Inicio Opinión Evangelio de San Lucas: misericordia y amor al prójimo

Evangelio de San Lucas: misericordia y amor al prójimo

por Diego German Georgieff
Cristo en la Cruz

«El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes» (Papa Francisco – Evangelii Gaudium 175) .

Los invito a reflexionar sobre la importancia de la Palabra y de la Oración, y en esta primer entrega quisiera compartirles sobre la Misericordia a través de analizar con cierta profundidad Pastoral en esta oportunidad el Evangelio de Lucas, para que desde la Palabra de Dios, la vida diaria de todos nosotros, manifieste el rostro del Padre misericordioso con toda persona, en todo lugar y en toda circunstancia.

El objetivo del material que les comparto tiene como eje principal trabajar o conocer un poco más en detalle el Evangelio de Lucas, y sobre este quisiera plantear un tema que por cierto es propicio siempre y mucho más en este Tiempo de Cuaresma y en recuerdo a lo que fue el  año de la Misericordia  y que no es otra cosa que:

«El Amor al Prójimo».

El amor al otro, el amor al prójimo, el amor mutuo están muy presentes en la predicación y la práctica de Jesús, como reflejo obligado del verdadero y auténtico amor a Dios. Debemos entender las palabras que emanan de las Sagradas Escrituras para profundizar en ellas y comprometernos desde nuestra vida de Laicos a llevarlas a cabo en nuestras familias, en nuestros trabajos y hasta en los mismos confines de la Tierra.

La Lectio-Divina y la Oración serán herramientas sólidas para que poner en práctica y que nos han de llevar a lograr una comprensión y profundidad del mensaje que se pretende transmitir y ante todo, fijar como calidad de vida. En el compromiso y en la acción están puestos los objetivos que nos proponemos para que cada uno, acercándonos al prójimo desde el amor y la misericordia del Padre podamos ayudar y ser ayudados.

 «Diferentes culturas y relación entre los Humanos».

Practicar en la Diferentes culturas un buen equilíbrio de las Relaciones Humanas es tratar a todos por igual, porque en nuestro prójimo está nuestro hermano, y en nuestro hermano está el rostro de Cristo vivo.

Los factores de respeto, comprensión, cooperación, comunicación y cortesía entre otros son aspectos más que importantes para tener presente.

Hay muchos Textos bíblico para tratar el tema de cómo tratar al Prójimo y como hacer que las relaciones sean exitosas, pero el que elijo para esta oportunidad es:

Lucas 4:18-19 El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor

De esto y de tantas otras cosas se plantean para llevar nuestra vida adelante: Sanar y ayudar a todos los que nos rodean, a los efectos de poder ayudarnos todos mutuamente.

Entender la importancia y la reflexión sobre la MISERICORDIA.

Este tema enmarca la totalidad del evangelio de San Lucas y se hace además presente en momentos claves de la vida y del ministerio de Jesús (Lc 6,37; 7,42.47; 12,10; 17,3), pero quizá donde se hace más sólido es en los acontecimientos que rodean a la cruz, en los textos exclusivamente lucanos que no se encuentran en los otros evangelios.

En la presencia del perdón y la conversión en momentos culminantes de su evangelio, Lucas ha insertado unos cuantos relatos o parábolas que los otros evangelios desconocen y en los que destacan el perdón y la misericordia como tarea del Padre, de Jesús e, incluso, del creyente.

Entender la importancia y la reflexión sobre el DIÁLOGO.

La Oración es una de las grandes manifestiones del Dialogo, Jesús nos ha enseñado a Orar y a comunicarnos a través de la Oración con Dios. Existen miles de citas bíblicas al respecto y Lucas es un gran maestro en esta cuestión.

Muchas veces nos hacemos esta pregunta, “¿QUÉ ES ORAR?” A veces nos cuesta mucho entender que es orar, del mismo modo nos cuesta esforzarnos para acercarnos al Señor, nos falta experiencia de apertura, de saber como acogerlo, de saber esperarlo. Sin embargo El, quien más nos ama, esta siempre esperándonos, y lo curioso  es que no está lejos, está muy junto a nosotros, suplicando en nuestros oídos que nos abramos a El, que le escuchemos, que no nos desentendamos de El, que lo acojamos en nosotros.

El no se cansa nunca de invitarnos. Entonces orar es substancialmente dar el sí en la gracia, es contestar la invitación del Señor, es un decir: «Aquí estoy, Señor».

Les invito a:

·      Lectura Bíblica: Jesús se retira a orar, (Lc 3, 21-22).

CONCLUSIÓN:

Es importante como cierre de este material destacar no solo la importancia del Evangelio de Lucas sobre la Misericordia y el Amor al Prójimo, sino de toda la Palabra de Dios a través de la Biblia. Tenemos que entender que Jesús nos pide vivir bajo sus enseñanzas, en un mundo tan convulsionado, débil y falto de Fe. Hoy los humanos estamos en un estado de Crisis Profunda y es necesario reflexionar.

Quisiera destacar ejemplos de Misericordia, Dialogo, contención y sabiduría, a lo largo de la Historia y que son y han sido a mí entender, entre otros: San Francisco de Asís, Madre Teresa, Juan Pablo II y ahora el indiscutible Papa Francisco

Justamente creo propicio citar algunas de las palabras del Santo Padre en  la JMJ en Cracovia para sellar cuán importante es la misericordia y el amor al prójimo:

«Hay guerra por intereses, hay guerra por el dinero, hay guerra por los recursos de la naturaleza, hay guerra por el dominio de los pueblos, esto es la guerra», dijo.

«Alguien puede pensar que estoy hablando de guerra de religiones: no», insistió, para espanto de esos sectores conservadores que lo critican por no denunciar justamente eso. «Todas las religiones queremos la paz. La guerra la quieren los otros.

Desierto marcas de piesPidamos a Dios poder ser Peregrinos de esta Tierra y transitar un CAMINO DE ENCUENTRO

Si hablamos de Camino pensamos en un sendero, en una ruta, en un río, o en tantas otras formas que podamos atravesar y que nos llevan de un punto a otro, a través del cual las dificultades, los tiempos, las personas que nos acompañen, y aquellos que nos encontremos durante el recorrido serán los misterios propios de nuestro «peregrinar».

Si hablamos de Encuentro pensamos en un acto de coincidencia en un punto entre dos personas o de una persona con algún objeto. Dicha coincidencia puede ser programada o fortuita, y a raíz de esto seguramente el encuentro sea generador de alguna acción que sirva para algo en particular.

Si hablamos de Camino de Encuentro pensamos justamente en la unión de aquel sendero donde se produce ese acto de coincidencia entre las dos personas o de una persona con algún objeto.

Muchas veces el encuentro nace como iniciativa de  un espacio de reflexión personal con nosotros mismos, y especialmente esto permite que podamos enriquecernos y fortalecernos para seguir adelante en nuestro camino llamado  » Vida».  Un Camino de Encuentro personal e intimo intenta ser un punto de reunión que enriquezca nuestra Alma y nuestro encuentro personal y comunitario con Dios, y  un camino a través del cual podamos evolucionar internamente, para poder llegar a los demás de una manera abierta y solidaria, invitando a que todo aquel «peregrino» que tenga ganas, nos acompañe en nuestro caminar, y compartir experiencias e historias de vida, que nos enriquezcan a todos.

La Palabra de Dios y por sobre todo la Oración no dejan de ser y representar en sí misma y a través de la Biblia. un Camino de Encuentro, porque de ella surgen un montón de enseñanzas y reflexiones que nos sumergen en un diálogo permanente…

Entre tu Alma y Dios

Entre Dios y tu Alma

Entre Vos y Yo

Bendecida Jornada para Todos!

y como sabemos «Lo que se comparte se Multiplica» (Papa Francisco)

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: