Inicio Bitácora del Peregrino Turks & Caikos

Turks & Caikos

por Horacio Espinosa
our-lady-of-divine-providence2

A veces los lugares santos los hacen los hechos que allí acontecieron, otras veces los hacen las comunidades actuales.

En esta oportunidad quiero contarles mi experiencia vivida en una comunidad muy pequeńa. Estamos hablando de la isla Providenciales en el archipiélago West British Indies en el Océano Atlántico.

La isla al ser parte de la Gran Bretańa es predominantemente Protestante, pero a pesar de sus pocos habitantes hay una comunidad Católica con mucha fuerza de la cual quiero contarles hoy.Basada en la parroquia Nuestra Señora de la Divina Providencia con un párroco colombiano y dos presbíteros (uno es espańol, y el segundo no se de que nacionalidad es pero si habla Creole, que es la lengua de los que aquí han nacido).

Ellos tres se ocupan de mantener la llama de Jesus viva en el Archipiélago, concurriendo por avión una vez al mes a alguna de las islas mas lejanas donde celebran la Santa Misa. Pero llama realmente la atención que en esta parroquia de la isla de Providenciales haya misa diaria, dos misas los sábados y tres misas los domingos, mas adoración al Santísimo Sacramento los días Viernes, al menos así se anuncia en la pagina web de la parroquia, y esto nos llamó mucho la atención: ¿Cómo era posible tanta celebración Católica en una isla con pocos habitantes y donde la mayoría eran Protestantes? Eso debíamos verlo.

Entonces nos dirigimos a la parroquia en día viernes a la hora señalada por la página web como comienzo de la celebración de la Santa Misa.

Al llegar notamos que la iglesia estaba cerrada, pero antes de llegar a pensar que nos habíamos informado mal, se acerca una señora súper amable y nos dice que la Santa Misa se celebraba en la Capilla de Adoración, lo cual ya sonaba interesante.

Allí nos dirigimos y al comenzar la misa éramos 8 personas. Era claro para todos que nosotros no pertenecíamos a esa comunidad, pero a nadie le importo eso. La misa fue hermosa, intima y muy cercana, con un sacerdote español hablando en Inglés y todos sentados alrededor del altar. Ya esto me trajo un recuerdo del cenáculo, de la última cena, hermoso recuerdo en si.

Al ser pocos la celebración duro poco más de media hora, al finalizar se nos acerca una señora y nos dice que inmediatamente después de la Misa comenzaba la Adoración al Santísimo Sacramento. Vuelve a ingresar el mismo sacerdote, ya éramos alrededor de 15 personas en la Capilla y comenzamos a orar, algunas oraciones en Inglés y otras en latín. Poco antes de que ingrese el sacerdote se acerco un señor y me entregó dos libritos, uno era el Santo Rosario de Juan Pablo Segundo, y el otro era un conjunto de oraciones en Frances, Inglés, Creole y Latín, en ese momento no entendía bien por que me lo daba.

Luego de los primeros minutos en Adoración, una persona a mi derecha comienza a rezar el Rosario en Francés, así fue que terminamos el primer misterio en Francés. Luego claramente era mi turno, pero sinceramente no sabia que hacer o mejor dicho, yo no hablo Francés, en que idioma debía seguir. Entonces un señor que solo hablaba Creole me indica que debía seguir el segundo misterio en Inglés.

Mi cerebro no comprendía, sin anteojos veo poco, y a eso sumado a la emoción no tenia idea bien de como seguir, dado que en Inglés no se rezar, una señora siguió rezando en Inglés para ayudarme a terminar el segundo misterio.

Luego es el turno de otra seńora que lee y reza el tercer misterio en Espańol. Cada vez mi cerebro comprendía menos. Llega el momento del cuarto misterio y el señor que me había alcanzado los libritos al comienzo, si ese que solo hablaba Creole, reza el cuarto misterio en Creole. Hasta acá, cuatro misterios, cuatro lenguas distintas, y todos comprendíamos que pasaba allí. Llega el momento del quinto y último misterio y lo leyeron y rezaron entre dos personas, una en Francés y la otra en Inglés. Era un Pentecostés con leguas modernas, cada uno hablaba su lenguaje y todos comprendíamos.

Fue una experiencia única, Santa ya que son una comunidad Santa. Al finalizar pudimos conversar con el párroco quien nos contó que hace 6 años esta en este lugar, también nos dijo que los días de semana no hay mucha gente el las misas pero que los fines de semana suelen ser mas de 150 en cada horario, siendo que dan una misa en Ingles, otra en Español y la más popular en Creole, el idioma nativo de la isla.

Su misión en esta isla es realmente difícil, ya que al ser Británicos la mayoría de los habitantes son Protestantes. Entonces la pregunta que nos surgió e hicimos al párroco fue, ¿Dónde celebran la misa para tanta gente?

Asi fue que nos mostró el templo principal, que sin duda nos dejo sin palabras. Es un templo moderno que tiene apenas 5 años, diseñado según el Concilio Vaticano 2do. Es decir uno ingresa y la figura principal es Cristo y debajo de su imagen se sienta el celebrante. Desde la silla del celebrante hacia el frente del templo está situado el altar y siguiendo en el mismo sentido el octógono bautismal. Los feligreses sentados en asamblea donde todo se puede ver las caras entre si y claro, alrededor del Altar. Cuadros icónicos hermosos adornan las paredes.

Tips de Viajero.

  • El archipiélago llamado West British Indies también conocido como Turks & Caikos no esta a más de dos horas de vuelo desde Miami.
  • Providenciales no es la isla mas grande aunque si la más desarrollada.
  • Si vienen no puede dejar de visitar esta parroquia llamada, Nuestra Señora de la Divina Providencia, en especial los días Viernes de adoración.
  • No estuvimos para la celebración del día Domingo, pero nos cuentan que al ser tan popular es muy hermosa.
  • La comunidad Santa (perdón por denominarla así, pero es lo que sentí) es algo especial y digno de vivir y aprender.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: