Inicio 10 Minutos con Jesús 10 Minutos con Jesús. Hoy: amores y dieta

10 Minutos con Jesús. Hoy: amores y dieta

por 10 Minutos con Jesús
amor y dieta

Hoy, este compartir semanal de los 10 minutos con Jesús viene por partida doble, con dos meditaciones que nos hablan de un amor y de una dieta particulares. El equipo de 10 Minutos con Jesús está conformado por sacerdotes y laicos de EE.UU., México, Inglaterra, España, Colombia, Kenya, Filipinas, que hacen posible que miles de personas de todo el mundo pasen 10 minutos diarios de conversación con Jesús a través de WhatsApp, Spotify, Telegram, Instagram, YouTube, Ivoox, Podcast de Apple, Google Podcast.

Señor mío Dios mío, creo firmemente que estás aquí, que me ves que me oyes te adoro con profunda reverencia te pido perdón de mis pecados y gracias para hacer con fruto este rato de oración, de adoración, de presencia junto a ti Jesús, madre mi inmaculada san José mi padre y señor ángel de mi guarda intercede por mi.

Meditación del 16 de junio.

Evangelio según San Mateo 5,43-48.

Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.

Meditación del 24 de junio.

Evangelio según San Lucas 1,57-66.80.

Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo. Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella. A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre; pero la madre dijo: «No, debe llamarse Juan». Ellos le decían: «No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre». Entonces preguntaron por señas al padre qué nombre quería que le pusieran. Este pidió una pizarra y escribió: «Su nombre es Juan». Todos quedaron admirados. Y en ese mismo momento, Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios.
Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se lo comentaba en toda la región montañosa de Judea. Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: «¿Qué llegará a ser este niño?». Porque la mano del Señor estaba con él. El niño iba creciendo y se fortalecía en su espíritu; y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se manifestó a Israel.

Oración final

Te agradezco tanto señor estoy tan asombrado de que me quieras de esa manera que ante tu cuerpo el cuerpo tuyo después tiene custodia escondido en el sagrario guardado en mi pecho después de haberte recibido en la comunión te digo gracias señor estoy asombrado de ser tan querido de que tú hayas querido darme tu cuerpo el cuerpo de cristo’ te doy gracias Dios mío por los buenos propósitos afectos e inspiraciones que me has comunicado en esta meditación te pido ayuda para ponerlos por obra madre mía inmaculada san José mi padre y señor ángel de mi guarda intercede por mí. 

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: