Inicio La Voz del Pastor Jesús es el buen pastor

Jesús es el buen pastor

por Card. Rubén Salazar Gómez
el-buen-pastor

En este cuarto domingo de pascua, cada año se lee una parte del famoso capítulo décimo de San Juan en el cual el Señor se presenta a sí mismo como el buen pastor, por eso se conoce como el domingo del buen pastor, escuchamos con atención el relato del Evangelio:

Evangelio según San Juan 10, 27 -30

En una ocasión dijo Jesús: 
«Mis ovejas obedecen cuando yo las llamo;  yo las conozco, y ellas me siguen.   Yo les doy vida eterna, y no se perderán jamás.  y nadie las arrebatará de mis manos. 
El poder que me ha dado mi Padre  es mayor que el de todos los demás,   y nadie puede arrebatadas de las manos de mi Padre.
El Padre y yo somos uno.»    
Palabra del Señor.

Transcripción de La Voz del Pastor del 12 de mayo de 2019

Yo soy el buen pastor, dice el Señor Jesucristo, esto significa que él como lo explicita claramente, él conoce a las ovejas y las ovejas lo conocen.

 Empecemos este domingo nuestra reflexión preguntándonos ¿hasta donde conocemos nosotros al señor Jesucristo? ¿que hemos hecho a lo largo de nuestra vida para conocer al Señor? conocerlo no solamente desde un punto de vista teórico, si lo recitamos en el credo, creo en Jesucristo su hijo nuestro Señor etcétera, no, un conocimiento como uno conoce a un amigo, decir conocer acerca a la persona dialoga con él va entrando en una relación profunda de amistad y de amor con la persona, eso es lo que el Señor quiere de nosotros.

 ¿Nosotros conocemos así al Señor Jesús? ¿al Señor jesús es nuestro amigo? ¿ya logramos con él?, ¿su palabra está siempre presente dándonos luz en nuestra vida? ¿acudimos a él cuando tenemos necesidad? ¿los sentimos presente acompañándonos a lo largo de nuestra vida? 

Señor dice yo les doy vida eterna, si, es que si estamos unidos al Señor si lo conocemos, entonces él puede verdaderamente venir a nuestro corazón, venir a nuestra vida y transformar nuestra vida, él puede de verdad hacer posible que incluso en medio de las dificultades, de los problemas, de las luchas, de los fracasos, en medio de tantas cosas duras que le pueden pasar a una persona a lo largo de su existencia, no se pierda la calma, no se pierda la alegría, no se pierda la serenidad, sino que estemos siempre anclados en él porque sabemos que él es el que nos da la vida, que él nos conoce, que él camina con nosotros y que por lo tanto puede siempre ser nuestro salvador.

 Pero hay otro aspecto en este domingo que es también muy importante, hace ocho días veíamos como el Señor le pide a Pedro que a paciente el rebaño, también hoy en este domingo del buen pastor generalmente en la Iglesia se festeja la fiesta de todos los pastores de la Iglesia, del Papa, de los obispos, de los sacerdotes, de todas las personas que han recibido por el sacramento del orden, la tarea el ministerio de apacentar la iglesia en nombre del buen pastor, no porque nosotros seamos pastores, por nosotros mismos, no solamente el Señor es el buen pastor, él es el único pastor de la iglesia, todos los demás a presentamos la iglesia en su nombre, siendo sus signos, siendo aquellos que lo representamos en medio del pueblo, somos aquellos que el Señor quiere que visibilizamos su presencia amorosa en medio del rebaño.

 Por eso hay que orar hoy de una manera muy especial por todos los pastores de la Iglesia, hace 8 días les pedía que oramos por el papa de manera especial, hoy les pido oremos por todos los pastores de la iglesia para que el Señor haga de nosotros auténticas, como dice el papa San Pablo segundo en una de sus exhortaciones auténticas representaciones sacramentales de Cristo, es decir que los fieles puedan ver en nosotros el rostro del Seño, que los fieles puedan escuchar en nuestra voz, la voz del Señor, que nuestros fieles puedan escuchar y sentir a través de nuestro ministerio la voz del Señor que los cuida que los conduce que los anima, que los consuela, que los ilumina, que los fortalece, pidamos al Señor por nuestros pastores, pidamos el que los cuide el también los cuide de manera especial para que podamos cumplir esa tarea inmensa que nos ha encomendado.

La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ustedes y permanezca para siempre, Amén.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

1 comentario

Avatar
Florencia Ferreyra mayo 12, 2019 - 2:16 pm

Que la voz del Buen Pastor, nos fortalezca. Que siempre escuchemos su voz .Amén

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: