Inicio Meditación Diaria Mateo 5,17-19

Mateo 5,17-19

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo-5,17-19

Evangelio según San Mateo 5,17-19.

Jesús dijo a sus discípulos: 
«No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.
Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice.
El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos.»

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Visita el especial de Cuaresma

El cumplir la ley.

1) El cumplimiento de la ley: Hay veces que en el proceso de la vida cuanto más grande nos hacemos, más mañas van surgiendo. En la vida, vamos aprendiendo a más que cumplir la ley, a escapar o saberla saltar. Pero la vida también está marcada por límites, hay una ley que atraviesa, incluso el de la ley de la conciencia. Es por ello, que nosotros debemos trabajar para ver si realmente cumplimos la ley o le escapamos o nos disfrazamos.

2) Jesús: Hoy Jesús te viene a recordar que un cristiano debe cumplir la ley de corazón y al cristianismo hay que vivirlo con la regla que se presenta y como se presenta, no podemos hacer reglas a nuestra comodidad. Hay que aprender a perder para ganar. Hoy pensá en tu corazón si asumís toda la responsabilidad y lo que implica la ley o le escapas a la ley.

3) El Reino de los Cielos: Hay que tener cuidado en caer en un legalismo, personas que se convierten en comisarios de la vida, que van como siguiendo un manual. La vida va marcando cosas, hay veces que muchas de las cosas que van sucediendo te sorprenden y hasta incluso te sorprendes de vos mismo, por el hecho de que la vida te lleva a situaciones que no te imaginas. Pero el Reino te recuerda que es desde la libertad y asumir la vida desde lo que asumís en cada una de tus propias decisiones. Vamos, a tener fuerzas porque cada día de tu vida es una elección y una decisión, pero la posta la tenés vos. Vamos, ¡que hasta el cielo no paramos!

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio
Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: