua, el tiempo pasa muy rápido, vamos a aprovecharlo bien, no perdamos esta oportunidad que el Señor nos regala con el tiempo pascual, escuchemos:

Del santo Evangelio según SAN JUAN 14, 15 -21

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: 

«Si me aman, guardarán mis mandamientos. Y yo le 
pediré al Padre que les dé otro Paráclito, que esté siempre con ustedes, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede 
recibido, porque no lo ve ni lo conoce; ustedes, en cambio, 
lo conocen, porque mora con ustedes y está en ustedes. 

No los dejaré huérfanos, volveré a ustedes. Dentro de poco el mundo no me verá, pero ustedes me verán y vivirán, porque yo sigo viviendo. Entonces sabrán que yo estoy en mi Padre, y ustedes en mí y yo en ustedes. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él». 

Palabra del Señor. 

Transcripción de La Voz del Pastor del 17 de mayo de 2020

El Señor hoy habla de amor y mandamientos, si alguno me ama guarda mis mandamientos. Eso tampoco lo entendemos muy bien hoy, porque eso de mandamientos, ¿que significa?, ¿que significa? la ley para el hombre moderno para el hombre de hoy, hecho para cada uno de nosotros cuesta mucho trabajo entender qué es eso de mandamientos, ¿qué es eso de leyes? la experiencia inmediata que nosotros tenemos las leyes que nos da la nación, que nos da el municipio, que nos da la gobernación y por lo tanto generalmente son leyes que veré cómo me las paso por encima para tratar de hacer lo que yo quiero hacer.

 Y por lo tanto en la concepción que nosotros tenemos de ley es algo que coarta mi libertad, algo que me impide hacer algo y porque prácticamente todas las leyes van a prohibir a algo, entonces eso lo traducimos se lo aplicamos a la ley del Señor, a los mandamientos del Señor, y nos sentimos por lo tanto como si la ley de Dios fuera una camisa de fuerza que nos priva totalmente de la libertad.

 Pero si nosotros leemos con calma ese texto del Evangelio, nos damos cuenta de que ese plural los mandamientos, no es sino un singular, un mandamiento, una palabra, esa palabra es amor, amor que significa verdaderamente lo que experimentamos nosotros cuando de verdad somos capaces de salir de nuestro egoísmo, y entregar todo lo que somos y tenemos al servicio de otra persona.

 Pensemos en una mamá que cuida a un niño, pensemos en un papá que salva a su hijo, pensemos en los hermanos que se ayudan solidariamente, eso es el amor.

 Desafortunadamente en el mundo de hoy también se habla amor, sexo, no eso es una dimensión del amor, pero no es el amor, el amor es fundamentalmente algo que como que involucra que compromete a toda la persona, el interior de la persona, por eso el corazón se ha vuelto como el símbolo fundamental del amor, porque es cuando la persona toda simbolizada en el amor, es capaz de salir de sí mismo y entregarse, donarse, al servicio de la otra persona, para el bien de la otra persona, buscando más allá de mi propio bien, el bien de la otra persona, ese es el amor, y eso es lo que todos los psicólogos nos dicen, lo que hace feliz al ser humano.

 Y eso es lo que nosotros no entendemos, entonces vivimos amargados, vivimos llenos de dificultades de cómo porque no somos capaces de amar, somos egoístas y entre más egoístas, somos más incapaces somos llamar más encerrados estamos dentro de nosotros mismos más esclavos somos de nosotros mismos, más víctimas somos de las pasiones de los deseos, de las pulsiones entonces vivimos una vida desastrosa porque no entendemos que el verdadero amor es lo que nos da la felicidad y que el verdadero amor no es el egoísmo, sino el darse, el entregarse, el salir de sí mismo para servir a los demás.

 Qué difícil entender esto, pero el Señor nos dice algo muy importante en el texto, de lo que él nos va a enviar el Espíritu Santo, para que nosotros podamos entender esa es la realidad maravillosa de nuestro de nuestra fe es la realidad maravillosa de nuestra realidad de relación con Dios tenemos el Espíritu mismo de Dios que viene a nosotros, para educarnos para guiarnos, para conducirlos, de tal manera que podamos todos los días vencer nuestro egoísmo, de tal manera que todos los días podamos liberarnos de nuestras pasiones, y ser capaces verdaderamente de amar a los demás y amando a los demás vamos a pedirle al Dios que el en este tiempo de Pascua nos ayude a comprender cómo la resurrección de Cristo nos liberó del pecado y de la muerte y nos dio la vida, ¿Que significa nos liberó del pecado y de la muerte? nos liberó de nosotros mismos de nuestro egoísmo de nuestra incapacidad de amar tenga la esclavitud terrible a nosotros mismos y nos dio la posibilidad de vivir en el amor, es decir nos dio la posibilidad de ser felices, de vivir felices y de ser cada día más felices.

 Dios quiera que ese espíritu del Señor lo cojamos en nuestro corazón, para que él nos pueda enseñar la realidad profunda del amor y enseñándonos a amar nos enseñen a ser de verdad felices.

La bendición de Dios todopoderoso, Padre Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre, Amén.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: