Inicio Opinión Las 5 maneras de rezar el rosario

Las 5 maneras de rezar el rosario

por Pbro. Luis A. Zazano
rosario-5-manerdas

Hoy seguramente te preguntarás cómo rezar el rosario. Este artículo es para aquellos que quizás no  entienden mucho del tema y lo ven como aburrido o sólo una cuestión repetitiva.

Para empezar veamos un poco sobre la historia del rosario. Comienza con Santo Domingo de Guzmán, cuando la Virgen le encomienda esta hermosa arma para los cristianos. Rosario significa corona de rosas, es entregar una corona de rosas a la Virgen. Unido a esto podemos ver lo sucedido en la batalla de Lepanto, lucha contra los moros de la que logramos salir victoriosos sin tener una suma de soldados gracias a la gran ayuda de María. Realmente si nos ponemos a analizar lo cotidiano, la Virgen aparece en todo momento. Seguro que alguna experiencia linda debés tener con ella.

Cinco formas de rezar el rosario

1)     Sistema imaginario: refiere a que mientras vos reces te imagines la situación. Veamos… cuando se comienza el misterio se hace el anuncio de lo que se ha de contemplar. Es por ello que lo recomendable es que te vayas imaginando la situación, al estilo de los retiros ignacianos. Pensá en como sería el lugar, la Virgen, Jesús, etc. Intentá imaginarte hasta los detalles, eso ayuda mucho.

2)     Sistema de intercesión: refiere a que puedas unir en cada pétalo a una persona. Un misterio tiene 10 pelotitas, es por ello que en cada uno rezás por diez personas y, por ende, en un rosario, por cincuenta. Tratá de unir cada Ave María con una persona, esto hace que puedas darte cuenta de cuánto ayuda el saber que el rosario es un material de intercesión. Mientras vas rezando pensá en esa persona y también imaginate o tené presente su rostro.

3)     Sistema bíblico: es cuando rezás el rosario con la Sagrada Escritura en mano, o ya fragmentada. La idea es que el misterio que estás por meditar lo puedas unir con la cita bíblica correspondiente. Entonces mezclás frases que aparecen en el texto con el Ave María. La idea es ir desglosando la cita junto a los misterios. Por ejemplo: ¨El ángel anunció a María…/Ave María. Dijo  María –cómo puede ser esto-/Ave María…¨.

4)     Sistema de intención universal: es algo similar a los dos sistemas anteriores. Ya que consiste en intercalar los Ave María con intenciones universales. Es pedir en nombre de la Iglesia ya no de una manera concreta y particular pero sí como intención de todos los fieles. Por ejemplo: «Por los jóvenes/ Ave María. Por los enfermos/ Ave María…»

5)     Sistema de mortificación: Es rezar el rosario haciendo actos de mortificación, por ejemplo, orar de rodillas. Se trata de ofrecer una pequeña incomodidad por una situación o por alguien.  Mayormente esto lo podés ofrecer en tiempo de cuaresma o de adviento; o ante una circunstancia particular que estés viviendo.

En fin, espero que se haya entendido, la idea es que reces el rosario y ofrezcas esta corona de rosas a María. Como decía Juan XXIII: ¨El peor rosario es el que no se reza¨. La clave es que luches en tu interior por rezarlo, claro que te puede venir sueño, propio de cuando uno se va relajando, es signo de que María va calmando tu alma. Aprovechá a usar la imaginación, más si sos de tener una cabeza bastante inquieta, recurrí a ello para orar.

Hay veces que uno dice: «Usaré el rosario mientras voy manejando». Perfecto, la clave es que lo recés.

Otros dirán: «Padre, rezo en partes». Bueno, lo importante es hacerlo y tratar de terminarlo. Claro que el demonio te tentará, imaginate que con cada rosario estás salvando almas y fortaleciendo tu corazón y eso a él no le conviene, por lo que te vendrán mil tentaciones. A luchar.

Si te ponés a ver, los santos lucharon mucho para mantener el rezo del rosario en sus días. Es una buena oportunidad para invitarte a que siempre lo tengas en tu bolsillo o en tu cuello, para que sepas que Dios siempre está a tu lado y que nunca te abandona. Especialmente cuando aparecen esos momentos duros y difíciles. No lo tomes como  un amuleto, sino más bien como industria humana que te ayuda a mantener la presencia de Dios en el día.

Hoy María quiere tocar tu corazón, ella es tan Madre que te espera para que junto a ella llegues a Jesús. Aquí la mente sigue a las palabras, estas oraciones son como las coplas o canciones de amor que uno escribe para su amada, o uno las canta para su amor. Tendremos distracciones, pero recordá que se trata de contemplar los misterios de Jesús desde los ojos de María.

El Santo Rosario te da fuerzas espirituales, es una vitamina que actúa en el silencio, fortalece en el silencio y anima en el silencio. Es esa oración vocal que permite de a poco ir tomando todo tu corazón y forjar tu alma ante lo que te toca enfrentar diariamente.

Aprovechá esta cuenta del santo Rosario y que tu alma se alimente de nuestra Madre purísima: María.

Para rezar el Santo Rosario Meditado preparado por Misioneros Digitales y
meditaciones del P. Luis, clic aquí

Un pequeño aporte tuyo, puede mantener está página
y el proyecto de Misioneros Digitales ¡Vivo!

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

Misioneros Digitales Donaciones

Related Articles

1 comentario

Avatar
Carmen Martinez diciembre 25, 2018 - 12:58 pm

Feliz Navidad. Que Jesus quede en nuestro corazon.

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: