Inicio Meditación Diaria Meditación del 30 de mayo

Meditación del 30 de mayo

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan 21, 20-25

Evangelio según San Juan 21,20-25.

Pedro, volviéndose, vio que lo seguía el discípulo al que Jesús amaba, el mismo que durante la Cena se había reclinado sobre Jesús y le había preguntado: «Señor, ¿quién es el que te va a entregar?».
Cuando Pedro lo vio, preguntó a Jesús: «Señor, ¿y qué será de este?».
Jesús le respondió: «Si yo quiero que él quede hasta mi venida, ¿qué te importa? Tú sígueme».
Entonces se divulgó entre los hermanos el rumor de que aquel discípulo no moriría, pero Jesús no había dicho a Pedro: «El no morirá», sino: «Si yo quiero que él quede hasta mi venida, ¿qué te importa?».
Este mismo discípulo es el que da testimonio de estas cosas y el que las ha escrito, y sabemos que su testimonio es verdadero.
Jesús hizo también muchas otras cosas. Si se las relata detalladamente, pienso que no bastaría todo el mundo para contener los libros que se escribirían.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Tú sígueme

1.Celo: una cosa es celo apostólico y otra cosa es apóstol celoso. Vemos que ya en aquellos tiempos los celos complicaban a la Iglesia y hoy también. Cómo se nos mete esa actitud celosa de andar controlando la vida de los otros y midiéndonos desde ello. Es triste ver cómo nos dividimos por culpa de los celos y hasta le complicamos la vida al otro por el celo. En el matrimonio, un porcentaje de la destrucción matrimonial y familiar es por culpa de los celos. No dejes de mirar el objetivo de la vida porque la clave es llegar al objetivo y no quedarse a pelear en el camino.

2.Sígueme: es en este proceso donde tienes que tener en claro hacia dónde vas y a quién seguís. Vos vas con Él y lo seguís a Él. El seguimiento es personal y directo. Es desde esa relación de vos con Dios y nunca te olvidés por qué y para qué lo seguís. Allí está lo esencial de la obra de Dios en vos.

3. Tantas cosas: ponete a pensar tantas cosas que Dios hace en vos y que aún vos no las escribiste en tu corazón. Qué bueno sería que termines esta semana y te sientes a pensar en todos los momentos que apareció Dios en vos durante estos días. Te aseguro que ayudará mucho el que las puedas escribir.

Clic para descargar el audio

Un año con Jesus

Related Articles

2 comentarios

Avatar
ana alvarellos mayo 30, 2020 - 4:13 am

No es fácil ni tampoco difícil amar a Jesús, pero es necesario que estés dispuesto a renunciar totalmente a vos mismo y a tu forma de pensar la vida para que esto suceda. ¿Estás buscando la vida a tu manera? A lo mejor te acercarás…, pero no será nunca a tu manera ni como creías. Amá a Jesús y dejáte amar, y Él realizará en vos todo lo que tenías en tu corazón, todo, todo. De una manera diferente, con una visión diferente, pero todo lo que tenías de verdadero en tu corazón se realiza en el amor del Señor. Jesús da todo a quienes lo aman y lo colocan en el primer lugar del corazón, da todo y completamente. Todo lo que nunca podrías haber imaginado, ni siquiera con la fantasía más …desenfrenada. El Amor de Dios es Él mismo y completa en nosotros todo lo que nos falta, una plenitud desconocida para nosotros, porque impensable e inalcanzable para nuestra humanidad. Como San Juan, no digamos nunca YO, sino, como él mismo escribe, digamos y sintámonos amados por Dios, y siempre amados, sin parar, sin pausas, siempre presentes a Aquel que nos da la Vida.

Reply
Avatar
Joaquin Isla mayo 30, 2020 - 3:19 pm

Dios los bendiga

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: