Inicio Meditación Diaria Meditacion del dia 6 de junio

Meditacion del dia 6 de junio

por Pbro. Luis A. Zazano
marcos 12, 38-44

Evangelio según San Marcos 12,38-44.

Y él les enseñaba: «Cuídense de los escribas, a quienes les gusta pasearse con largas vestiduras, ser saludados en las plazas
y ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los banquetes;
que devoran los bienes de las viudas y fingen hacer largas oraciones. Estos serán juzgados con más severidad».
Jesús se sentó frente a la sala del tesoro del Templo y miraba cómo la gente depositaba su limosna. Muchos ricos daban en abundancia.
Llegó una viuda de condición humilde y colocó dos pequeñas monedas de cobre.
Entonces él llamó a sus discípulos y les dijo: «Les aseguro que esta pobre viuda ha puesto más que cualquiera de los otros,
porque todos han dado de lo que les sobraba, pero ella, de su indigencia, dio todo lo que poseía, todo lo que tenía para vivir».

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Dar de lo que se tiene, no de lo que sobra.

1) Vanidad: se nos puede pegar esto que tenían los fariseos. El creerte que sos más que otro, el aferrarte a un título o a un cargo para imponerte sobre otros. Jesús nos enseña que no podemos ser así. Y cuánto «mea culpa» tenemos que hacer de ello. Cuántas veces, por creernos que por tener un cargo o un título en la Iglesia, nos lleva a querer zarandear a nuestros hermanos. Somos servidores. Hace unos días me pasó que una persona me empezó a bardear, hasta casi insultarme. Decía que hacía mal y que era esto, aquello… etc. Hasta recuerdo que le digo: «Bueno, si soy todo eso, mándale saludos también a tu amiga». Y me dice: «¿Qué amiga?». Le digo: «La soberbia». No sabes cómo se puso. En fin. Me dijo que iba a hablar con el cardenal tal, porque él era amigo. En fin, le digo, pero sabe… yo también soy hijo de Dios como el cardenal. La diferencia es que él es cardenal y yo un simple cura. La diferencia es que él debe ser más servidor de los demás, hasta llegar a derramar la sangre por Cristo. Por eso se viste de rojo.

2) Sencillos: es por ello que estamos llamados a ser sencillos y no podemos humillar a nadie. Todos somos valiosos ante los ojos de Dios y cumplimos una función en el plan de Dios. Ser sencillos implica hacer las cosas en silencio y sin andar mostrando las obras que hacemos. No somos políticos ni hacemos campañas. Solo hacemos el bien sin mirar a quién.

3) La viuda: en ella vemos quién da de corazón y con generosidad. Es a ello a lo cual se te invita, a dar de corazón y a darte de corazón. Porque tu vida es ello: un darse a los demás y sabiendo que hay alguien que siempre necesita de mí. La felicidad está más en dar que en recibir.

Clic para descargar el audio

Un año con Jesus

Related Articles

1 comentario

Avatar
ana alvarellos junio 6, 2020 - 9:23 am

El contraste es claro: el que vive por verdadera fe cuenta con la ayuda de Dios como la viuda, aquellos que no creen, a pesar de las apariencias, como los escribas, usan sus bienes económicos para dominar a los demás y sacarles el jugo. Lamentablemente, demasiados cristianos se han dedicado a hacerse ricos y a mostrarse potentes y han perdido la cercanía del Señor a pesar de la misa dominical para aparentar. La tentativa de este mundo, es decir, de aquellos que buscan incluso un éxito pequeño, como por ejemplo un automóvil de marca, abandona la fe en el Padre y en Jesús para prostituirse a la riqueza y al trabajo total para llegar a donde la apariencia lo lleva. Existe un marcado contraste entre aquellos que buscan la satisfacción humana derivada del dinero y de cosas compradas, y aquellos que siguen a Jesús y sus palabras a pesar de todo, incluso a costa de los malentendidos familiares. Jesús es la vida eterna y la plenitud de todo, la apariencia de lo que te gustaría ser y sentirte realizado no llena nada, excepto tu propio orgullo y vanidad humana, como los escribas que se pavonean con vestidos de lujo. La paz de Jesús es el verdadero bien que debemos buscar a costa de despojarnos de todo, transformándonos en «viuda y pobre», es decir, sin ninguna seguridad humana dependiendo de los demás.

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: