Inicio Meditación Diaria Meditación del día 2 de Septiembre

Meditación del día 2 de Septiembre

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas 4,38-44

Evangelio según San Lucas 4,38-44.

Al salir de la sinagoga, entró en la casa de Simón. La suegra de Simón tenía mucha fiebre, y le pidieron que hiciera algo por ella.
Inclinándose sobre ella, Jesús increpó a la fiebre y esta desapareció. En seguida, ella se levantó y se puso a servirlos.
Al atardecer, todos los que tenían enfermos afectados de diversas dolencias se los llevaron, y él, imponiendo las manos sobre cada uno de ellos, los curaba.
De muchos salían demonios, gritando: «¡Tú eres el Hijo de Dios!». Pero él los increpaba y no los dejaba hablar, porque ellos sabían que era el Mesías.
Cuando amaneció, Jesús salió y se fue a un lugar desierto. La multitud comenzó a buscarlo y, cuando lo encontraron, querían retenerlo para que no se alejara de ellos.
Pero él les dijo: «También a las otras ciudades debo anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, porque para eso he sido enviado».
Y predicaba en las sinagogas de toda la Judea.

Clic para descargar el audio

La suegra.

1) Con fiebre: en latín la palabra fiebre se deriva de «locus». Significa que ve cosas que no son. ¿Y por qué te digo esto? Porque hay momentos en la vida que tenemos este tipo de fiebre, en donde vemos cosas que no son y hasta nos sulfuramos o levantamos temperatura por cosas que son producto de nuestra imaginación. Cuántas conclusiones sacas adelantadas que te llevan a cometer errores, los cuales después no sabes cómo arreglar. Para la cura de esto te sugiero la oración, el hablar con alguien lo que pasa por tu vida y el ayudar a alguien.

2) Lugar desierto: Lucas en su evangelio siempre acentúa esto, la parte orante de Jesús, ese espacio buscado para estar a solas con su Padre Dios. Vos también, aunque sea en el desierto de tu auto o de tu habitación busca ese momentito para hablar con Él o simplemente estar con Él. Ese rinconcito que llene tu alma. Porque cada día tiene su exigencia…

3) Lo buscaban: la multitud aprisiona y absorbe. Es clave tener los pies en la tierra y recordar que uno tiene un amplio camino. Incluso cuidado con las exclusividades, porque puede llevarte a que luego no sepas administrar tus tiempos, lo que importa para tu misión. Es importante recordar que uno tiene una tarea amplia en esta vida, y debe saber uno administrar sus tiempos y recordar sus límites.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Un año con Jesus

Related Articles

4 comentarios

Avatar
Luz marina Galeano septiembre 2, 2020 - 1:13 am

Gracias por tan hermosos mensajes. Día a día ..me llena mi espíritu en estos momentos de aflicción ..Dios nos cuida y guarda .. ya que nos da su favor ..el favor de Dios .🌲〽️🌴Bendiciones

Reply
Avatar
Oscar Orlando Gracia Sobalbarro septiembre 2, 2020 - 7:21 am

Gracias, Alabado sea El Señor. un pasito a la vez, he oído la meditación, ahora agradecerle a Dios. Espero algun dia estar listo para hacer lo que he venido a hacer, ni se si lo estamos haciendo ya, con Fe en el estoy en su camino y camino.

hasta mañana padre

Reply
Avatar
Amanda López septiembre 2, 2020 - 8:58 am

Gracias por sus análisis tan hermosos,me encantan

Reply
Avatar
Joaquin Isla septiembre 2, 2020 - 11:58 am

Dios los bendiga

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: