Inicio Meditación Diaria Marcos 4,26-34

Marcos 4,26-34

por Pbro. Luis A. Zazano
Marcos-4,26-34

Evangelio según San Marcos 4,26-34.

Y decía: «El Reino de Dios es como un hombre que echa la semilla en la tierra:
sea que duerma o se levante, de noche y de día, la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo.
La tierra por sí misma produce primero un tallo, luego una espiga, y al fin grano abundante en la espiga.
Cuando el fruto está a punto, él aplica en seguida la hoz, porque ha llegado el tiempo de la cosecha».
También decía: «¿Con qué podríamos comparar el Reino de Dios? ¿Qué parábola nos servirá para representarlo?
Se parece a un grano de mostaza. Cuando se la siembra, es la más pequeña de todas las semillas de la tierra,
pero, una vez sembrada, crece y llega a ser la más grande de todas las hortalizas, y extiende tanto sus ramas que los pájaros del cielo se cobijan a su sombra».
Y con muchas parábolas como estas les anunciaba la Palabra, en la medida en que ellos podían comprender.
No les hablaba sino en parábolas, pero a sus propios discípulos, en privado, les explicaba todo.

Inscríbete. Cupos limitados

Una semilla que da

1) Un hombre que hecha: Es así, vos tenés que tirar esa semilla en muchos corazones pues tenés esa semilla que se llama Jesús. Hechar la semilla es cuando escuchas a alguien, hechar semilla es cuando mostras alegría y paz, hechar semilla es cuando le pones esperanza a esta vida. Hoy ¿vos estás hechando semilla? ¿dónde?

2) Aplica la hoz: Es el segundo accionar del hombre. Primero hecha, pero luego recoge, porque un cristiano que acompaña y hace apostolado debe saber en que momento exigir ese cristianismo que asumiste. Porque también en tu vida cuando entra el evangélio, vas arrancando cosas para un producto mejor. ¿Hoy, haces la corrección fraterna a tu hermano? Una gran ayuda es corregirnos fraternamente entre nosotros.

3) Cobijan: Estamos llamados a unir y a formar comunidad, el cristiano en su crecimiento espiritual logra formar amistad y confidencia. Es por ello que el aislamiento no es evangélico. Vos ¿haces comunidad? ¿forjas amistad?

Un pequeño económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!


Clic para descargar el audio
Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: