Inicio Personajes Una joven sueca de 16 años alza su voz en defensa de la Casa Común

Una joven sueca de 16 años alza su voz en defensa de la Casa Común

por Editor mdc

Un día, en Brasil, el Papa Francisco invitó a los jóvenes a hacer lío. A miles de kilómetros de ahí, una joven sueca escuchó sus palabras y decidió poner en práctica esa invitación. Ella se llama Greta Thunberg, tiene 16 años y ha impulsado a miles de jóvenes a decirles a los adultos, al mundo entero, que nuestro planeta, la Creación de Dios,  no soporta más maltratos. Pero a pesar de todo, todavía estamos a tiempo.

Hace seis años en Brasil, en el marco de la jornada mundial de la juventud, el Papa Francisco les dijo a los jóvenes que quería que hicieran lío. Pues parece que una joven sueca de 16 años le tomó la palabra. Pero ella no sólo está haciendo lío en su diócesis sino que lo hace a escala global. Y decidió alzar su voz para decirles a los adultos, particularmente a los adultos poderosos y gobernantes, que de una vez por todas hagan algo contra el cambio climático, contra el maltrato del planeta, antes de que sea demasiado tarde.

Esta semana, Greta Thunberg –de ella se trata-  llevó su voz, fue hacer lío, nada más y nada menos que a las Naciones Unidos, participando en la Cumbre de Acción Climática que busca impulsar y acelerar el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París. Allí, sin vueltas, Greta dijo: “»Esto está todo mal, yo no debería estar acá. Yo debería estar en clase del otro lado del Océano Atlántico, pero no, vienen a nosotros por esperanza. ¿Cómo se atreven? Se robaron mi infancia y mis sueños; estamos en el comienzo de una extinción masiva. Por más de treinta años la ciencia ha sido clara como el cristal: ¿cómo se atreven? Nos están fallando y los jóvenes entienden su traición»,  y añadió: » Si nos fallan, no los perdonaremos nunca. No les dejaremos que se salgan con la suya, aquí es donde ponemos la línea. El mundo se está despertando y el cambio viene, les gusto o no».

Un día, Greta dijo basta

¿Pero cómo empezó Greta Thunberg su lucha? ¿Por qué? Según cuenta un artículo del Vatican News, el año pasado, los habitantes de Suecia acababan de pasar el verano más caluroso de la historia y ella, con 15 años, enfundada en un chubasquero amarillo y con una pancarta de madera, decidió no asistir a la escuela hasta las elecciones generales de Suecia de 2018, realizadas el 9 de septiembre, tras la ola de calor y los incendios forestales en Suecia. Sus demandas eran que el gobierno sueco redujera las emisiones de carbono en base a lo establecido en el Acuerdo de París, por lo que decidió protestar sentándose en las afueras del Riksdag todos los días durante la jornada escolar, junto con un cartel que decía Skolstrejk för klimatet (huelga escolar por el clima). Posterior a las elecciones generales, Thunberg continuó protestando solo los viernes, lo cual llamó la atención a nivel internacional, se les llamó “los Viernes para el Futuro”, la traducción al español de #FridaysForFuture, el hashtag con el que la acción de Thunberg comenzó a extenderse por redes sociales y que la llevó a participar el 14 de diciembre pasado en la Cumbre del Clima de Katowice, en Polonia.

Y un día en una calle de Suecia todo empezó.

Miles de jóvenes alzan la voz

Y su ejempló se multiplicó y miles de a estudiantes escolares de todo el mundo salieron hacer lo que les pidió el Papa Francisco y a participar en huelgas estudiantiles pidiendo por el cuidado de la Casa Común como le gusta llamar al planeta Tierra al Santo Padre. Desde diciembre de 2018, más de 20 mil estudiantes realizaron manifestaciones en más de 270 ciudades en varios países del mundo, entre ellos, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, los Países Bajos, Alemania, Finlandia, Dinamarca, Japón, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.

La última fue el pasado viernes 20 de septiembre, cuando  miles de estudiantes de todo el mundo se movilizaron en 2.900 ciudades de 160 países de todo el mundo para exigir una acción más decidida y urgente contra el cambio climático. Desde el Pacífico hasta el Ártico, Uganda, Tokio, Hamburgo, Bruselas y Peshawar, grandes multitudes de jóvenes se unieron al “Global Climate Strike” para exigir acciones de generaciones para combatir la catástrofe climática. anunciado.

“ Si ustedes no actúan como adultos, nosotros lo haremos ”

El encuentro con Francisco

El pasado 17 de abril, la joven Greta Thunberg saludó al Santo Padre al final de la Audiencia General de los días miércoles. El Papa alentó a Greta por su compromiso con el medio ambiente. Durante el encuentro con el Pontífice, Greta mostró al Papa, muy sonriente, un cartel blanco con las palabras “Únete a la huelga climática”.

Los jóvenes y el cuidado del medio ambiente

“Hay muchas cosas – dijo Greta – que los jóvenes pueden hacer para mejorar la situación: sobre todo presionar a los que están en el poder y a los adultos, porque ellos son los que pueden tener más influencia. Pero también hay cosas que se pueden hacer de modo individual para cambiar sus hábitos, tratando de vivir de la manera más neutral posible en cuanto a emisiones de carbono. Lo más importante que pueden hacer es tratar de comprender la magnitud de la situación, lo que está sucediendo y por qué tienen que luchar para detener lo que está sucediendo. No me importa hacer lo que hago. A nivel personal estoy contenta de hacer algo que es importante, así que me siento necesaria”.

Cumbre sobre el clima. El Papa: estamos frente a un «desafío de civilización»

Para afrontar el fenómeno del cambio climático, uno de los fenómenos “más graves y preocupantes que esta viviendo nuestra época”, es necesario cultivar tres grandes cualidades morales, a saber, la honestidad, la responsabilidad y la valentía. Lo dijo el Papa Francisco a la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU 2019 en un video mensaje en el que agradeció en primer lugar, la convocatoria del Secretario General de las Naciones Unidas, António Gutérres.

Laudato Si’, orienta nuestras decisiones

Finalmente, el Santo Padre escribe que, todavía tenemos tiempo de revertir la carrera hacia el abismo. “En la Encíclica Laudato Si’ hemos ilustrado las coordenadas para caminar todos juntos, de la mano, en dirección a la salvación. Pero necesitamos una revolución desde abajo hacia arriba, empezando por las elecciones diarias, desde el momento en que se va de compras hasta el momento en que se invierten los ahorros, por ejemplo, orientándolos hacia bancos éticos, respetuosos de la balanza de la solidaridad. Es hora de que los cristianos empiecen a trabajar en red, a pensar colectivamente, sabiendo que cualquier elección, incluso la más pequeña, hace la diferencia y que juntos, unidos, podemos cambiar las cosas y revertir el curso que conduce a la destrucción de la Casa Común”.

Fuente Vatican News y diarios La Nacíón y La Vanguardia

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: