Inicio Meditación Diaria Meditación del día 5 de enero

Meditación del día 5 de enero

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan 1, 43-51

Evangelio según San Juan 1,43-51

Jesús resolvió partir hacia Galilea. Encontró a Felipe y le dijo: «Sígueme».
Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y de Pedro.
Felipe encontró a Natanael y le dijo: «Hemos hallado a aquel de quien se habla en la Ley de Moisés y en los Profetas. Es Jesús, el hijo de José de Nazaret».
Natanael le preguntó: «¿Acaso puede salir algo bueno de Nazaret?». «Ven y verás», le dijo Felipe.
Al ver llegar a Natanael, Jesús dijo: «Este es un verdadero israelita, un hombre sin doblez».
«¿De dónde me conoces?», le preguntó Natanael. Jesús le respondió: «Yo te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera».
Natanael le respondió: «Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel».
Jesús continuó: «Porque te dije: ‘Te vi debajo de la higuera’, crees . Verás cosas más grandes todavía».
Y agregó: «Les aseguro que verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.»

Clic para descargar el audio

Ven y verás

1) Partir: Cuán importante es volver a tu Galilea, a tus orígenes. Mira tu familia, tu infancia. Capaz que tengas que hacer un viaje pero no físico o territorial; capaz que un viaje sentimental o afectivo, memorial. Es volver a mirar tu pasado pero desde lo espiritual, que veas lo que fue tu familia, tu amor, tus errores, tus primeras decisiones. Cuán importante es que veas el todo de tu vida, sé que puede llegar a serte difícil todo esto, pero todo esto es parte de tu historia y todo ello dice lo que hoy sos vos. Volvé a tu Galilea.

2) Felipe: En Felipe vemos la figura de tanta gente buena que nos ayudan en la fe, porque son personas buenas, que nos ayudan en la vida y quieren lo mejor para nosotros. Vos tenés que ser como Felipe, que trata siempre de compartir cosas lindas y ayudar a personas que no le encuentran rumbo a la vida, ser esa persona que pueda mostrar a otros que uno puede cambiar la mirada de su vida y que se puede lograr muchas cosas en esta vida, ¡vamos! sé un Felipe y ponele optimismo a tu vida y a la de quienes te rodean.

3) Natanael: Todos tenemos algo de Natanael. Nos toca el prejuicio como la incógnita, la desconfianza. En vos y en mí puede habitar ello, pero si sos siempre un desconfiado de los demás puede que te lleve a perderte muchas cosas lindas de la vida. Aprende a que en la vida no todo es desconfianza y prejuicios. La vida también implica cuotas de fe y no tan solo con personas sino también con el mismo Dios. Aprende a sacarte prejuicios de Dios y confía más en Él. Te aseguro que así comprenderás muchas cosas que te pasaron en la vida y cosas que pasarás. Vamos que hasta el cielo no paramos.

5años5continentes

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: