Inicio Entrevistas Gaudí, el arquitecto de Dios

Gaudí, el arquitecto de Dios

por Carlos L. Rodriguez Zía
antonio-gaudi

El famoso arquitecto será uno de los protagonistas del seminario Santidad en el Siglo XX, organizado por la Academia de Líderes Católicos que arranca este sábado. Hablamos con el titular de la asociación que promueve su beatificación.

«Nuestra misión era, y es, dar a conocer al arquitecto que con su vida y con su obra “nos muestra que Dios es la verdadera medida del hombre”. Este conocimiento completo de Gaudí, lo impulsamos a través de la difusión de estampas para la devoción privada (editadas en 20 idiomas), boletines, folletos, cinco libros publicados con la editorial Claret, y con la colaboración de la Real Cátedra Gaudí y el Archivo Diocesano de Barcelona. Además, se han realizado exposiciones, conferencias, conciertos, catálogos y, vídeos,» cuenta José Manuel Almuzara, presidente de la Asociación pro Beatificación de Antoni Gaudi. ¿Será Gaudi uno de los santos de la puerta de al lado de los que nos habla el Papa Francisco en su exhortación apostólica Gaudte et Exsultate?

-¿En qué instancia está la causa de beatificación de Antonio Gaudí?

-Se trabaja en la positio super vita, virtutibus et fama sanctitatis, volumen impreso en el que se recogen: 1. Una exposición acerca de la historia de la causa o proceso, el aparato probatorio. 2. Las declaraciones de los testigos, la documentación sobre la vida, la obra y la fama de santidad de intercesión del siervo de Dios. 3. El dictamen sobre sus escritos. 4. La biografía documentada del siervo de Dios. 5. La Informatio sobre las virtudes ejercidas en modo heroico por el mismo. Los consultores históricos, teológicos y el congreso ordinario de cardenales y obispos de la Congregación de las Causas de los Santos, estudiarán la positio super vita, virtutibus et fama sanctitatis.

Si sus pareceres son concordemente favorables sobre el ejercicio heroico de las virtudes por parte del Siervo de Dios, el Prefecto de dicho dicasterio romano presentará al Santo Padre el respectivo decreto de heroicidad de las virtudes para que autorice su publicación. A partir de este momento Antoni Gaudí podrá ser llamado “venerable” (no puede recibir culto público).

-¿Por qué Gaudi debería ser beatificado?

-Gaudí debería ser beato porque sería una consecuencia de que, por su intercesión, mediante la oración privada se habría conseguido un milagro, la curación de una enfermedad incurable. No proponemos ninguna fecha concreta. ¿Quién puede calcular y poner una fecha ante un milagro? Para el reconocimiento del probable milagro nos ponemos en manos de la divina Providencia, “sólo Dios sabe el día y la hora” (Mt 24, 36).

¿Será Francisco el Papa que declare a Gaudí beato?

-¿Por qué fue declarado Siervo de Dios y que estado podría alcanzar antes de la beatificación?

-El 9 de julio de 2003 el proceso de beatificación de Antoni Gaudí se abrió oficialmente en el Vaticano, con la presencia del subsecretario de la Comisión de Estudios, Mons. Michele Di Ruberto, encargado de romper el lacre de las cajas que contenían la documentación, el cardenal-arzobispo de Barcelona, Mons. Ricard Maria Carles, el presidente de la Asociación pro Beatificación, el arquitecto D. José Manuel Almuzara Pérez y otros miembros de la mencionada asociación. El 20 de febrero de 2004 se aprobó el Decreto de validez otorgado por la Congregación para las Causas de los Santos y, desde ese momento, Gaudí fue Siervo de Dios.

ULTIMO MOMENTO. Debido a que se han recibido más de 2 mil postulaciones para el Seminario Santidad en el Siglo XX, la Asociación de Líderes Católicos ha tomado la decisión de transmitir en señal abierta por YouTube todas las conferencias desde este sábado en su canal https://www.youtube.com/LideresCatolicos

-¿Con qué apoyos cuenta la causa y cuáles son las razones (o milagro) para impulsarla?

-Son los donativos de muchas personas los que han llevado, y llevan, a sufragar los gastos generados por la causa de beatificación de Gaudí. Donativos, muchos anónimos y otros con nombre, que han hecho posible hasta el día de hoy llevar a cabo la inspiración de Mossèn Ignasi Segarra. Las experiencias personales  y el discurso de Juan Pablo II de 1992 sobre la santidad, y especialmente la de los laicos, nos llevó a presentar a Gaudí como modelo.

«La verdadera historia de la humanidad –enseñaba el papa Juan Pablo II– se identifica con la historia de la santidad (…): los Santos y los Beatos se nos presentan como testigos, es decir, como personas que, confesando a Cristo, su persona y su doctrina, han dado lugar a una manifestación sólida, concreta y creíble de una de las notas esenciales de la Iglesia, que es precisamente la santidad.

-¿Cómo su fe se aprecia en su obra arquitectónica?

-Me gusta contestar a esta pregunta con el testimonio de Yun Young-Joo directivo de la Cámara de Comercio e Industria de Pusan, Corea del Sur, que escribía el 19 de marzo de 1998: «La arquitectura de Gaudí es conocida por su belleza artística. Ésta combina elementos clásicos y góticos y se pone de manifiesto a través de espacios fantásticos. Pienso que debería darse todavía más importancia a su afición armónica por la naturaleza y el medio ambiente, que pone en evidencia la existencia de Dios a través de su obra. Gaudí, con su búsqueda constante de la verdad, realizaba obras que hacen que la gente descubra el hálito divino que palpita en ellas. Su arquitectura merece el elogio de la gente, ya que escribió poesía con su arquitectura. Él empuja también a los artistas a continuar su búsqueda de Dios».

Un gran día. Apertura del proceso de beatificación en la Congregación para las Causas de los Santos, frente a la basílica de San Pedro en Roma, de izquierda a derecha: el escultor Etsuro Sotoo, el juez diocesano de Barcelona padre J. Mª Blanquet, el cardenal Ricard Mª Carles, el arquitecto José Manuel Almuzara, la letrada Gabriela González-Cremona y el historiador e ingeniero Josep Mª Tarragona, biógrafo de Gaudí (9 de julio de 2003).

-¿Qué contaron  las personas que conocieron a Gaudí o que oyeron hablar de él a testimonios directos, y expertos y estudiosos de su vida y obra y cuyos testimonios están incorporados en la causa?

-Comparto uno de los muchos testimonios de fama de santidad sobre Gaudí: “El genio artístico de Gaudí se apoyó en su gran carácter. La fe cambió al joven apasionado, impetuoso, irascible, en un hombre sereno, equilibrado, ejemplar, el cual sólo excepcionalmente tenía arranques de mal genio; irradiaba tan benéfica influencia que provocó conversiones y hasta renuncias heroicas en los que convivían con él. Fue un hombre que reflexionó profundamente sobre los problemas del arte y de la vida, actuó rigurosamente de acuerdo con su pensamiento, llegó a vivir con una lealtad absoluta a sus arraigadas creencias religiosas, a sus elevados sentimientos cívicos y a sus depurados ideales estéticos, y demostró que la altísima inspiración artística corona el trabajo intenso, sostenido, lento, metódico y disciplinado”. (Joan Bergós i Massó (1894-1974), arquitecto discípulo de Gaudí.

-¿Quién es para usted Gaudí y que le dice su figura a los católicos?

– Como arquitecto que soy, siempre me ha llamado la atención su amor al trabajo, al trabajo bien hecho y a las prácticas religiosas para ser un cristiano consecuente.  Decía: “para hacer bien las cosas, cabe primero amarlas; luego sigue la técnica”.  «El trabajo –comentaba– es fruto de la colaboración, y ésta sólo puede basarse en el amor. El arquitecto ha de saber aprovechar lo que saben hacer y lo que pueden hacer los operarios.

Se ha de aprovechar la cualidad preeminente de cada uno. Esto es: integrar, sumar todos los esfuerzos y tenderles la mano cuando se encallen; así trabajan a gusto y con la seguridad que da la plena confianza en el organizador. Además, hay que recordar que no hay nadie inútil, todos sirven (aunque no todos con la misma capacidad); la cuestión es encontrar para qué sirve cada uno».  

-¿Por qué es valioso que laicos sean promovidos como modelos de santidad, como lo planteo San Juan Pablo II? Es más, el Papa Francisco habla de los santos de la puerta de al lado. 

-La carta de una arquitecta de Lima participante en las jornadas organizadas por Sacro en Lima en octubre de 2003 nos contesta a la pregunta: «Mi encuentro con Gaudí. Hace unos días por casualidad me enteré de que se realizaría en Lima un Encuentro Internacional donde se expondría acerca de la obra de Antoni Gaudí “el arquitecto de Dios”. Me llamó mucho la atención este subtítulo pero mi primera reacción fue ignorar el tríptico pues pensaba que esos $20 servirían para pagar otras cosas. Ni siquiera lo terminé de leer.

Hasta ese momento yo sólo sabía que sus obras eran “rarísimas” e interesantes. Que él desarrollaba una arquitectura orgánica, que siempre me jaló, aunque no terminaba de entender. Recién ahora veo que Gaudí no se quedó en el servicio al prójimo, cuidándolos o tratándolos bien. Su amor a Dios (y al prójimo) lo manifestaba en sus obras siguiendo las leyes de la naturaleza como obra divina de Él y poniéndole mucho amor a lo que hacía.

El testimonio de Fe y entrega de este querido arquitecto, es inspiración, es un punto de partida, es otra oportunidad para empezar de nuevo, como persona y arquitecto. Este Encuentro ha significado mucho para mí, más de lo que yo misma imaginé. Ha sido una invitación a la búsqueda de mí misma para encontrar a Dios (nuevamente)».

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: