Inicio Meditación Diaria Meditación del 16 de Julio

Meditación del 16 de Julio

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo 11, 28-30

Evangelio según San Mateo 11,28-30.

Jesús tomó la palabra y dijo:
«Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.
Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.
Porque mi yugo es suave y mi carga liviana.»

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Ir a Él.

1) Vengan a mí: cuando te sientas solo y agotado, ve a Jesús. Búscalo en el día, solo Él puede darte ese momentito de paz y tranquilidad. Muchos de los que te rodean, quizás te juzgan e incomodan; pero ante Jesús muéstrate libre y transparente, Él lo sabe y lo entiende todo.

2)Cansado y agobiado: seguramente a esta altura del año debes estar agotado, cansado, y hasta incluso sin fuerzas para seguir peleándola. Hoy Jesús no solo dice que te entiende, sino también que te acompaña. ¡Qué alivio saber que tengo un Dios que me entiende y abraza!

3)El alivio: esto es lo grandioso, no hay nada más hermoso en la vida que sentir paz y alivio. Esa paz que te hace gigante y te ayuda a mirar a los ojos a todas las personas. Porque cuando uno tiene paz en el corazón, logra sentirse libre; y quien se siente libre teniendo un corazón lleno de paz, se hace eterno.

Clic para descargar el audio

Un año con Jesus

Related Articles

2 comentarios

Avatar
ana alvarellos julio 16, 2020 - 4:29 am

¡Nosotros no tendríamos que esperar hasta llegar a ver todo negro, llenos de desilusiones de los hombres, llenos de tristeza porque nuestro proyecto ha terminado mal, para empezar a buscar a Jesús y su amor de Hermano! Jesús es el Resucitado, es el Viviente, es la Vida misma que hemos buscado de manera equivocada. Su humildad y la nueva comprensión de nosotros mismos a la luz de la desilusión nos hacen disponibles para acogerLo en nuestro corazón y todo cambia y se renueva. Son nuestros esquemas mentales y nuestra presunción los que nos tienen alejados de Jesús, haciéndonos leer las cosas a nuestro alrededor de una manera egoísta y cerrada. Jesús es la verdadera Vida que tenemos que seguir con el corazón renovado y lleno de Su presencia. ¡No enjaulemos a Jesús en nuestros esquemas para encontrarnos de nuevo decepcionados y tristes, sino acojámosLo así como Él viene a nosotros, paciente y humilde! La fe no es un «parche» o una Curita que pegamos donde necesitamos, sino la nueva vida que nos llega con la presencia del Espíritu de Amor, el Espíritu de Jesús.

Reply
Avatar
Joaquin Isla julio 16, 2020 - 5:52 am

Dios los bendiga

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: