Inicio Meditación Diaria Meditación del día 3 de Abril

Meditación del día 3 de Abril

por Pbro. Luis A. Zazano
04032021

Evangelio según San Marcos 16,1-8.

Pasado el sábado, María Magdalena, María, la madre de Santiago, y Salomé compraron perfumes para ungir el cuerpo de Jesús.
A la madrugada del primer día de la semana, cuando salía el sol, fueron al sepulcro.
Y decían entre ellas: «¿Quién nos correrá la piedra de la entrada del sepulcro?».
Pero al mirar, vieron que la piedra había sido corrida; era una piedra muy grande.
Al entrar al sepulcro, vieron a un joven sentado a la derecha, vestido con una túnica blanca. Ellas quedaron sorprendidas, pero él les dijo: «No teman. Ustedes buscan a Jesús de Nazaret, el Crucificado. Ha resucitado, no está aquí. Miren el lugar donde lo habían puesto.
Vayan ahora a decir a sus discípulos y a Pedro que él irá antes que ustedes a Galilea; allí lo verán, como él se lo había dicho».
Ellas salieron corriendo del sepulcro, porque estaban temblando y fuera de sí. Y no dijeron nada a nadie, porque tenían miedo.

Clic para descargar el audio

Resucitar y vivir.

1) Fueron al sepulcro: es así como inicia el evangelio. Es ir a lo que morís, a tu muerte y a tu lucha, a lo que te tira o te deja caer. Es reconocer dónde estás parado y mirar a tu vida con los fracasos. Anda a tu tumba, a ese lugar que tenés que resucitar, porque para un cristiano nada está perdido, ni la muerte.

2) Quedaron sorprendidas: es saber que, cuando uno tiene fe, la vida te da sorpresas y te motiva a lo nuevo y a lo distinto. En esta Pascua te invitamos a vivir y a que te dejes sorprender por la vida. Tenés mucho por dar y no podés caer en actitud de pesimismo o de falta de esperanza, porque Dios quiere invitarte a resurgir. Deja de lado esa mirada a todo lo que son fracasos y errores, y resucita para reconstruir lo que estaba muerto. Ahí está la grandeza de este camino, en que vivas y des vida. Déjate sorprender y no te creas que todo ya es así y que así terminará todo.

3) No temas: es saber que, en el camino de tu vida, el miedo también paraliza y te deja en el cementerio de tu vida, girando con cosas que no tienen vida. Hoy Jesús te invita a salir de ese cementerio existencial que tenés, para que tengas vida y generes vida. La clave del cristiano es cómo ve la vida, porque le encuentra sentido, sentido a todo, incluso hasta a la muerte. Hoy vos sos vida para muchos. Por ello: «resucita».

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: