Inicio Bitácora del Peregrino Ntra. Sra. del Valle La Reducción – Lules – Tucumán – Argentina

Ntra. Sra. del Valle La Reducción – Lules – Tucumán – Argentina

por Horacio Espinosa
capilla de la redención-1

El pueblo de Tucumán que se dio a conocer al mundo a través del libro «Corazón», de Edmundo de Amicis. Este libro cuenta la odisea de Marco, un niño italiano que desea reencontrarse con su madre, quien estaba trabajando en un ingenio tucumano a unos 25 km. de la ciudad de San Miguel. 

El libro al que nos referimos, en sí en una recopilación de cuentos, es el llamado “De los Apeninos a los Andes”, donde se relata el penoso viaje del protagonista, comenzando por el cruce del Océano Atlántico, su arribo al país y su llegada a San Miguel de Tucumán: «muy temprano, con su bolsa al hombro, encorvado y cojeando, pero lleno de esperanza, Marco entró en la ciudad de Tucumán, una de las más jóvenes y más floridas de la República Argentina». 

Su primera impresión «fue que entraba de nuevo en Córdoba, en Rosario o en Buenos Aires. Eran las mismas calles derechas y larguísimas y las mismas casitas bajas y blancas; pero por todas partes una vegetación nueva y magnífica, un aire embalsamado, una luz maravillosa, como no la había visto ni siquiera en Italia»… 

Finalmente Marco logra encontrar a su Madre, quien casi muriendo lo reconoce y se repone.

Las averiguaciones del joven para encontrar a su Madre lo llevaron a La Reducción – Lules.

Capilla de la Redención

Historia

El mes de noviembre en Tucumán suele ser un mes de fuertes  tormentas en la zona de Lules. Exactamente el 26 de noviembre de 1923, muchas familias lugareñas se disponían a recoger las verduras en la finca de Sr. Felipe Auvieux situada en el paraje de la Reducción, como lo hacían habitualmente.

Temprano por la  tarde, el cielo se cubrió de nubes negras. Grandes truenos anunciaban una gran tormenta. 

De inmediato todos recogieron sus pertenencias y dejaron el lugar. Excepto un labrador, Luis Delgado (sordomudo), que se dispuso a preparar la tierra para futuras  sementeras. 

Las familias, angustiadas, llegaron a sus hogares refugiándose por temor al viento.  Se reunieron a rezar el santo Rosario a la Madre de Dios. Mientras tanto empezaron a caer grandes piedras, que prometían grandes destrozos en las fincas. 

Al pasar la tormenta, el pequeño poblado de inmediato se alborota. Luis, quien se hacía entender por señas, había presenciado algo extraordinario. 

Según decía, algo había bajado del cielo cerca del  algarrobo y luego había vuelto a subir al cielo desde el mismo lugar. Eso era más o menos lo que se podía entender. Tanto alboroto se armó, que tuvo que venir el sacerdote Miguel Reser de la parroquia San Isidro Labrador,  para comprobar qué era lo que estaba pasando.

Al llegar al lugar, todos se dirigieron al algarrobo que señalaba Luis, comprobando que en esa  zona la tormenta no había causado ningún daño como era de esperar. 

Luis Delgado tomó un cuchillo y lo clavó al lado del algarrobo. Todos se sorprendieron al ver que desenterraba una pequeña imagen de María Inmaculada. Los chicos juntaban lo que caía desde la imagen mientras la limpiaban, guardándolo en sus bolsillos. Inmediatamente el sacerdote y la gente, acompañados por Luis y Don Felipe, el dueño de la tierras, caminaron en procesión hasta el pueblo en medio de las lágrimas de los humildes labradores, que vieron en ese signo un milagro de la Virgen, quien bajó del cielo para salvar las huertas de la tormenta. 

Luis Delgado, que sin poder hablar hizo hablar a muchos de las bondades de la Virgen, murió de neumonía en Villa del Carmen, San Isidro de Lules, en el año 1925, cuando se construía el Viejo Santuario para la Virgen Morenita del Valle. 

El 26 de noviembre de 2013, Pascual Radino, de 99 años, testigo vivo de aquella historia, relataba los hechos de la siguiente manera:

“El dueño del campo pidió a todos que salieran corriendo porque se venía una tormenta con granizo. El único que se quedó fue Luis. Al finalizar la tormenta vieron el primer milagro: la finca estaba intacta. Y los campesinos siguieron cosechando como si nada hubiera pasado.”

“El mudito le contaba a mi papá que él estaba arando para sembrar maíz junto con otras familias en la finca de don Felipe Auvieux cuando sintió que había tocado algo, pero siguió. En la segunda vuelta se le cayó el perchero a la mula, se paró para arreglarlo y vio un bulto enterrado. No lo podía sacar, entonces se fue a su casa y trajo un cuchillo para desenterrarlo. Eran dos imágenes de la Virgen morenita. A una la limpió y la puso al pie de una tusca. La otra dice que subió al cielo, en medio de un refucilo. El cielo estaba negro de nubarrones.”

“Durante dos semanas, el pueblo no hablaba más que de la imagen encontrada”

Capilla de la Redención

Descripción

Se construyó una capilla pequeña dedicada a la Madre del Cielo en el lugar, pero en poco tiempo quedó muy chica por la gran cantidad de fieles que  participaban de la procesión. Así, en el año 1950 el Padre Manuel Ballestero, párroco de Lules, comenzó con la nueva obra en la construcción de una iglesia más amplia, actual Santuario, en tierras donadas por el Ingeniero Manuel García Fernández.

El 8 de diciembre del año 1966, la imagen de la Virgen del Valle es trasladada al nuevo templo. En el lugar donde fue hallada la imagen de la Virgen se construyó una pequeña gruta en honor a la Madre del Cielo, centro de peregrinaciones que se realizan todos los años en la misma fecha en que fue hallada. Por su parte los 8 de diciembre se congregan unos miles de peregrinos en el Santuario.

El moderno Santuario, construido a pedido del Padre Ballestero, parece responder, arquitectónicamente hablando, a un estilo constructivo medievalista europeo caracterizado por arcos de medio punto que conforman una única nave central que permite albergar a gran cantidad de devotos que asisten a visitar a la Virgen del Valle.

Este espacio termina en un ábside de forma semicircular que alberga el altar y el camarín de la Virgen.

El frente del edificio es una sencilla fachada moderna que se reduce esquemáticamente a un plano con detalles escalonados que conforma un amplio atrio de acceso al Santuario.

El ingreso desde la ruta es a través de un hermoso parque arbolado.

Actualmente la pequeña Imagen congrega a más de 200.000 peregrinos en su nuevo  Santuario cada 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María. Si bien esta fecha no fue el día de la aparición, se celebra en este día gracias al decreto de Monseñor Barrere debido a la simultaneidad de las fechas de la Virgen del Valle en Tucumán y en Catamarca.

La visita

Llegamos los primeros días de Noviembre, con lluvia, tal y como dice el relato de la aparición. 

En el momento de nuestra visita el Santuario estaba en remodelación y preparación para la fiesta del 8 de diciembre.

De todas maneras nos permitieron recorrer el templo y ver las  antiguas imágenes. Entre los andamios nos hicimos un lugar para agradecerle a Mamá María por nuestro viaje.

La imagen se encontraba en ese momento en un costado del templo. Imagino que normalmente estará en el Camarín sobre el altar.

No muy lejos de allí está la gruta y el algarrobo donde la Virgen protegió a los pobladores de la gran tormenta. No pudimos llegar hasta la gruta ya que no está bien señalizado el camino hasta el lugar y la tormenta no ayudó a encontrar gente a quien consultar sobre cómo llegar. El lugar de la gruta se llama Bella Vista.

Como comenté, el clima lamentablemente no fue propicio para poder estar más tiempo disfrutando del parque arbolado que tiene el Santuario.

Capilla de la Redención

Tips de Viajero

  • De ser posible eviten el mes de noviembre, suele llover mucho.
  • El templo es muy bello y moderno. Lules es una población pequeña, pero no muy alejada de la ciudad de San Miguel de Tucumán.
  • El parque es hermoso para disfrutarlo, meditar y rezar.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

3 comentarios

Avatar
Matilde de las Mercedes Noceti agosto 14, 2020 - 12:50 pm

Maravillosa historia!!!! Leí el libro Corazón y también de los Apeninos a los Andes!!! Pero no conocía esta relación!!! Gracias!!! Que la Virgen Santisima nos cuide y bendiga!!!

Reply
Avatar
Hilda agosto 14, 2020 - 3:22 pm

Muy bonita historia… En Venezuela tambien se celebra y venera a la Virgencita del Valle (o Vallita como la llamamos muchos). Su fiesta es el 8 de Septiembre en la Isla de Margarita y es un gran evento ya que ademas es la Virgen de los marineros. En lo particular le tengo muchisima fe y siempre me ha acompanado en mis viajes. Naci y vivi en Caracas por muchos anos en Colinas de Vista Alegre, muy cerca de la Parroquia Nuestra Senora del Valle ubicada entre las urbanizaciones Vista Alegre y Bella Vista (al igual que el escrito)…. Hoy mas que nunca le pido a mi Vallita que interceda por nosotros y nos bendiga siempre…

Reply
Avatar
Hora agosto 14, 2020 - 8:06 pm

Muchas gracias a todos por sus comentarios

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: